Sentencia 9809 de marzo 3 de 2000 

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN CUARTA

CAMBIO DE DIRECCIÓN DEL CONTRIBUYENTE

NOTIFICACIONES DURANTE LA VALIDEZ TRANSITORIA DE LA ANTIGUA DIRECCIÓN

EXTRACTOS: «Fundamenta el actor dicho cargo en la consideración de que el pliego de cargos 000012 de junio 25 de 1997, previo a la Resolución 1632 de octubre 3 de 1997, mediante la cual se impuso la sanción por no enviar información, fue enviado a la antigua dirección, la diagonal 112 Nº 15-12 de Santafé de Bogotá, no obstante que oportunamente se informó a la administración la nueva, esto es, la carrera 32 Nº 91-51 de Santafé de Bogotá, a través del formato del RUT y la declaración de renta del año gravable de 1996.

Indica que la expresión “sin perjuicio” que consagra el artículo 563 del estatuto tributario es restrictivo, en el sentido de que si hay nueva dirección informada con el lleno de las exigencias del artículo 612 ibídem, debe notificarse a esta dirección, pues al existir una dirección nueva la posibilidad de notificar a la dirección antigua desaparece.

En efecto para una mejor ilustración del caso se transcriben los artículos 563 y 568 del estatuto tributario, en la parte pertinente al caso debatido:

“ART. 563.—Dirección para notificaciones. La notificación de las actuaciones de la administración tributaria deberá efectuarse a la dirección informada por el contribuyente, responsable, agente retenedor o declarante, en su última declaración de ingresos y patrimonio, según el caso, o mediante formato oficial de cambio de dirección; la antigua dirección continuará siendo válida durante los tres (3) meses siguientes, sin perjuicio de la validez de la dirección informada (...)”.

ART. 568.—Notificaciones devueltas por el correo. Las actuaciones de la administración notificadas por correo, que por cualquier razón sean devueltas, serán notificadas mediante aviso en un periódico de amplia circulación nacional; la notificación se entenderá surtida para efectos de los términos de la administración, en la primera fecha de introducción al correo, pero para el contribuyente, el término para responder o impugnar se contará desde la publicación del aviso o de la corrección de la notificación”.

Del texto de las precitadas normas se establece como dirección para efectuar las notificaciones de la administración tributaria: la informada por el contribuyente, responsable, agente retenedor o declarante, en su última declaración o mediante formato oficial de cambio de dirección. Agregando, la primera de ellas, que la antigua dirección continuará siendo válida para tales efectos, por tres meses, contados a partir, desde luego, de la fecha en que se ha informado el cambio de dirección. Pero, igualmente, se consagra en la disposición en comento que, otorgando relevancia a la nueva dirección, “sin perjuicio de la validez de la nueva dirección informada”. Se tiene, entonces, que si bien debe la notificación efectuarse en la dirección vigente, vale decir, la antigua, no lo es menos, la validez que el ordenamiento jurídico le otorga a la nueva, al señalar “sin perjuicio de la validez de la nueva dirección informada”, lo cual debe, necesariamente, producir algún efecto a favor del contribuyente.

Considera la Sala que tal efecto se debe traducir en el conocimiento que al contribuyente se le debe proporcionar de la actuación de la administración notificada a la antigua dirección, pues si se otorga validez a la nueva dirección informada, y de ella tiene conocimiento la administración tributaria, mal puede entenderse que se ha surtido en legal forma la notificación si, en forma restringida, se envía únicamente a la antigua dirección, sin información alguna para el contribuyente a la nueva dirección informada. Porque en tal evento, desde luego, se utilizaría el procedimiento que la segunda de las precitadas normas informa, o sea, notificar la actuación mediante aviso en un periódico de amplia circulación nacional; notificación a espaldas del contribuyente, que no sólo impide la aplicación recta de la ley, al estar precedida de relevante espíritu de justicia, como lo enseña el artículo 683 ibídem, sino, por sobre todo, que cercena el ejercicio del derecho de defensa, contrariando de manera directa el contenido del artículo 29 de la Carta Política.

La Sala observa que el pliego de cargos Nº 00012 fue notificado por correo el día 25 de junio de 1997 y para efectos de su notificación se dirigió a la siguiente dirección: diagonal 112 Nº 15-12 de Santafé de Bogotá. La sociedad actora, mediante el formato del RUT, informó nueva dirección para efectos de notificaciones, consistente en la carrera 32 Nº 91-51 de Santafé de Bogotá, el día 24 de abril de 1997, dirección que, igualmente, fue confirmada en la declaración de renta del año gravable de 1996, presentada el día 22 de mayo de 1997 (fls. 29 y 31 del cdno. ppal.).

Teniendo en cuenta el criterio expuesto, no cabe duda que si la sociedad actora informó nueva dirección el día 24 de abril de 1997, la dirección antigua, esto es, la diagonal 112 Nº 15-12 de Santafé de Bogotá conservó su vigencia y validez, hasta el 24 de julio de 1997, pero, igualmente, la nueva dirección informada, a la cual ninguna información se le envió a la actora, por lo que se vulnero el artículo 563 del estatuto tributario y se impidió de manera grave ejercer el derecho de defensa.

Por lo anterior, a juicio de la Sala, y en armonía con lo expresado por la Procuradora Séptima Delegada (E), al existir indebida notificación del pliego de cargos, habrá de revocar la sentencia apelada, para dar prosperidad a las pretensiones de la demanda».

(Sentencia de marzo 3 de 2000. Radicación 9809. Consejero Ponente: Dr. Delio Gómez Leyva).

SALVAMENTO DE VOTO

El suscrito magistrado se aparta muy respetuosamente de la opinión mayoritaria de la Sala, por las siguientes razones:

El estatuto tributario en sus artículos 563 y siguientes define el procedimiento como deben notificarse las distintas actuaciones de la administración y dispone que:

“ART. 563.—Dirección para notificaciones. La notificación de las actuaciones de la administración tributaria deberá efectuarse a la dirección informada por el contribuyente, responsable, agente retenedor o declarante, en su última declaración de ingresos y patrimonio, según el caso, o mediante formato oficial de cambio de dirección; la antigua dirección continuará siendo válida durante los tres (3) meses siguientes, sin perjuicio de la validez de la dirección informada. (...).

El artículo 568 establece el trámite para notificar las actuaciones devueltas por correo y dice:

“ART. 568.—Notificaciones devueltas por el correo. Las actuaciones de la administración notificadas por correo, que por cualquier razón sean devueltas, serán notificadas mediante aviso en un periódico de amplia circulación nacional; la notificación se entenderá surtida para efectos de los términos de la administración, en la primera fecha de introducción al correo, pero para el contribuyente, el término para responder o impugnar se contará desde la publicación del aviso o de la corrección de la notificación”.

En el caso sub examine, el pliego de cargos fue notificado por correo, enviado a la dirección antigua, durante el término de 3 meses de vigencia de dicha dirección para notificaciones. Ahora bien, una vez devuelta por el correo la actuación, la administración, aplicó el artículo 568 del estatuto tributario. En consecuencia, considero que la administración actuó ajustada a la ley, que ella, tenía la opción de enviar por correo a cualquiera de las dos direcciones y por consiguiente, la decisión ha debido ser la de confirmar la sentencia apelada y considerar que el pliego de cargos estuvo correcta y legalmente notificado.

En los términos anteriores dejo consignado mi salvamento de voto.

Julio Correa Restrepo 

_______________________________