Sentencia 9671 de noviembre 26 de 1999 

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN CUARTA

Sent. 9671, nov. 26/99

Consejero Ponente:

Dr. Julio E. Correa Restrepo

EXTRACTOS: «Impuesto de industria y comercio —Doble tributación— Improcedencia. Consideraciones de la Sala. “En los términos de los recursos de apelación interpuestos por las partes actora y demandada, corresponde a la Sala decidir sobre la legalidad de los actos administrativos que determinaron oficialmente el impuesto de industria, comercio y avisos a cargo de la sociedad demandante por los bimestres 1º, 2º y 3º de 1995, en el sentido de adicionar la base gravable con los ingresos obtenidos fuera de Santafé de Bogotá por la comercialización de productos fabricados en dicha ciudad y que no fueron incluidos en la mencionada base, así como la legalidad o ilegalidad de la sanción por inexactitud impuesta en los mismos.

(...).

2. Improcedencia de la doble tributación. Errónea interpretación y aplicación del artículo 77 de la Ley 49 de 1990.

(...).

Pues bien, en esta oportunidad reitera la Sala, el criterio expuesto en la sentencia proferida por la sección el 6 de noviembre de 1998, dentro del expediente 9017 con ponencia del doctor Delio Gómez Leyva, que trato un asunto similar al ahora discutido al resolver sobre la acción de nulidad y restablecimiento del derecho de la misma sociedad por el año gravable de 1994, y cuya posición no ha variado.

Dijo en aquella oportunidad la Sala:

(...).

A juicio de la Sala, y con base en el artículo 154 numeral 2º del Decreto 1421 de 1993, la comercialización de la producción por parte del industrial, sea que ésta se realice directamente por él, o a través de establecimientos de comercio, es la fase final de la actividad industrial, y no una actividad comercial por lo menos en el caso del industrial que crea una infraestructura mercantil para comercializar su producción.

(...).

Así las cosas, y si la actividad industrial, que necesariamente envuelve la comercialización de los bienes que se producen, sea cual sea la manera de llevarla al efecto, no deja de ser tal, y si de otra parte, no puede ser a la vez actividad comercial, ya que legalmente no puede ser considerada como comercial la actividad que ya es calificada de industrial, se confirma que la actividad de la actora, producción de bienes en Santafé de Bogotá, con comercialización de los mismos, es únicamente industrial, y si la sede fabril es el Distrito Capital, a la luz del artículo 154 numeral 2º del Decreto 1421 de 1993, el sujeto activo del impuesto de industria y comercio es la ciudad de Santafé de Bogotá, en donde la actora debe por tanto y tributar sobre la totalidad de los ingresos generados por la venta de los bienes producidos en esta ciudad.

(...).

3. Procedencia de la sanción por inexactitud.

(...)

Pues bien, sobre el particular, la Sala considera que la sentencia apelada en cuanto levantó la sanción por inexactitud impuesta por el tercer bimestre de 1995, debe ser confirmada, pues se evidencia una diferencia de criterios que al tenor de lo dispuesto en el artículo 101 del Decreto 807 de 1993, exime al contribuyente de su imposición.

(...).

4. Las declaraciones tributarias presentadas territorialmente, carecen de efecto. Existencia de pago de lo no debido.

(...) solicito la actora a título de restablecimiento del derecho que se aclaren los efectos de las declaraciones tributarias presentadas en los municipios distintos de la sede fabril, en tanto se trata de un pago de lo no debido.

Para resolver el presente cargo, la Sala advierte que el punto sometido a su consideración, escapa del objeto de la litis y por lo tanto no puede haber un pronunciamiento de fondo sobre el mismo.

(...).

Un pronunciamiento sobre el particular, iría en contravía del derecho de defensa, del derecho de acceso a la justicia y su petición constituye una deslealtad entre las partes, pues se solicita una declaración, respecto de hechos ocurridos frente a otro ente territorial, diferente al que se ha hecho parte en el proceso y quien no ha tenido oportunidad de efectuar una defensa de sus intereses.

En consecuencia, se desestima el presente cargo por improcedente inhibiéndose la Sala para efectuar cualquier pronunciamiento de fondo.

(...)”. (C.E., Secc. Cuarta, Sent. 9671, nov. 26/99, C.P. Julio E. Correa Restrepo)»

___________________________________