Sentencia 9119 de abril 15 de 1997 

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA DE CASACIÓN LABORAL

TIEMPO DE LAS INCAPACIDADES POR ENFERMEDAD

NO SE DESCUENTA PARA EL PAGO DE PRIMA DE SERVICIOS

EXTRACTOS: «Se apresta la Corte a establecer, si la prima de servicios consagrada en el artículo 306 del Código Sustantivo del Trabajo se causa durante la incapacidad originada en enfermedad del trabajador.

Cabe recordar que si bien la enfermedad fue tenida como causal de suspensión para los trabajadores privados dentro del régimen establecido por el Decreto 2127 de 28 de agosto de 1945, su vigencia fue efímera como que el ordinal 7º del artículo 44 de esa normatividad que era su consagratorio fue derogado por el Decreto 2541 de 1945.

Al efecto, ha de decirse primeramente que la incapacidad originada en enfermedad del trabajador no es causal de suspensión del contrato como quiera que no se encuentra taxativamente contemplada dentro de las establecidas en el artículo 51 ibídem.

Lo expresado produce como consecuencia que mientras el trabajador permanezca incapacitado por enfermedad, la vigencia del contrato de trabajo es plena con el corolario de que las obligaciones patronales permanezcan inalterables en lo pertinente.

Siendo esto así el juzgador no puede apreciar la enfermedad como hecho proveniente del trabajador pues es lo cierto que constituye circunstancia ajena a su voluntad, por lo que consecuencialmente no puede perjudicarlo.

De esta suerte, mal puede entenderse que el tiempo transcurrido durante la incapacidad por enfermedad, pueda ser descontado por el patrono para efectos del cálculo de la prima de servicios, dado que hacerlo equipararía dicha incapacidad a una causal de suspensión del contrato, lo que resulta inadmisible ya que la enfermedad como se vio, no está comprendida entre las señaladas en el Código Sustantivo del Trabajo.

De esta suerte, ha de concluirse, que al apreciar el tribunal que la enfermedad inhibe la prima de servicios por no existir prestación efectiva de servicios, no le dio a la norma su genuina inteligencia».

(Sentencia de Casación, abril 15 de 1997. Radicación 9119. Magistrado Ponente: Dr. Ramón Zúñiga Valverde).

_________________________