Sentencia 8412 de junio 13 de 1996 

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA DE CASACIÓN LABORAL

CONCILIACIÓN LABORAL

HECHOS QUE NO AFECTAN SU VALIDEZ

EXTRACTOS: «No sobra aclarar que de antaño la jurisprudencia ha reconocido que los interesados pueden acudir a la conciliación con fórmulas preestablecidas a fin de rodearlas de las mayores garantías legales y se ha explicado que en tal caso “...no hay lugar a la presentación de fórmulas por parte del juez o del inspector, porque como bien lo dice el recurrente, “resultaría ridículo en la práctica, que el funcionario se empeñara en procurar un acuerdo amigable que ya las partes tienen logrado”, o en cambiar sus términos con lo que se llegaría a entrabar, cuando no a ponerlo en peligro, el arreglo convenido por las partes. Otra cosa es que no lo prohije si considera que es inconveniente (...). Pero cuando la solución que los interesados le presentan es justa y equitativa, deberá acogerla y consiguientemente consignará en el acta correspondiente sus términos...” (Sent. mar. 12/73).

En lo que hace al cuestionamiento referente a que en el asunto de los autos el acta conciliatoria consta en documentos membreteados de la entidad accionada, dada la escasa formalidad que la ley impone al acto conciliatorio resulta claro que no conduce a su anulación; cuando más, puede reprocharse al funcionario la equívoca presentación del instrumento, pero en modo alguno es dable derivar de ella por sí sola la irritud del convenio.

Por último, con relación a la competencia territorial del funcionario judicial conciliador, si bien en principio éste debe ser el mismo facultado para conocer del eventual proceso (CPL, art. 20), el hecho de que se realice el acto ante el juez de otro lugar, configura una informalidad intranscendente que incluso en tratándose de un juicio es susceptible de saneamiento pleno por la mera aquiescencia tácita de los interesados (CPC, art. 143, inc. 5º y 144, ord. 5º) y no debe olvidarse que en materia laboral se admite que las partes por sí solas transijan sus conflictos jurídicos, siempre que no se trate de derechos ciertos e indiscutibles del trabajador, de manera que si convienen en conciliar sus diferencias ante un juez que así lo permite, aparece a todas luces irrelevante para los efectos de la validez del arreglo, que éste no sea el competente por el factor territorial».

(Sentencia de casación, junio 13 de 1996. Radicación 8412. Magistrado Ponente: Dr. Francisco Escobar Henríquez).

_________________________