Sentencia C-1158 de septiembre 6 de 2000 

CORTE CONSTITUCIONAL

SALA PLENA

Sent. C-1158/2000. Ref.: Expediente L.A.T-174

Magistrado Ponente:

Dr. José Gregorio Hernández Galindo

Bogotá, D.C., seis (6) de septiembre de dos mil (2000).

Revisión de constitucionalidad de la Ley 564 del 2 de febrero de 2000, “Por medio de la cual se aprueba el “Convenio de cooperación cultural entre el gobierno de la República de Colombia y el gobierno de la República de Lituania”, firmado en la ciudad de Santafé de Bogotá, D.C., el 28 de abril de 1995”.

EXTRACTOS: «IV. Consideraciones de la Corte Constitucional y fundamentos de la decisión

1. Aspectos formales.

a) Según certificación expedida por el jefe de la oficina jurídica del Ministerio de Relaciones Exteriores, el convenio objeto de análisis fue suscrito, en representación del Gobierno de Colombia, por el doctor Camilo Reyes Rodríguez, en calidad de Viceministro de Relaciones Exteriores, encargado de las funciones del ministro, y confirmado por el Presidente de la República, mediante aprobación ejecutiva del 5 de julio de 1998 (fl. 193).

b) El proyecto de ley respectivo fue presentado por el Ministro de Relaciones Exteriores (Gaceta del Congreso Nº 173 del 22 de junio de 1999).

c) El texto del proyecto de ley 92 de 1998 Senado fue publicado en la Gaceta del Congreso Año VII Nº 190 del 21 de septiembre de 1998 (fl. 145).

d) La ponencia para primer debate en el Senado de la República fue presentada por la senadora Martha Catalina Daniels.

e) Según certificación suscrita por el secretario de la Comisión Segunda del Senado de la República, el proyecto de ley 92 de 1998 Senado fue aprobado en primer debate el 2 de junio de 1999, con un quórum deliberatorio y decisorio integrado por 9 de los 13 senadores que conforman esa Comisión, con 9 votos a favor y 0 en contra (fl. 114).

f) Obra certificación del secretario general del Senado de la República, en la cual consta que el proyecto de ley 92 de 1998 Senado fue aprobado por unanimidad en segundo debate con el lleno de los requisitos legales, constitucionales y reglamentarios, con un quórum de 95 senadores de 102, en sesión ordinaria del 15 de junio de 1999, según acta Nº 56, publicada en la Gaceta del Congreso Año VIII Nº 173 del 22 de junio de 1999 (fl. 113).

g) La ponencia para primer debate en la Cámara de Representantes fue presentada por el representante Sergio Cabrera Cárdenas, y fue publicada en la Gaceta del Congreso Nº 107 de 1999.

h) De acuerdo con la certificación expedida por el secretario general de la Cámara de Representantes, el proyecto de ley 258 de 1999 Cámara, 92 de 1998 Senado, fue aprobado por unanimidad en sesión del 15 de septiembre de 1999, con la asistencia de 15 representantes (fl. 20).

i) Obra certificación expedida por el secretario general de la Cámara de Representantes, según la cual el proyecto de ley 258 de 1999 Cámara, 092 de 1998 Senado, fue aprobado en sesión plenaria del 6 de diciembre de 1999 por 132 votos afirmativos. Ponencia que fue publicada en la Gaceta del Congreso Nº 153 de 1999 (fls. 21 y 174).

Como puede verse, transcurrieron los términos indicados en el artículo 160 de la Constitución, y el trámite legislativo principió, como lo exige el artículo 154 Ibídem, en el Senado de la República.

Conforme a lo anterior, no encuentra la Corte vulneración alguna de los procedimientos exigidos para la aprobación de la ley, y así habrá de declararlo.

2. Aspectos de fondo.

El convenio objeto de examen, en su contenido general, no ofrece dificultades de índole constitucional, pues se limita a establecer condiciones propicias de mutua cooperación entre las repúblicas de Colombia y Lituania en el campo cultural.

En las cláusulas correspondientes se pacta que los dos gobiernos promoverán y desarrollarán las relaciones culturales; acordarán todas las facilidades posibles tendientes a asegurar la mutua difusión de la cultura de sus respectivos países, especialmente por medio del intercambio de información en las áreas del arte, la educación, la ciencia, el cine, los medios de comunicación, el turismo y los deportes; estimularán la cooperación entre los establecimientos de enseñanza lituanos y colombianos; harán lo propio en lo referente a archivos, bibliotecas, centros culturales y museos; desarrollarán el recíproco apoyo en los terrenos de las artes plásticas, la música, el folclor, la danza, el teatro, la filatelia, el cine, la radio y la televisión; facilitarán la instalación y funcionamiento, en sus respectivos territorios, de los medios destinados a la organización de exposiciones, conciertos, festivales nacionales e internacionales, presentación de obras teatrales, ballet y bailes folclóricos, así como otras manifestaciones artísticas y culturales; fomentarán la concesión de becas y ayudas a los nacionales de la otra Parte que deseen realizar estudios, especializaciones o investigaciones; procurarán el intercambio de visitas de académicos, artistas, escritores, periodistas e instructores; protegerán los derechos de autor; buscarán que, dentro de sus respectivos marcos legales, sean reconocidos en un Estado los títulos académicos y profesionales otorgados en el otro; y se darán un tratamiento mutuo favorable con respecto a la entrada, permanencia, tránsito y salida de sus territorios, de personas, bienes culturales y de otros objetos con destino a manifestaciones artísticas y culturales, los cuales estarán exentos del pago de derechos aduaneros y de toda clase de impuestos, siempre que no tengan destino comercial.

La Corte encuentra que estos pactos, lejos de oponerse a los principios y mandatos superiores, desarrollan el propósito señalado en los artículos 226 y 227 de la Constitución Política, y los previstos en sus artículos 61 y 70. Este último establece con claridad que el Estado tiene el deber de promover el acceso de todos los colombianos a la cultura, que es universal y, por tanto, debe consultar y divulgar entre los nacionales las expresiones culturales de otras zonas del planeta, y entre los extranjeros las manifestaciones artísticas y culturales de Colombia.

La Corte acoge la tesis formulada en su concepto por el Procurador General de la Nación, en el sentido de que, para no invadir inconstitucionalmente la autonomía que está garantizada a las entidades territoriales, no ha de entenderse que por el convenio revisado puedan concederse exenciones sobre los tratados departamentales, distritales y municipales, por lo cual la exequibilidad del artículo IX del instrumento internacional se condiciona en el sentido de que las exenciones en él previstas sólo pueden referirse a tributos de nivel nacional.

Decisión

Con fundamento en las precedentes motivaciones, la Sala Plena de la Corte Constitucional administrando justicia en nombre del pueblo y por mandato de la Constitución,

RESUELVE:

Declárase EXEQUIBLE el Convenio de cooperación cultural entre el Gobierno de la República de Colombia y el Gobierno de la República de Lituania, firmado en Bogotá, D.C. el 28 de abril de 1995, y la Ley 564 de 2000, por medio del cual se aprueba.

La exequibilidad del artículo IX del convenio se condiciona en el sentido de que las exenciones en él revistas sólo pueden referirse a tributos del nivel nacional y no afectan los impuestos, tasas y contribuciones de las entidades territoriales.

Cópiese, notifíquese, comuníquese, insértese en la Gaceta de la Corte Constitucional, cúmplase y archívese el expediente.

_________________________________