Sentencia 8346 de julio 18 de 1997 

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSA ADMINISTRATIVO

SECCIÓN CUARTA

Consejera Ponente:

Dra. Consuelo Sarria Olcos.

Ref.: Radicación 8346

Santafé de Bogotá, D.C., dieciocho de julio de mil novecientos noventa y siete.

Apelación sentencia de febrero 7 de 1997 del tribunal administrativo de Cundinamarca en juicio de nulidad y restablecimiento del derecho de carácter fiscal. Impuesto ventas 2º bimestre de 1995.

Actor: Inversiones Cromos S.A.

Fallo

EXTRACTOS: «Consideraciones de la Sala

Como los aspectos planteados en la apelación, referentes a la legalidad de la actuación administrativa contenida en el auto inadmisorio 000635 del 14 de marzo de 1996, por el cual la división de devoluciones de la Administración de Impuestos y Aduanas Nacionales de Bogotá dispuso admitir la solicitud de compensación del saldo a favor determinado por la sociedad Inversiones Cromos S.A. en la declaración de ventas correspondiente al segundo bimestre de 1995, devolverla al interesado para subsanar los errores advertidos y presentarla nuevamente en debida forma, fueron materia de análisis en el proceso 8353, entre las mismas partes y por idénticos motivos, pero respecto de la solicitud de devolución de otro período fiscal, la Sala reitera las consideraciones expuestas en el fallo proferido el 4 de julio de 1997, con ponencia del doctor Julio E. Correa Restrepo, en el cual dijo:

“Observa la Sala que el auto acusado fue proferido porque la solicitud no cumplía los requisitos formales previstos en los numerales 1º y 2º del artículo 857 del estatuto tributario, disposición que consagra las causales por las cuales las solicitudes de devolución o compensación deben inadmitirse, y dispone:

“...Las solicitudes de devolución o compensación deberán inadmitirse cuando dentro del proceso para resolverlas se dé alguna de las siguientes causales:

1. Cuando la declaración objeto de la devolución o compensación se tenga como no presentadas por las causales de que tratan los artículos 580 y 650-1.

2. Cuando la solicitud se presente sin el lleno de los requisitos formales que exigen las normas pertinentes.

(...).

PAR. 1º—Cuando se inadmita la solicitud, deberá presentarse dentro del mes siguiente una nueva solicitud en que se subsanen las causales que dieron lugar a su inadmisión.

Vencido el término para solicitar la devolución o compensación la nueva solicitud se entenderá presentada oportunamente, siempre y cuando su presentación se efectúe dentro del plazo señalado en el inciso anterior.

(...)”.

“Teniendo en cuenta la anterior disposición, a juicio de la Sala, es evidente que el auto inadmisorio dictado dentro del trámite de devolución o compensación de saldos a favor, es un acto que no pone fin a la actuación administrativa ni toma una decisión sobre el fondo del asunto, y por ello no tiene el carácter de definitivo, toda vez que no hace imposible continuarla, sino por el contrario, abre las puertas para que el peticionario subsane los errores y pueda presentar nuevamente la solicitud.

Estos actos administrativos de trámite no pueden comprenderse dentro de los actos sujetos a control jurisdiccional, entre otras razones, porque además de no poner término al proceso administrativo, contra ellos no hay recursos, y por lo general no son notificables, de donde se infiere que no se puede predicar el agotamiento de la vía gubernativa, requisito indispensable para acudir en demanda ante la jurisdicción de lo contencioso administrativo de actos particulares, consagrado en el artículo 135 del Código Contencioso Administrativo.

Por ello, a juicio de la Sala no es acertada la interpretación que hace el tribunal cuando considera que de conformidad con el artículo 50 del Código Contencioso Administrativo el auto acusado no obstante ser un acto de trámite, es de los que pone fin a la actuación, pues la inadmisión decide el asunto negativamente y por ello, es susceptible de ser demandado ante esta jurisdicción.

En sentir de la Sala, ciertamente como lo solicitó la apoderación judicial de la Nación, lo conceptúo la agencia del Ministerio Público, y lo plasmó en su salvamento de voto el magistrado del tribunal, las anteriores consideraciones son suficientes para revocar la sentencia apelada y en su lugar declararse inhibida la corporación para hacer un pronunciamiento de fondo”.

De conformidad con los planteamientos transcritos que resultan aplicables para resolver la controversia planteada, la Sala procederá previa revocación de la sentencia apelada, a declararse inhibida para efectuar un pronunciamiento de fondo.

En mérito de lo expuesto, el consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Cuarta, administrando justicia en nombre de la república y por autoridad de la ley.

______________________________