Sentencia ACU-902 de septiembre 16 de 1999 

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN SEGUNDA

Consejero Ponente:

Dr. Alberto Arango Mantilla

Acción de cumplimiento

Actor: Sindicato nacional de beneficencias de Colombia.

Santafé de Bogotá, D.C., dieciséis de septiembre de mil novecientos noventa y nueve.

Conoce la sala de la apelación interpuesta mediante apoderado por el Sindicato Nacional de Beneficencias de Colombia contra la sentencia de 12 de agosto de 1999, proferida por la Sección Cuarta del Tribunal Administrativo de Cundinamarca y mediante la cual se negó la orden de cumplimiento demandada dentro de la acción de cumplimiento instaurada por el recurrente contra la Beneficencia de Cundinamarca.

Hechos

Dice la entidad demandante que el 12 de marzo de 1999 acordó unas peticiones que fueron presentadas el 19 de marzo a la Beneficencia de Cundinamarca, con el fin de regular las relaciones laborales de los empleados públicos que laboran en dicha entidad, designando para ello una comisión negociadora.

Transcurrido el término legal de los 5 días previsto en el artículo 433 del Código Sustantivo del Trabajo la Beneficencia de Cundinamarca no dio respuesta, ni aviso a “Sintrabeneficencias” para iniciar la negociación en etapa de arreglo directo.

El 23 y 29 de abril, el 5, 10 y 11 de mayo de 1999 se requirió al gerente general de la Beneficencia de Cundinamarca, para que contestara las peticiones del 19 de marzo de 1999. Y aquél informó, el 16 de junio de 1999, que dichas peticiones no fueron evacuadas por la junta directiva el 30 de abril de 1999, sino que se aplazaron.

La Beneficencia de Cundinamarca no dio cumplimiento al artículo 433 del Código Sustantivo del Trabajo en relación con la obligación de iniciar en arreglo directo la negociación colectiva de las peticiones sindicales presentadas desde el 19 de marzo de 1999, lo que implica incumplir también el convenio de OIT 151 de 1978 aprobado por la Ley 411 de 1997 sobre derecho de negociación colectiva de los sindicatos de empleados públicos.

Afirma que la prueba de la renuencia se establece mediante los documentos anexos en los que constan las peticiones sindicales presentadas el 19 de marzo de 1999 a la Beneficencia de Cundinamarca y los requerimientos de respuesta dirigidos a la misma.

Objeto de la acción

Se interpone para que

“Se ordene (sic) al gerente general de la Beneficencia de Cundinamarca que en el término perentorio de cinco (5) días siguientes a la ejecutoria del fallo, convoque por escrito a Sintrabeneficencias para iniciar la etapa legal de arreglo directo conforme a los artículos 432 a 436 del Código Sustantivo del Trabajo, para la negociación colectiva de las peticiones sindicales presentadas el 19 de marzo de 1999, en cumplimiento del convenio de OIT 151 de 1978 aprobado por la Ley 411 de 1997.

Solicito con fundamento en el artículo 15 de la Ley 393 de 1997 que se ordene el cumplimiento inmediato del fallo dada la grave y evidente violación del derecho de negociación colectiva por el incumplimiento del convenio de OIT 151 de 1978 aprobado por la Ley 411 de 1997” (fl. 78).

La sentencia apelada

El tribunal afirma que del texto de las normas invocadas (convenio 151 y CST, art. 433) no puede deducirse incumplimiento alguno por parte de la Beneficencia de Cundinamarca por cuanto tales preceptos contienen definiciones y no deberes cuyo desarrollo pueda ser exigido. Que en relación con el artículo 7º del convenio, se observa, que el mismo se refiere al deber, en caso de ser necesario, de adoptar las medidas relativas a las relaciones laborales entre las autoridades públicas y las organizaciones de empleados públicos, lo cual no se ventila en la presente acción.

Sostiene que es evidente que el Convenio 151 de la OIT adoptado por la Ley 411 de 1997 forma parte de la legislación interna que garantiza el derecho de negociación colectiva, en el sentido de regular las relaciones laborales de empleados públicos. Que del artículo 8º del convenio se deduce una obligación de carácter general que hace posible la solución de conflictos originados en las condiciones de empleo, según las necesidades nacionales a través de medios directos de negociación, lo cual es concordante con lo dispuesto en el artículo 433 de Código Sustantivo del Trabajo.

Señala que la norma cuyo cumplimiento se solicita, necesita para su desarrollo lo dispuesto en el artículo 432 de Código Sustantivo del Trabajo, lo que no se encontró probado en el caso que se debate.

La apelación

El recurrente hace un extenso relato de lo manifestado en el escrito de la demanda en acción de cumplimiento para luego expresar, en síntesis, que el tribunal al pronunciarse en la sentencia acepta el hecho de que se presentaron peticiones al gerente general de la Beneficencia de Cundinamarca desde el 19 de marzo de 1999 y que no es cierta la afirmación hecha por el tribunal con respecto a que el sindicato no designó la comisión negociadora prevista en el artículo 432 del Código Sustantivo del Trabajo.

Se decide previas estas

Consideraciones

El asunto se contrae a establecer, sencillamente, si la entidad demandada, es decir la Beneficencia de Cundinamarca debe ser compelida por el juez de cumplimiento a iniciar conversaciones para negociación en arreglo directo del pliego de peticiones que le presenta el Sindicato Nacional de las Beneficencias de Colombia.

La Sala estima que asiste razón al sindicato demandante.

En efecto, según el artículo 433 del Código Sustantivo del Trabajo,

“El patrono o su representante están en la obligación de recibir a los delegados de los trabajadores dentro de las veinticuatro horas siguientes a la presentación oportuna del pliego de peticiones para iniciar conversaciones. (...). En todo caso la iniciación de las conversaciones en la etapa de arreglo directo no puede diferirse por más de cinco (5) días hábiles a partir de la presentación del pliego”.

Como se observa, la ley impone la obligación de recibir a los delegados del sindicato y la obligación también de iniciar conversaciones dentro de los 5 días siguientes, como máximo, la presentación del pliego.

Está suficientemente probado en este caso que el sindicato demandante pidió a la Beneficencia de Cundinamarca que se le oyera en la discusión de su pliego de peticiones. Aparece probado, así mismo, que tal petición se reiteró (fls. 49 y ss.).

La beneficencia, por su parte, contestó el 16 de junio de 1999 al sindicato petente, pero como se observa a folio 66 no dio la respuesta que exige la ley, en los términos antes anotados.

Así las cosas, y apareciendo con meridiana claridad que la acción de cumplimiento planteada debe despacharse favorablemente, sin considerar del caso mayor abundamiento la Sala proveerá en consecuencia, previa revocatoria de la providencia apelada.

Por lo expuesto el Consejo de Estado, Sala de Contencioso Administrativo, Sección Segunda, Subsección “A”, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley,

FALLA:

Revócase la sentencia apelada, proferida por la Sección Cuarta del Tribunal Administrativo de Cundinamarca el 12 de agosto de 1999.

En su lugar se dispone:

Ordénase a la Beneficencia de Cundinamarca que en el término de 24 horas contado desde la notificación de esta sentencia dé inicio a las conversaciones en arreglo directo sobre el pliego de peticiones presentado por el Sindicato Nacional de las Beneficencias de Colombia, Sintrabeneficencias, el 19 de marzo de 1999.

Ejecutoriada esta providencia, devuélvase el expediente al tribunal de origen.

Cópiese, notifíquese y cúmplase.

Esta providencia fue estudiada y aprobada por la Sala en sesión de la fecha.

_______________________________________