Sentencia AC-1432 de agosto 22 de 1994 

CONSEJO DE ESTADO 

SALA PLENA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

PÉRDIDA DE LA INVESTIDURA DE CONGRESISTA

CAUSALES QUE NO REQUIEREN SENTENCIA PENAL

EXTRACTOS: «Se invocan los numerales 4º y 5º del art. 183 de la C.N. que a la letra dicen:

“Los congresistas perderán su investidura (...)

4. Por indebida destinación de dineros públicos.

5. Por tráfico de influencias debidamente comprobado”.

La indebida destinación de dineros públicos y tráfico de influencias debidamente comprobado, están previstos en el art. 183 numerales 4º y 5º, ya transcrito, como causales de pérdida de investidura.

Al respecto debe precisarse en primer término que el parágrafo del art. 296 de la Ley 5ª de 1992 estableció que “para proceder en los ordinales 4º y 5º de este artículo se requerirá previa sentencia penal condenatoria”, ordinales que, en su orden, se refieren a la pérdida de investidura por indebida destinación de dineros públicos y por tráfico de influencias debidamente comprobadas y el art. 297 ibídem señala el trámite a seguir por la autoridad o Cámara respectiva en presencia de dichas causales.

El requisito en mención se repitió en el art. 5º de la Ley 144 del 19 de julio de 1994, mientras que el texto del art. 183-4º y 5º de la C.N. no se hace previsión alguna de esa naturaleza, por lo que debe analizarse tal situación.

Para la Sala es evidente que el examen de la ocurrencia de las causales en mención no requiere necesariamente de un pronunciamiento previo de carácter judicial, por cuanto tal requisito no aparece exigido por la Constitución de 1991.

Ahora bien, el artículo 4º de la C.N. de 1991 dispone que cuando una norma legal se contraponga una constitucional debe darse aplicación a esta última.

Así las cosas, la Sala dará aplicación a lo previsto por el artículo 183 numerales 4º y 5ºfabio por sobre lo previsto en el parágrafo 2º del artículo 296, en el artículo 297 de la Ley 5ª de 1992 y en el artículo 5º de la Ley 144 de 1994, en lo pertinente.

A más de lo anterior, por sentencia del 14 de julio de 1994, la H. Corte Constitucional declaró inexequibles, entre otros, el parágrafo 2º del artículo 296 y el artículo 297 de la Ley 5ª de 1992 mencionada antes, por lo que conforme a las previsiones legales no es posible revivir en disposición posterior la norma anulada y, por lo mismo, la Sala considera, nuevamente, que por aplicación del artículo 4º de la C.N., debe dar aplicación preferente a las disposiciones constitucionales sobre lo previsto en la Ley 144 de 1994, en el aspecto en estudio y, en consecuencia, procede a analizar las causales planteadas por la parte actora, aunque sobre su ocurrencia no haya un previo pronunciamiento judicial».

(Sentencia de agosto 22 de 1994. Expediente AC-1432. Consejera Ponente: Dra. Miren de la Lombana de Magyaroff).

_____________________________________