Sentencia 828 de enero 22 de 1993 

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN QUINTA

INHABILIDADES ELECTORALES

PROHIBICIÓN DE SER ELEGIDO PARA MÁS DE UN CARGO

EXTRACTOS: «A folio 58, obra certificación suscrita por el Registrador Municipal del Estado Civil de López de Micay (Cauca), según la cual, el señor Azael Riascos fue elegido, en ese municipio concejal, para el período 1990-1992 y alcalde para el período 1992-1994.

En constancia calendada el 24 de marzo de 1992, visible al folio 2, el alcalde municipal de la localidad aludida, pone de manifiesto, que a la fecha, el señor Riascos era “... concejal del municipio de López de Micay” y posteriormente anota que, en los registros de su Despacho, no existe constancia de que, antes de las elecciones del 8 de marzo de 1992, hubiera presentado renuncia a dicho cargo.

Los documentos aludidos, se reputan válidos, por mandato del artículo 25 del Decreto 2651 de 1991; éstos, junto con el acta parcial de escrutinios de votos, para alcalde (fls. 18-19), demuestran que el señor Azael Riascos Urbano, no renunció a su cargo de concejal y por ende mantuvo, simultáneamente, la calidad de concejal y alcalde del municipio de López de Micay, pues como miembro del cabildo, el período respectivo culminaba el 31 de julio de 1992 (art. 85 D. 1333/86) y como alcalde popular se iniciaba el 1º de junio de 1992 (art. 1º L. 78/86), luego, si entre el 1º de junio y el 31 de julio de 1992, coincidieron los períodos de concejal y alcalde, en cabeza de Azael Riascos Urbano, se configuró el supuesto fáctico de la norma constitucional invocada en la demanda y que a la letra dice:

“Art. 179.—No podrán ser congresistas: (...)

8. Nadie podrá ser elegido para más de una corporación o cargo público, ni para una corporación y un cargo, si los respectivos períodos coinciden en el tiempo, así sea parcialmente. (...)’’.

El a quo sostiene que como el precepto transcrito está ubicado en el título VI (De la Rama Legislativa) capítulo 6 (De los congresistas) de la Constitución Nacional, se aplica a los congresistas. Al respecto, cabe anotar que en reciente decisión, con ponencia de quien también lo es en esta oportunidad, la Sala sentó un criterio opuesto al expresado por el a-quo, en cuya parte pertinente se lee:

“Así lo hizo el señor Manrique Cuevas, que no renunció al cargo de diputado y lo ejerció en coincidencia, así fuera de manera parcial, con el de concejal, que le otorgó el pueblo de Floridablanca el 8 de marzo de 1992, violando claramente el artículo 179 numeral 8º de la Constitución Nacional, norma que como acertadamente lo dice el Tribunal, se aplica a todas las personas ya que no hace distinciones en este sentido y el estar incluida en el capítulo 6 que regula las inhabilidades de los congresistas se debe más a un error de ubicación que de limitaciones en su aplicación”. (Exp. 0815. Sentencia de noviembre 19 de 1992. Actor: Walter Alvaro Torres Rodríguez).

Si el artículo 179 de la Constitución Nacional, consagra las inhabilidades para ser congresista y en el numeral 8º, señala en sentido general para todos los residentes en Colombia, que “nadie podrá ser elegido para más de una corporación o cargo público, ni para una corporación y un cargo, si los respectivos períodos coinciden en el tiempo, así sea parcialmente”, tenemos que concluir que en dicha norma se está consagrando una inhabilidad que cobija a todas aquellas personas que en un momento dado formen parte de una corporación pública u ocupen un cargo público.

Como el señor Azael Riascos Urbano para la fecha en que fue elegido alcalde del municipio de Micay (marzo 10 de 1992), para el período de 1992-1994, tenía la calidad de concejal del mismo municipio, conforme a la certificación y constancia mencionadas al principio de estas consideraciones, tenemos que concluir que se encontraba cobijado por la inhabilidad mencionada y por ello, deberá anularse su elección como alcalde del citado municipio.

Respecto a lo señalado en los artículos 291 y 312 de la Constitución Nacional, debe tenerse en cuenta que en dichas normas se consagran incompatibilidades respecto a los miembros de las corporaciones públicas de las entidades territoriales para “aceptar” cargo o empleo alguno en la administración pública, lo que significa que estas disposiciones tienen aplicación, cuando se trata de empleos en los que se da el respectivo nombramiento y no cuando su origen es una elección, como ocurrió en el presente caso.

Conforme a lo anotado antes, debe concluirse que lo dispuesto en el artículo 1º de la Ley 49 de 1987, por ser norma anterior a la vigencia de la actual Constitución Política y no acorde con la inhabilidad consagrada en el numeral 8º del artículo 179 de la misma, quedó derogado».

(Sentencia de enero 22 de 1993. Expediente 0828. Consejero Ponente: Dr. Luis Eduardo Jaramillo Mejía).