Sentencia 8509 de abril 24 de 1996 

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA DE CASACIÓN LABORAL

PAGO DE CESANTÍA PARCIAL

TRABAJADOR QUE ENDOSA Y DEVUELVE EL CHEQUE AL EMPLEADOR

EXTRACTOS: «Dijo el sentenciador en relación con el auxilio de cesantía parcial que su cancelación había quedado demostrada con la solicitud de pago parcial, la resolución del Ministerio de Trabajo que lo autorizó, el comprobante de pago y el microfilme del cheque girado a nombre del demandante. Estimó que el actor no había demostrado que la demandada se hubiera apropiado de ese dinero ni que se hubiera cambiado el destino de la cesantía. Y tuvo por demostrado con la copia del cheque y la constancia expedida por el banco girado que el actor lo endosó después de levantada la restricción que impedía su negociabilidad y al respecto dijo que “tal evolución es producto de su negociabilidad y el destino del mismo a partir de ese momento no tiene por qué estar sometido o ser vigilado por el primer beneficiario, a menos que acredite no haber recibido el dinero cuando lo endosó” (fl. 229); y agregó que “para la Sala es incuestionable que el demandante endosó el cheque a Comapán, pero que ese cheque hubiese ingresado a una cuenta de la demandada, es conjetura del apelante porque la documental de donde saca esa conclusión no lo dice”.

Frente a las normas mercantiles es claro que el endoso de un título valor seguido de su entrega constituye una negociación completa y válida, y si de comerciantes se trata, lícita. Pero tal operación en la situación específica que se presentó entre las partes no lleva a la misma conclusión. La ley laboral es eminentemente protectora de los derechos del trabajador cuando se trata del pago de los derechos surgidos de la relación laboral y al efecto, como norma general, prohíbe la deducción, la retención y la compensación de salarios y prestaciones sociales sin autorización previa y escrita para cada caso y con límites en su cuantía que en ocasiones exigen la autorización del Ministerio de Trabajo. La cesantía parcial —que es el caso de autos— sólo puede darse para situaciones especialmente contempladas por el legislador y la vigilancia de su inversión le incumbe al empleador y el propio Estado supervisa la conducta de las partes.

En esas condiciones, si el empleador cancela la liquidación parcial de cesantía a su empleado con un título valor y por endoso seguido de la entrega del título el trabajador lo devuelve al empleador, la operación podrá ser comercial o civilmente eficaz, pero desde el punto de vista del derecho laboral se presenta una operación por cuyo conducto puede darse una violación de las normas que regulan esta situación, pues la finalidad para la cual estuvo autorizado el pago parcial de la cesantía no pudo cumplirse, salvo circunstancias de excepción en las que se justifique esa situación o mediación del empleador para materializar el destino real del pago correspondiente».

(Sentencia de casación, abril 24 de 1996. Radicación 8509. Magistrado Ponente: Dr. Germán G. Valdés Sánchez).

__________________________