Sentencia 9816 de marzo 3 de 2000 

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN CUARTA

Sent. 9816, mar. 3/2000.

Magistrado Ponente:

Dr. Germán Ayala Mantilla

EXTRACTOS: «Impuestos territoriales —Impuesto al consumo de cerveza —Base gravable. “Se discute en ésta instancia la legalidad del acto administrativo mediante el cual la administración distrital, le determinó a la sociedad actora el impuesto al consumo de cerveza, centrándose la litis en determinar, si como lo afirma la demandada, el valor del envase forma parte de la base gravable del impuesto al consumo de cerveza, o si por el contrario como lo afirma la demandante y el tribunal a quo, tal base se encuentra conformada por el valor del líquido, como quiera que es sólo este producto el que se encuentra gravado con el impuesto al consumo de cerveza.

(...).

Según lo dispone el artículo 5º del Decreto 190 de 1969, el impuesto sobre el consumo de cerveza “se calculará con base en el valor de facturación al detallista determinado en el literal a) del artículo anterior”. Literal que a su vez prevé que el valor de la facturación al detallista, es el precio que se le carga por el producto, puesto en el expendio, excluido el impuesto sobre el consumo de cervezas. De tal suerte, que la base gravable de este impuesto es, pues el valor de facturación al detallista, que corresponde al precio que se le carga por el producto puesto en el expendio.

(...).

Sin embargo, el artículo 24 del Decreto Extraordinario 190 de 1969 previó que de desaparecer un precio uniforme para la venta al detallista, de cada marca de cerveza, en una misma ciudad, y de llegar a existir diversidad de precios, el “Director General de Impuestos Nacionales, mediante resolución de carácter general que deberá aprobar el Ministerio de Hacienda y Crédito Público, determinará el precio de venta al detallista que sirva de base para fijar el impuesto sobre el consumo de cerveza, atendiendo el valor real de tales transacciones”.

Así pues, desaparecido el control de precios a que se encontraba sujeta la cerveza, la autoridad competente para establecer la base gravable del impuesto al consumo de dicho producto, debía ser el director general de Impuestos Nacionales, a quien le correspondía determinar el precio de venta al detallista y establecerlo mediante resolución, en virtud de lo previsto en el citado artículo 24 del Decreto 190 de 1969.

De acuerdo con lo anterior, para la determinación de la base gravable del impuesto que ahora se discute, se requería necesariamente tomar en consideración la resolución del director general de Impuestos Nacionales a que hace referencia el Decreto-Ley 190 de 1969, de tal suerte que el acto acusado, al prescindir abiertamente de ella y proceder a fijar la base gravable de acuerdo con una interpretación propia, se torna ilegal, y por ello debe ser anulado.

En efecto, el acto que aquí se analiza, Resolución LR-IPC-056 del 1º de diciembre de 1997, en parte alguna tuvo en cuenta la forma establecida en la ley para determinar la base gravable, y por el contrario, prescinde a abrogarse la facultad de señalar qué debía entenderse por el valor de la factura al detallista, incluyendo dentro de la base gravable el valor del envase”. (C.E., Sent. 9816, mar. 3/2000. M.P. Germán Ayala Mantilla)».

___________________________