Sentencia 9886 de abril 14 de 2000 

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN CUARTA

Consejero Ponente:

Dr. Germán Ayala Mantilla

Ref.: Expediente 9886

Actor: Marte de Colombia

Apelación sentencia del 16 de agosto de 1999. Tribunal Administrativo de Cundinamarca. Sanción por no informar.

Santafé de Bogotá, D.C., catorce de abril de dos mil.

EXTRACTOS: «Ahora bien, no comparte la Sala la decisión en comento, pues si bien se le formuló a la actora pliego de cargos por no enviar información, ésta, dentro del término que le permite el artículo 651 del estatuto tributario, esto es, antes de la notificación de la sanción, se acogió a la sanción reducida al 10%, y para el efecto, subsanó la omisión por la cual se le propuso sancionar, pues no otra cosa puede decirse de la presentación de la información requerida, y pagó el monto de la sanción reducida.

Cosa distinta es que al subsanar la omisión, y por tanto, al presentar la información que aceptó no haber suministrado, haya presuntamente cometido otra infracción tributaria, tipificada bajo el mismo artículo 651 del estatuto tributario, como es el suministrar información cuyo contenido presenta errores.

El hecho de que al haberse subsanado la omisión se haya cometido otra infracción, sancionable también, conduce evidentemente, y como con acierto lo sostiene la parte actora, a la formulación de un nuevo pliego de cargos, y de un nuevo procedimiento sancionatorio, al tenor del artículo 651 del estatuto tributario.

Lo anterior quiere decir, también, que la administración no podía, como en efecto lo hizo, imponer la sanción plena con base en una infracción que se subsanó con posterioridad al pliego de cargos, y en ejercicio de un beneficio legal, pues en este caso lo procedente era aceptar la sanción reducida del 10% a que se refiere el artículo 651 del estatuto tributario, dado que se cumplieron los requisitos para su procedencia por cuanto al haberse presentado la información antes de la notificación de la sanción se subsanó la omisión en dicha oportunidad, se puso en conocimiento de la oficina investigadora el escrito de aceptación de la sanción reducida en el cual se acreditó que la omisión fue subsanada e, igualmente, se acreditó el pago de la misma.

Lo procedente era, entonces, aceptar que la sanción por el no envío de la información quedaba satisfecha al haberse pagado la sanción reducida, en cuantía de $ 5.157.500, pues si bien la infracción en mención se cometió, tal como lo aceptó la actora al contestar el pliego de cargos, esta última se acogió válidamente al beneficio de la sanción reducida, para lo cual evidentemente subsanó la omisión que se le imputaba.

En este orden de ideas, no resulta ajustada a derecho la sanción impuesta por la demandada en cuantía de $ 51.575.000, “por no enviar información”, pues se están desconociendo los plenos y válidos efectos del beneficio de la sanción reducida al 10% al que se acogió la actora».

____________________________