Sentencia 9927 de mayo 19 de 2000 

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN CUARTA

Ref.: Expediente 25000-23-27-000-1998-0925-01

Radicado: 9927

Consejero Ponente:

Dr. Delio Gómez Leyva

Actor: Humberto Gómez Ordóñez y Cía. Ltda. Arquitectos.

Santafé de Bogotá, D.C., diecinueve de mayo de dos mil.

EXTRACTOS: «Quiere decir lo anterior, que así se excluyera de la base señalada en el pliego de cargos (costos y deducciones) el valor de los costos a los que se refiere la sociedad, en el presente caso, la base para calcular la sanción no corresponde al valor de los costos y deducciones que indicó el pliego de cargos, sino al valor de la información reportada en forma extemporánea.

(...).

Con ocasión de la respuesta al pliego de cargos, la sociedad manifestó su intención de acogerse a la sanción reducida al 10% y para ello acreditó haber subsanado la omisión, y acreditó el pago de la sanción por la suma de $ 717.000 (fl. 29, cdno. 9), teniendo en cuenta la base para calcular la sanción que a su juicio era la correcta.

Si bien conforme a lo expuesto en el punto anterior la base para calcular la sanción en el presente caso, no es la indicada por la sociedad actora, sino la que corresponde a la conducta irregular en la cual incurrió aquélla, es decir, presentar la información en forma extemporánea, que, como se precisó, está determinada por las sumas respecto de las cuales se suministró la información extemporánea, y que equivale a la suma de $ 4.403.899.000, también lo es, que al no poderse aplicar esta base por las razones expuestas en el punto anterior, y haberse confirmado la base señalada en el pliego de cargos, en donde se liquidó una sanción de $ 83.190.050, la sanción reducida equivale a la suma de $ 8.319.000, teniendo en cuenta que la sociedad subsanó la omisión antes de que le fuera notificada la resolución sanción.

No obstante que la sociedad canceló evidentemente una suma inferior, estima la Sala, que por ello no debe ser desestimado el beneficio al cual se acogió la sociedad, ya que es obvio que en casos como el presente, la base para calcular la sanción no era precisamente la señalada en el pliego de cargos, así, finalmente, para no hacer más gravosa la situación de la sociedad se hubiera mantenido, por tanto, existiendo la posibilidad de reliquidar la base atendiendo a los criterios consagrados en el artículo 651 del estatuto tributario, surgen diferentes interpretaciones que no se deben desestimar en perjuicio del contribuyente».

______________________________