Sentencia 8244 de agosto 1º de 1997 

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN CUARTA

DECLARACIONES EN QUE SE LIQUIDAN IMPUESTOS ILEGALES

NO CONSTITUYEN TÍTULO EJECUTIVO NI SON EXIGIBLES

EXTRACTOS: «Debe la Sala decidir respecto de la excepción de falta de título ejecutivo que propuso la sociedad actora al notificarse del mandamiento de pago, que con fundamento en la liquidación privada del impuesto sobre las ventas del IV bimestre de 1992 presentó la actora, el 22 de septiembre del mismo año, al entender que estaba obligada al pago del impuesto por los servicios prestados durante este período al sector empresarial, en razón de lo dispuesto en la Ley 6ª de 1992 y a su vigencia “a partir del 1º de julio de 1992” declarada por los artículos 1º y 3º del Decreto 1107 de 1992, norma reglamentaria que fue suspendida por el Consejo de Estado por auto de septiembre 4 de 1992 y retirada definitivamente del orden jurídico en virtud de la sentencia del 29 de febrero de 1993. (Expedientes 4280 y 4308, Actores Germán Cavalier y Diego Mauricio Bejarano Daza, Ponente doctor Guillermo Chahín Lizcano(*).

(*) Véase J. y D., Nº 251, pág. 1067, y Nº 257, pág. 445 (N. del D.).

De acuerdo con lo anterior, cuando la contribuyente presentó la declaración tributaria para incluir los servicios gravados en la Ley 6a de 1992, la norma reglamentaria que anticipaba su aplicación tenía suspendida su vigencia.

En este orden de ideas no estaba obligada por la ley, la Cámara de Comercio de Bogotá a presentar declaración tributaria sobre el impuesto al valor agregado IVA por el IV bimestre de 1992 sobre los servicios que antes de la vigencia de la Ley 6ª de 1992 no estaban sujetos al IVA.

Si bien es cierto que la Cámara de Comercio de Bogotá presentó sobre dichos servicios la declaración tributaria y la liquidación privada del impuesto y que este documento privado se encuentra dentro de la enumeración de los que constituyen título ejecutivo que trae el artículo 828 del Estatuto Tributario, es necesario, para darle tal connotación examinar su eficacia frente a la ley, aspecto que debe analizar el funcionario ejecutor antes de emitir el mandamiento de pago, o al conocer de la excepción propuesta, ya que sin el cumplimiento de las condiciones legales, no puede exigirse el pago y tal cosa ocurre cuando el documento ha sido suscrito sin voluntad debido al constreñimiento físico, moral o psicológico de un tercero, por error, sin causa legal, etc.

Cuando se trata de impuestos cuya única fuente de obligación es la ley, la circunstancia de presentar una liquidación privada no puede tenerse como la fuente de la obligación y causa del título ejecutivo, pues la ley tributaria señala que el Estado no aspira a que el contribuyente se le exija más de aquello con lo que la misma ley ha querido que coadyuve a las cargas públicas de la Nación (E.T., art. 683).

Además, es la misma ley tributaria la que no reconoce efecto legal a las declaraciones tributarias presentadas por los no obligados a declarar (E.T., art. 594)

En consecuencia en estos casos, si la declaración tributaria se presenta sin sustento legal y por lo tanto no estando el contribuyente obligado a presentarla, la determinación de las sumas a cargo en las liquidaciones privadas contenidas en el formulario oficial, no constituyen título ejecutivo ni son exigibles, y en este sentido debe precisarse que el artículo 828 del Estatuto Tributario, numeral 1º, sólo se refiere a aquellas liquidaciones privadas que han sido presentadas para declarar obligaciones tributarias con causa legal.

Si bien es cierto que la Cámara de Comercio de Bogotá, al declarar un impuesto sin haberse producido el hecho generador del tributo y sin estar obligada a denunciar ingresos no gravados, debió corregir su declaración, no puede la administración castigarla con la exigencia de un tributo que no se causa conforme con la ley.

En este orden de ideas, propuesta la excepción de falta de título ejecutivo, debió la administración, por lo menos, suspender la acción de cobro e investigar al declarante a efecto de establecer, de acuerdo con la ley, la existencia o no del tributo declarado, en cabeza del declarante, en la medida que el ejecutado cuestionó frente a la ley, la falta de validez de la liquidación privada, presentada, por no haberse cumplido el supuesto legal o hecho generador de la obligación tributaria.

Como bien lo advierte la representante del Ministerio Público, la vía para controvertir el mandamiento de pago con base en un título como el mencionado, son las excepciones autorizadas por el artículo 831 del Estatuto Tributario y de acuerdo con lo expuesto la excepción de falta de título ejecutivo ha debido prosperar.

De acuerdo con lo anterior, la Sala dará prosperidad a la excepción propuesta de falta de título ejecutivo con relación al IVA no causado por los servicios no comprendidos en el artículo 420 del Estatuto Tributario, antes de la vigencia de la Ley 6ª de 1992 artículo 25, que la administración y la actora cuantifican en la suma de $ 65.850.000, suma que fue cancelada el 9 de enero de 1996 en el Banco de Occidente con el recibo Nº 239430124 (fl. 96) y que no controvirtió la administración.

En consecuencia la Sala revoca la sentencia para acceder a las súplicas de la demanda».

(Sentencia de agosto 1º de 1997. Expediente 8244. Consejera Ponente: Dra. Consuelo Sarria Olcos).

______________________________