Sentencia 8846 de febrero 6 de 1997 

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA DE CASACIÓN LABORAL

PROPINAS

NO CONSTITUYEN EN SALARIO

EXTRACTOS: «El Tribunal partió de la base de que la propina no es salario con arreglo al artículo 131 del C.S.T. y encontró acreditado en el proceso que “..el patrono recibía las propinas y las redistribuía entre el personal siendo beneficiado el actor, a pesar de no desempeñar cargo propio de preparación de alimentos y/o bebidas, ni atención de clientes...”. Agregó que la distribución que hacía el empleador de las propinas se debió a políticas de la empresa “...pero el dinero de las propinas no lo era del empleador sino de los clientes para los trabajadores en virtud del servicio recibido, lo que quiere decir que la demandada sólo administraba ese dinero y por ello, no puede pretenderse que pueda constituir salario en términos de ley...”.

Al respecto observa la Sala que la parte jurídica de la conclusión es correcta, pues las propias que recibe el trabajador no constituyen salario en los términos inequívocos del artículo 131 del C.S.T. y conviene aclarar que la norma no admite las excepciones que propone el recurrente, vale decir que la propina en todo o en parte no es dable integrarla a la remuneración del servicio. Cosa distinta ocurre si la propina tan sólo es aparente y esconde en verdad una forma de retribución del empleador, pues en tal hipótesis prevalece la realidad del concepto salarial, pero en el asunto que se examina el ad quem parte del supuesto, inatacable por la vía directa, de que los montos en disputa percibidos por el demandante fueron en verdad propinas, esto es, el producto del aporte voluntario de los clientes del establecimiento. Tampoco son de recibo, entonces, los argumentos del recurrente dirigidos a cuestionar el carácter de propina que halló el sentenciador fundado en las pruebas del proceso».

(Sentencia de casación, febrero 6 de 1997. Radicación 8846. Magistrado Ponente: Dr. Francisco Escobar Henríquez).

_________________________