SENTENCIA 987 DE MAYO 13 DE 1993

 

Sentencia 987 de mayo 13 de 1993 

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN QUINTA

PERSONAS LLAMADAS A OCUPAR VACANTES

CÓMPUTO DE LAS INHABILIDADES

EXTRACTOS: «La situación planteada en este proceso consiste en que por haber sido anulada la elección del señor Antonio Varela Victoria, como concejal del municipio de Zarzal-Valle, para el período 1992-1994, fue llamado a ocupar la vacante el señor Libardo Alcalde Arana, por figurar en segundo lugar en la lista encabezada por Varela Victoria.

Sin embargo, como Alcalde Arana desempeñó hasta el 31 de diciembre de 1991 a cargo de Jefe de Oficina III en Telecom de Zarzal-Valle, se encuentra dentro de la inhabilidad para ser concejal, consagrada en el art. 83 del D. L. 1333 de 1986 y art. 1º de la Ley 45 de 1989, pues fue empleado público dentro de los seis meses anteriores a la elección.

2. Las normas citadas como transgredidas son del siguiente tenor:

“ART. 83.—Los miembros del concejo se denominarán concejales. Para ser elegido concejal se requiere ser ciudadano en ejercicio y no haber sido condenado a pena de prisión. Se exceptúa de esta prohibición los condenados por delitos políticos. Tampoco podrán ser elegidos concejales, quienes dentro de los 2 años anteriores a la elec-ción hayan sido contratistas del respectivo munici-pio o dentro de los 6 meses anteriores a la misma fecha hayan sido empleados oficiales, ni quienes, en cualquier época y por autoridad competente, hayan sido excluidos del ejercicio de una profesión y a los deberes de un cargo público”.

“ART. 1º—No podrán ser elegidos concejales quienes dentro de los seis meses anteriores a la misma fecha de elección hayan sido empleados oficiales”.

4. En cuanto a las inhabilidades consagradas en el art. 83 D. 1333 de 1986 y art. 1º Ley 45 de 1989, debe tenerse en cuenta, que estas dos normas son iguales en cuanto al aspecto que se estudia en este proceso.

Al señalar en dichas normas, que no podrán ser elegidos concejales, quienes dentro de los seis (6) meses anteriores a la elección hayan sido empleados oficiales, se están refiriendo en general, al acto de elección popular de aquellos cargos que deban proveerse en esa forma, como punto de referencia para contar el término allí indicado.

Ese término debe aplicarse de manera uniforme y pareja respecto a todo mundo, tanto aspirantes a los cargos por proveer, como a la ciudadanía en general, para que así cada cual sepa a qué atenerse, pues de lo contrario daría lugar a una serie de situaciones acomodaticias según el interés de la persona que la invoque.

Considera la Sala que lo dispuesto en las mencionadas normas, es perfectamente aplicable a este caso, porque aunque Libardo Alcalde Arana, no resultó elegido concejal del municipio de Zarzal-Valle el 8 de marzo de 1992, lo cierto es que fue llamado a ocupar la vacante dejada en esa corporación por uno de los concejales electos, en razón a haber él participado en esas elecciones como candidato, es decir, existe relación de causalidad entre dichas elecciones populares y la calidad de concejal que ahora ostenta.

Debe contársele el término de los seis (6) meses consagrados en las normas materia de estudio, a partir del 8 de marzo de 1992, fecha de las elecciones, porque fue a partir de esa fecha en que resultó favorecida electoralmente la lista en la que se inscribió su nombre, cuando le surgió la expectativa de llegar a reemplazar a quien resultó electo; además, porque de acuerdo con la ley, todos los que se inscribieron como candidatos para ocupar los cargos que en esa fecha se iban a proveer, debían tener su situación jurídica conforme a lo exigido en ella, sin que pueda hacerse distinción, pues la ley no la hace, de si resultaba elegido o no para hacerse efectivo el lleno de esos requisitos.

Si no se aplicara este criterio, los candidatos a corporaciones públicas, que no resultaron elegidos el 8 de marzo de 1992, no podrían ocupar cargo público alguno durante el período de dichas corporaciones, ante la expectativa de llegar a reemplazar a los elegidos ante alguna falta de ellos, por temor a que se le cuente el término de los seis meses desde la fecha en que sea llamado a ocupar la vacante, lo cual los colocaría en una situación de injusticia labo-ral y económica. Pero también podría dar lugar a que entre el elegido y el que le sigue en turno en la lista, se llegara a un acuerdo para purgar con el transcurso del tiempo una inhabilidad que cobijara a éste para ocupar el cargo.

La razón o el fundamento de la consagración legal de las inhabilidades contenidas en dichos artículos, consiste en evitar que los aspirantes a cargos públicos de elección popular puedan influir sobre los electores al momento de depositar el voto, por ello se prohíbe al que ha sido empleado oficial en los seis (6) meses anteriores a la elección, ser elegido concejal; no al que lo sea después de dicha elección, pues ya no habrá electores sobre los cuales se pueda dar esa influencia, haciendo uso de las prerrogativas propias del cargo público.

5. Por lo explicado antes y teniendo en cuenta que Telecom es una empresa comercial del Estado creada por el D. 1684 de 1947 y que las personas que se encuentran vinculadas laboralmente a ella tienen la calidad de trabajadores oficiales, salvo lo que los estatutos establezcan al respecto (D. 3135 de 1968 art. 5º), debemos llegar a la conclusión consistente, en que al haber tenido Libardo Alcalde Arana hasta el 31 de diciembre de 1991 la calidad de trabajador oficial, especie del género empleado oficial, se encuentra inhabilitado de acuerdo con lo dispuesto en las mencionadas disposiciones, para ser concejal del municipio de Zarzal - Valle por el período 1992-1994».

(Sentencia de mayo 13 de 1993. Expediente 0987. Consejero Ponente: Dr. Luis Eduardo Jaramillo Mejía).

__________________________________