Sentencia 8639 de febrero 20 de 1998 

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN CUARTA

Consejero Ponente:

Dr. Delio Gómez Leiva

Ref. Expediente 8639

Santafé de Bogotá, D.C., veinte de febrero de mil novecientos noventa y ocho.

Actor: Alfonso Rivera Martínez

Impuestos nacionales

Fallo

(...).

En relación con la excepción de ilegalidad, ha sido reiterada y constante la jurisprudencia de la Sala en el sentido de que resulta improcedente. En efecto, en sentencia del 14 de abril de 1994, expediente 5218, consejero ponente Jaime Abella Zárate, en innumerables oportunidades reiterada, la Sala expresó:

“Frente a la excepción de ilegalidad se ha considerado que el artículo 12 de la Ley 153 de 1887 debe entenderse derogado tácitamente en atención a que dicha norma tuvo vigencia en una época en que no existía control efectivo de legalidad de los actos administrativos. Habida cuenta que la jurisdicción contenciosa se creó para ejercer el control de legalidad de la administración y que la acción de nulidad no prescribe, el legislador colombiano garantizó así que en cualquier momento el particular puede solicitar una definición judicial sobre la legalidad de un acto administrativo inclusive con la posibilidad de obtener la suspensión provisional de sus efectos, cuando es manifiesta su ilegalidad, de donde resulta improcedente darle aplicación a la excepción de ilegalidad, máxime cuando el artículo 66 del Código Contencioso Administrativo establece en forma imperativa que los actos administrativos serán obligatorios en tanto no hayan sido anulados o suspendidos por la jurisdicción de lo contencioso administrativo”.

Así las cosas, y teniendo en cuanta que a pesar de que el término para presentar la solicitud de saneamiento, de acuerdo con el texto del artículo 245 de la Ley 223 de 1995, vencía el domingo, 31 de marzo de 1996, la administración, mediante la resolución 235 de 1996, resolvió habilitar los días 30 y 31 de marzo de 1996, a efectos de permitir la presentación de solicitudes de saneamientos, ante lo cual, resulta evidente que el plazo que vencía el domingo, 31 de marzo de 1996, no podía extenderse hasta el 1º de abril de ese mismo año.

En este orden de ideas, la solicitudes presentada por el demandante, el 1º de abril de 1996, en el sentido de acogerse el beneficio de saneamiento de impugnaciones contemplado en el artículo 245 de la Ley 223 de 1995, fue extemporánea, de conformidad con el texto de ese mismo artículo, en armonía con lo prescrito en la Resolución 235 del 29 de marzo de 1996, tal como consta en la resolución acusada 60500263 del 16 de mayo de 1996, por la cual se rechazó la aludida solicitud.

______________________________