Sentencia 9485 de mayo 20 de 1997 

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA 

• SALA DE CASACIÓN PENAL

Aprobado acta Nº 53 mayo 20/97

Rad.: 9485

Magistrado Ponente:

Dr. Fernando E. Arboleda Ripoll

Santafé de Bogotá, D.C., veintinueve de mayo de mil novecientos noventa y siete.

EXTRACTOS: «Preciso es señalar que en los casos de sentencia anticipada, la función calificadora no se traslada al juez, como parece entenderlo equivocadamente el recurrente. Ésta sigue siendo exclusiva del fiscal, quien debe, en ejercicio de ella, al igual que en toda resolución de acusación, concretar los hechos y ubicarlos en el derecho, con el señalamiento de las disposiciones de la ley penal que fueron infringidas, las circunstancias específicas de agravación o atenuación concurrentes, las genéricas no objetivas, y los grados y formas de participación en el hecho y de culpabilidad, a efecto que el procesado pueda conocerlos y decidir si acepta o rechaza los cargos que así le son imputados.

Esta concreción fáctico jurídica determina los límites del juzgamiento y por tanto de la sentencia, sea o no anticipada, no pudiendo el juez, sin sacrificar la consonancia del fallo e incurrir en irregularidad susceptible de ser atacada al amparo de la causal segunda de casación, incluir nuevas conductas delictivas, o adicionar circunstancias específicas de agravación punitiva, o genéricas no objetivas, ni desconocer las de atenuación deducidas, ni modificar desfavorablemente el grado o las formas de participación y de culpabilidad ...

Todos los cargos, ha dicho esta sala, deben quedar incluidos en la resolución acusatoria, para que el procesado tenga certeza de la imputación que le es formulada y pueda enderezar su defensa en relación con ella, debiéndose circunscribir el juicio a su comprobación, degradación o desvirtuación, no siendo posible introducir modificaciones que impliquen la concreción de nuevos reparos (Cas. ago. 2/95, M.P. Ricardo Calvete Rangel).

Este derrotero debe, por igual, presidir el proferimiento de la sentencia anticipada, no sólo por las razones consignadas en el mencionado fallo, sino porque una decisión al margen de los cargos admitidos por el acusado tornaría ilegítima la terminación anticipada del proceso, que, como se sabe, debe fundarse en acuerdos previos, o por la concurrencia de varios sujetos procesales a la producción del acto, no en posturas unilaterales, y porque la limitación consagrada en el artículo 37B del estatuto procesal, modificado por el artículo 5º de la Ley 81 de 1993, numeral 4º, le cerraría al condenado toda posibilidad de controversia, con la consecuente afectación del derecho de defensa».

____________________________________________