Sentencia 856 de septiembre 26 de 1991 

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN PRIMERA

RENOVACIÓN DEL REGISTRO DE MARCA

PRUEBA IDONEA DEL USO

EXTRACTOS: «a) Preceptúa el artículo 70 de la Decisión 85 del Acuerdo de Cartagena:

“Para tener derecho a la renovación, el interesado deberá demostrar, ante la oficina nacional competente respectiva, que está utilizando la marca en cuestión, en cualquier país miembró''.

b) A folios 340 a 347 obra la interpretación prejudicial que hace el Tribunal de Justicia del Acuerdo de Cartagena en relación con el artículo 70. Allí se lee:

“La doctrina y la jurisprudencia han precisado a este respecto, que se requiere probar que la marca es usada “de manera pública y no equívocá'', por lo cual significa que la marca ha de hacer públicamente acto de presencia en el correspondiente mercado de productos o servicios. De allí, que suele rechazarse la prueba de una utilización privada de la marca, que no se manifieste hacia el exterior o sea que no trascienda al mercado público.

Se ha considerado por el contrario, que la venta del artículo de marca es el acto prototípico de su uso “público y relevanté''.

La sola presentación de una etiqueta, en consecuencia, no es prueba idónea del uso de la marca conforme al artículo 70, para efectos de sustentar el derecho a la renovación del correspondiente registró''.

c) Se encuentra demostrado en el proceso que la demandada adjuntó a la solicitud de renovación del registro de marca, como prueba del uso de la misma, una etiqueta, sin que en el informativo aparezca medio probatorio diferente al ya mencionado.

d) El uso implica la existencia de hechos suficientemente afirmativos y demostrativos de la utilización en forma exclusiva, pública y reiterada de la marca, que impiden que otra persona pueda ejercer el derecho que al titular de la misma le confiere la ley por haber obtenido el registro a su favor.

Obsérvese que las mismas normas que protegen la propiedad industrial consagran la caducidad del registro de una marca cuando precisamente se han dejado de realizar esos hechos que indudablemente demuestran que la marca ha sido suficientemente utilizada, e impone como sanción por el no uso la cancelación del registro marcario».

(Sentencia de septiembre 26 de 1991. Expediente 856. Consejero Ponente: Dr. Miguel González Rodríguez).

___________________________________________