Sentencia 9366 de octubre 22 de 1999 

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN CUARTA

Sent. 22, oct./99, Exp. 9366.

M.P. Delio Gómez Leyva

EXTRACTOS: «Comercialización de energía. En este orden de ideas, a juicio de la Sala se encuentra probado que por los años 1993 a 1995 ISA S.A. producía energía en sus plantas de generación y realizaba la comercialización de la misma en las plantas, que según se precisó, son, en la mayoría de los casos, sus fronteras comerciales.

Se encuentra probado también que ISA S.A. no tenía en Chinchiná Caldas, frontera comercial, y por lo mismo, no comercializaba allí la energía por ella generada, pues ya se vio cómo el intercambio de energía se producía a través de sus plantas de generación.

Lo anterior significa que ISA S.A., no realizaba en Chinchiná ninguna actividad comercial, a pesar de poseer allí una subestación, pues la misma, no es una frontera comercial suya, dado que se trata sólo de una subestación de paso, como se pudo constatar en la inspección judicial del 3 de septiembre de 1998.

Adicionalmente, dicha subestación no puede ser considerada como un establecimiento de comercio, como lo estimó el a quo, por cuanto allí se convierten los voltajes, se toman las lecturas de los instrumentos de la subestación cada determinado tiempo, se pasan los informes de las fallas y las lecturas que se hagan “para que en Medellín tomen las decisiones, ya que aquí no se adopta ninguna, sólo en momentos de extrema urgencia”, como lo declaró en la misma diligencia de inspección el señor Germán Bernardo López Ortega, quien opera los equipos de la subestación. (fl. 188, cdno. 2 pruebas de la actora).

(...).

Entiende la Sala que si La Esmeralda ISA S.A., en Chinchiná, es sólo una subestación de paso en donde no se toman decisiones en términos generales, mal puede hablarse de que allí ISA S.A. comercialice la energía requerida por la Central Hidroeléctrica de Caldas CHEC.

De otra parte, y como de tiempo atrás lo ha reiterado la Sala, las meras labores de coordinación, o funciones administrativas, no pueden entenderse como actividad de comercialización. (...).

Teniendo en cuenta lo anterior, el oficio con base en el cual la administración municipal de Chinchiná practicó liquidación de aforo a la sociedad Isagen S.A. E.S.P., como deudora solidaria de las obligaciones tributarias de ISA S.A., en esa jurisdicción, al supuestamente comercializar en dicho sitio la energía que le vendió a la CHEC, debe ser entendido, a juicio de la Sala, en el sentido de que la subestación La Esmeralda de ISA, es de paso, pues no está diciendo, como lo entiende la entidad demandada, que ISA S.A. entrega la energía vendida a la CHEC en esa subestación, como si la misma fuera una frontera comercial, sino que “la subestación Esmeralda de ISA, es el único sitio por donde el área operativa de CHEC ha recibido energía que está ubicado en la jurisdicción del municipio de Chinchiná” (fl. 44 cdno. ppal.).

(...).

El hecho de que según el artículo octavo de la escritura de constitución, ISA pueda comprar energía y venderla a los importadores, no significa, como lo entiende la parte demandada, que ISA sea comercializadora de energía en todo momento además de generadora, pues dicha cláusula debe ser entendida dentro de todo el contexto contractual, (...).

Lo anterior significa que eventualmente ISA podía comercializar energía al adquirirla de otros generadores, pero en este caso, como bien lo advierte la apoderada de la parte demandante, la actividad comercial la ejerce en los municipios donde adquiere la energía para su reventa, lo cual no es materia de debate en la presente oportunidad.

En efecto, lo que se discute en el sub judice, no es si ISA ejerció actividad comercial en Chinchiná al comprar energía a la CHEC, que también es generadora, sino, por el contrario, si la energía vendida a la CHEC, lo fue en jurisdicción del municipio de Chinchiná o lo que es lo mismo, si al vender energía a la CHEC ejerció actividad comercial en dicho municipio.

De otra parte, y si el argumento de la demandada es que la actora vendió energía dentro de su jurisdicción, la cual a su vez fue comprada de otro generador, o sea vendió energía que no produjo, tal afirmación carece de sustento probatorio, pues la prueba de tal hecho no puede ser la simple posibilidad estatutaria que tiene el generador de comprar energía para venderla después, como sucede con ISA S.A., sino los datos ciertos y concretos sobre dichas operaciones.

Las consideraciones expuestas llevan a la inequívoca conclusión de que el municipio de Chinchiná no podía practicar a la actora liquidación de aforo por los impuestos de industria y comercio y complementarios, por los períodos fiscales de 1993 a 1995, y en razón de la actividad comercial de ISA S.A., dentro de su jurisdicción, pues por los referidos años, ISA S.A., no ejerció actividad comercial en Chinchiná, al venderle energía a la Central Hidroeléctrica de Caldas, CHEC, y por lo mismo, no fue sujeto pasivo de los referidos impuestos municipales por los citados períodos.

(...).

(C.E., sent. 22 oct./99 Exp. 9366. M.P. Delio Gómez Leyva)».

_______________________________