Sentencia 9677 de agosto 4 de 2000 

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN CUARTA

VENTA DE CHANCE

NO ESTÁ GRAVADA CON EL IVA

EXTRACTOS: «Se debe dilucidar si la venta de chance (apuestas permanentes) está gravada con el IVA; y por tanto, si el contribuyente actor está o no obligado a inscribirse en el registro nacional de vendedores.

De conformidad con el artículo 507 del estatuto tributario la obligación de inscribirse en el registro nacional de vendedores, recae en “todos los responsables del impuesto sobre las ventas, incluidos los exportadores (...)”.

El artículo 437 ibídem, señala quiénes son los responsables del impuesto a las ventas así: a) En las ventas, los comerciantes, cualquiera que sea la fase de los ciclos de producción y distribución en la que actúen y quienes sin, poseer tal carácter, ejecuten habitualmente actos similares a los de aquéllos; b) En las ventas de aerodinos, tanto los comerciantes como los vendedores ocasionales de éstos; c) Quienes presten servicios; d) Los importadores, y e) Los contribuyentes pertenecientes al régimen común del impuesto sobre las ventas, cuando realicen compras o adquieran servicios gravados con personas pertenecientes al régimen simplificado por el valor del impuesto retenido sobre dichas transacciones.

A su vez, el artículo 420 ibídem, indica los hechos generadores del impuesto a las ventas, así: a) Las ventas de bienes corporales muebles que no hayan sido excluidas expresamente; b) La prestación de los servicios en el territorio nacional, y c) La importación de bienes corporales muebles que hayan sido excluidos expresamente.

En el artículo 421 ibídem, así mismo, se encuentran definidos los hechos que, para efectos del impuesto a las ventas, se consideran “venta”, a saber: a) Todos los actos que impliquen la transferencia del dominio a título gratuito u oneroso de bienes corporales muebles; b) Los retiros de bienes corporales muebles hechos por el responsable para su uso o para formar parte de los activos fijos de la empresa, y c) Las incorporaciones de bienes corporales muebles a inmuebles o a servicios no gravados.

Por último, el artículo 424 ibídem, señala los bienes (corporales muebles) y servicios que se encuentran excluidos del impuesto; y que, por consiguiente, su venta o importación no causa el impuesto a las ventas.

Teniendo en cuenta lo anterior, la Sala estima que la venta de chance (apuestas permanentes) no es un hecho generador del impuesto a las ventas, por cuanto en tratándose de las “ventas”, nótese, que el impuesto se aplica en “las ventas de bienes corporales muebles”; y naturalmente, una “apuesta” no es un bien corporal mueble, sino que se trata de un juego de azar.

En efecto, el juego de apuestas permanentes denominado “chance” es “...aquel que sin ser rifa o lotería y utilizando los resultados de los sorteos de las loterías de que trata el artículo 1º de la Ley 1ª de 1982, permite que una persona denominada jugador seleccione una, dos o tres cifras y apuesta a ella una suma de dinero, pudiendo lograr un premio en dinero si coincide su apuesta con la última, dos últimas o tres últimas cifras del premio mayor del sorteo de la lotería efectuado en la respectiva fecha...” (D. 421/82, art. 1º).

Se colige entonces, que la venta de chance es la venta de un juego de azar que no puede confundirse con las ventas de bienes corporales que grava el impuesto a las ventas, y en consecuencia no cumple los presupuestos consagrados en la legislación tributaria para que se le aplique dicho gravamen, pues se repite, en lo que hace al hecho generador de las “ventas” está referido a los bienes corporales muebles, concepto en los que no cabe los juegos de azar, como el denominado chance.

Por lo mismo, también resulta equivocada la apreciación del apoderado de la DIAN, en el sentido de que el expendio o venta de chance, encaja dentro de la definición de “servicio”, pues por mayor esfuerzo que pretenda la demandada para ubicar la venta del juego de chance dentro de los hechos generadores del IVA, no logra su cometido, ya que como se ha dejado expuesto, se trata de la venta de un “juego de azar”, y además, no puede pasarse por alto que la inscripción en el registro nacional de vendedores se generó no porque la venta de chance fuera un servicio, sino porque se trataba de una venta que no estaba excluida del IVA en los términos del artículo 424 del estatuto tributario.

Adicionalmente, obra en el proceso concepto (Nº 33101, oct. 30/92) de la subdirección jurídica de la DIAN, en el cual se admite que la venta de apuestas permanentes no está gravada con el impuesto a las ventas. Dice así el mencionado concepto:

“Por último, y atendiendo a las prescripciones del artículo 420 del estatuto tributario que prevé los hechos generadores del impuesto a las ventas, puede concluirse que la venta de las apuestas permanentes entre el público no está contemplado como hecho generador del impuesto mencionado”.

Por tanto, la Sala también de acuerdo con el concepto del Ministerio Público, concluye que los actos administrativos acusados deben ser anulados, pues como ha quedado establecido el contribuyente actor, por su actividad económica consistente en la venta de chance, no es responsable del IVA, y en consecuencia, no tenía obligación de inscribirse en el registro nacional de vendedores, por lo que, la administración al hacerlo de oficio, violó entre otros los artículos 507 y 420, 421 y 424 del estatuto tributario».

(Sentencia de agosto 4 de 2000. Expediente 9677. Consejero Ponente: Dr. Delio Gómez Leyva).

_________________________________