Sentencia 9291 de marzo 20 de 1997 

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA DE CASACIÓN LABORAL

PRUEBA DEL PAGO DE SALARIOS

SE APLICA PRESUNCIÓN DEL ARTÍCULO 1628 DEL CÓDIGO CIVIL

EXTRACTOS: «Es cierto, como lo dice la impugnante, que lo dispuesto en el artículo 1628 del Código Civil constituye una regla de valoración probatoria aplicable en el campo laboral, dado que los salarios se pagan periódicamente; por ello debe entenderse que cuando el patrono prueba el pago de “tres períodos determinados y consecutivos”, este hecho hace presumir “los pagos de los anteriores períodos”. De manera que si en las planillas de nómina figura que a Torres Niño se le pagó regularmente su salario por los meses de septiembre, octubre, noviembre y diciembre de 1991 y la primera quincena de enero de 1992, lo razonable era suponer que el salario correspondiente a períodos anteriores, había sido también pagado.

Conviene anotar que no encuentra la Corte razón plausible para no aplicar la presunción del artículo 1628 del Código Civil en los procesos laborales cuando se trate de acreditar pagos periódicos, como, por ejemplo, los concernientes al salario, cuyo pago debe hacerse “por períodos iguales y vencidos, en moneda legal”, de acuerdo con el artículo 134 del Código Sustantivo del Trabajo, y sin que el período para el pago de los jornales pueda ser mayor de una semana y en el caso de los sueldos mayor de un mes.

En este caso, además de la presunción legal, debe tenerse en cuenta que se trata de un pago que debió realizarse a finales de agosto de 1991 y que Antonio José Niño Torres estuvo como gerente de Ternapez hasta el mes de enero del año siguiente, razón por la que resulta inverosímil que hubiera dejado pasar más de cinco meses sin hacer efectivo el pago de una quincena que solamente a él correspondía ordenar. Una actitud tal sería francamente demostrativa de una reprochable negligencia por parte de un gerente que tenía entre sus funciones la de ordenar el pago de los salarios de los empleados de la empresa».

(Sentencia de casación, marzo 20 de 1997. Radicación 9291. Magistrado Ponente: Dr. Rafael Méndez Arango).

_________________________