Sentencia 8158 de febrero 14 de 1997 

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN CUARTA

Consejero Ponente:

Dr. Julio E. Córrea Restrepo

Ref.: Expediente 8158

Santafé de Bogotá, D.C., catorce de febrero de mil novecientos noventa y siete.

EXTRACTOS: «Consideraciones de la Sala

La apelante concretó su inconformidad a que toda vez que la sociedad actora, previo a elevar los proyectos de corrección ante la administración, presentó las liquidaciones privadas del impuesto a las ventas relativas a los bimestres III, IV, V y VI de 1991, firmadas por quien legalmente correspondía, ante el banco, debía entenderse que su intención era acogerse al procedimiento previsto en el artículo 602 del estatuto tributario, pues si bien existen hechos indicativos de que pretendía acatar el procedimiento regulado por el artículo 589-1, la intencionalidad de la sociedad no resultó clara del todo, motivo por el cual calificó de injusta la decisión del a quo, que no valoró las consecuencias surgidas de un acto del contribuyente.

Dentro del procedimiento tributario, en relación con la obligación de declarar, se halla de una parte regulada la posibilidad de presentar de manera extemporánea las liquidaciones privadas, tal como se desprende del artículo 641 del estatuto tributario, en cuyo caso los contribuyentes obligados a declarar, que presenten de manera extemporánea sus denuncios tributarios, deberán liquidar y pagar una sanción por cada mes o fracción de mes de retardo, equivalente al 0.5% del total impuesto a cargo o retención objeto de la declaración, sin exceder del 100% del impuesto o retención de que se trate, y de otra parte se encuentra consagrada, en el artículo 589-1, la facultad en cabeza de los contribuyentes, de corregir algunos de los errores que implican tener la declaración por no presentada, evento en el cual deberán liquidarse una sanción equivalente al 10% de la sanción de que trata el artículo 641 antes citado y presentar un proyecto de corrección ante la administración, donde se enmienden tales inconsistencias, antes de que les sea notificada sanción por no declarar.

De suerte que si la sociedad actora había presentado oportunamente sus declaraciones de ventas por los períodos discutidos, con la falencia relativa a la firma del revisor fiscal, era apenas lógico que corrigiera tal inconsistencia, liquidándose la sanción por extemporaneidad reducida y no la plena, que se causa como es sabido, con la presentación de las liquidaciones en forma extemporánea.

Para la Sala resulta extraño pretender, que si el procedimiento tributario regula de manera específica la corrección de las declaraciones privadas, que contengan inconsistencias que puedan dar lugar a tenerlas por no presentadas, por el hecho de que un contribuyente de manera equívoca en un primer término presente las declaraciones de corrección ante el banco, liquidándose la sanción reducida de que trata el artículo 589-1, el que luego no le sea dable en cumplimiento de la misma disposición, elevar su proyecto ante la administración, con el argumento de que ya optó por el procedimiento de la presentación extemporánea de sus declaraciones, regulado por el artículo 641 ib., dirigido a quienes no hubiesen presentado denuncio alguno y no a quienes lo hubieren hecho con alguna inconsistencia y por ende les fuere permitido corregir, pues a juicio de la Sala ambas situaciones no son comparables. Una cosa es presentar la declaración privada oportuna pero con alguna inconsistencia, para lo cual es dable corregir y otra muy distinta es no cumplir dentro de la oportunidad legal con el deber de declarar, para lo cual es dable hacerlo de manera extemporánea, lógicamente con una sanción mucho más alta que en el evento anterior.

Así las cosas no puede prosperar el recurso objeto de análisis, pues la administración no podía entender que si la sociedad había presentado sus declaraciones de ventas con una inconsistencia que la ley le permitía corregir, al tratar de hacerlo, estaba presentando nuevamente tales declaraciones como si fuese la primera vez, es decir, extemporáneamente y renunciando a su derecho a corregirlas, para pagar una sanción mayor que ni siquiera se liquidó.

Por lo anterior considera la Sala, que los argumentos de la recurrente no son suficientes para desvirtuar el fallo apelado y por ende procederá a confirmarlo».

Magistrados: Delio Gómez Leyva, presidente—Germán Ayala Mantilla—Julio E. Correa Restrepo—Consuelo Sarria Olcos.

Carlos A Florez Rojas, secretario.

________________________________