Sentencia 9013 de junio 20 de 1995 

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN SEGUNDA

DECLARACIÓN DE INSUBSISTENCIA

EMPLEADOS QUE NO TIENEN EL PERFIL PARA EL CARGO

EXTRACTOS: «2. La protesta de los recurrentes contra el fallo apelado radica en que el Tribunal no reconoció que la administración obró con desviación de poder al invocar un motivo no contemplado en la ley para declarar la insubsistencia del actor.

La administración invocó como motivo que el demandante no tenía “el perfil adecuado para desempeñar el cargo”. Según el Diccionario de la Lengua Española, el sustantivo masculino perfil tiene entre otras acepciones la siguiente: “Conjunto de rasgos peculiares que caracterizan a una persona o cosa” (Real Academia Española. Diccionario de la Lengua Española, vigésima primera edición, Madrid, 1992, pág. 1126).

Es claro, entonces, que la administración no se refirió a la ausencia de los requisitos para el desempeño del cargo que como bien lo dice la demanda no estaban señalados en norma alguna, sino a las cualidades personales del empleado que, en su sentir, no eran las adecuadas para su buen ejercicio.

Sabido es que para acceder a un empleo se deben cumplir precisos requisitos legales, pero además en tratándose de cargos que no pertenecen a carrera el nominador puede en ejercicio de la facultad discrecional, para nombrar o remover libremente a sus empleados, prescindir de los servicios del empleado cuando esté persuadido de la conveniencia y oportunidad de la medida, en aras de proteger, garantizar o mejorar el buen servicio público.

La definición de si una determinada persona posee el perfil anhelado por el nominador para desempeñar o continuar desempeñando un determinado empleo público, corresponde al espacio de la facultad discrecional de libre nombramiento y remoción de sus empleados. Y el hecho de que la administración haya expresado que el motivo de la remoción haya sido esa falta de “rasgos peculiares” en el empleado, no vicia el acto de retiro porque si bien la insubsis-tencia discrecional no requiere ser motivada, nada impide que los motivos se den a conocer. Lo ilegal sería que los motivos fueran falsos o ajenos al servicio y éste no es el caso.

Por otra parte el solo hecho de que el actor haya sido reemplazado por un funcionario en encargo, no indica como lo dice el accionante que se hubiera desmejorado el servicio y ninguna otra prueba obra en el proceso al respecto.

En conclusión, estima la Sala que no está llamado a prosperar el ataque formulado por los recurrentes contra el fallo apelado, por cuanto siendo el cargo desempeñado por el demandante de libre nombramiento y remoción, éste no ha logrado demostrar que en efecto el nominador al decidir desvincularlo persiguió un fin contrario al orden jurídico. De manera que se confirmará la sentencia recurrida que se abstuvo de acceder a las súplicas de la demanda».

(Sentencia de junio 20 de 1995. Expediente 9013. Consejera Ponente: Dra. Dolly Pedraza de Arenas).

_____________________________