Sentencia C-167 de abril 29 de 1993 

CORTE CONSTITUCIONAL 

SALA PLENA

TRÁMITE DE PROYECTOS DE LEY

INTERVENCIÓN DE COMISIONES ACCIDENTALES

EXTRACTOS: «El artículo 161 de la Carta Política. Esta disposición surgió a la vida jurídica con la Constitución Política de 1991 y se creó con el propósito de imprimir mayor eficiencia, racionalidad y agilidad a la labor del Congreso en la formación de las leyes. Dice así el mandato citado:

“ART. 161.—Cuando surgieren discrepancias en las cámaras respecto de un proyecto, ambas integrarán comisiones accidentales que, reunidas conjuntamente, prepararán el texto que será sometido a decisión final en cesión plenaria de cada cámara. Si después de la repetición del segundo debate persisten las diferencias, se considerará negado el proyecto”.

Cuando se presentó esta disposición en la Asamblea Nacional Constituyente el doctor Hernando Yepes Arcila, en su calidad de ponente, argumentó:

“La sistemática que proponemos sugiere así mismo un trámite especial para la superasión de las discrepancias que surjan una vez surtido el segundo debate en ambas cámaras, entre los textos que emanen de éstas, mediante el sencillo expediente de confiar la búsqueda de aproximaciones a una comisión accidental designada por los dos cuerpos con el encargo específico de preparar un texto final para reabrir sobre él el segundo debate”. (ver Gaceta Constitucional Nº 67).

Así las cosas y atendiendo al contenido del artículo 161 superior, las cámaras legislativas están autorizadas para integrar comisiones accidentales cuando exista diferencia entre el texto de un proyecto de ley aprobado en la plenaria de una cámara frente al aprobado en la plenaria de la otra. Comisión que debe reunirse conjuntamente con el fin de adoptar una norma que se adecúe al querer mayoritario de los miembros de una y otra cámara. Esta decisión igualmente debe ser considerada y aprobada en cesión plenaria en el Senado de la República y en la Cámara de Representantes.

En el caso que se somete a estudio de esta corporación, como se expresó anteriormente, si hubo disparidad entre los textos del artículo acusado que aprobó la Cámara de Representantes en segundo debate, frente al que aprobó el Senado de la República, motivo por el cual se procedió a integrar la comisión accidental que en últimas adoptó el parágrafo demandado, actuación que se adecúa a lo dispuesto en el artículo 161 de la Carta Política.

En efecto, de acuerdo al artículo 161 de la Constitución para que se pueda integrar la comisión accidental mixta a que allí se alude, es requisito indispensable que entre los proyectos aprobados por las plenarias de cada una de las cámaras legislativas haya “discrepancias”, es decir, desigualdad o diferencia ya sea entre uno o varios de los artículos que la conforman.

Dichas “discrepancias” deben producirse necesariamente durante el segundo debate, pues la voluntad del constituyente fue la de permitir que se zanjaran las diferencias que pudieran surgir entre las plenarias de cada cámara, como se lee en la ponencia informe que se transcribió unos párrafos antes; como también evitar que el proyecto de ley tuviera que devolverse a la comisión respectiva nuevamente, haciendo más dispendioso y demorado el trámite de expedición de la ley. Siendo así, no le asiste razón al Procurador General de la Nación cuando afirma que tales discrepancias sólo pueden tener lugar antes de la aprobación por la plenarias, ya que si así fuera mal podría alegarse discrepancia o diferencia si aún no se sabe cual es el texto que adoptará la mayoría de cada cámara como texto definitivo para que se pueda confrontar con el de la otra y así determinar sus diferencias.

De otra parte debe agregarse que tampoco se infringe el artículo 165 del Estatuto Máximo que exige la aprobación del proyecto de ley en primer debate en la comisión correspondiente de cada cámara, como en la plenaria de las mismas, por cuanto la comisión accidental conjunta a que alude el artículo 161 de la Constitución Nacional, viene a remplazar a la comisión permanente constitucional en la discución y aprobación de la norma nueva que remplazará aquella sobre la cual se presentó discrepancia en las cámaras. Además obsérvese que el nuevo texto debe también ser discutido y aprobado en la plenaria del Senado como de la Cámara, cumpliendo así los debates respectivos.

Finalmente debe aclararse que la comisión accidental que se integre para efectos de dar aplicación al artículo 161 de la Carta, única y exclusivamente puede ocuparse del estudio y análisis de las disposiciones del proyecto de ley que hubieren sido objeto de “discrepancias”, o lo que es lo mismo, de aquellas normas cuyo texto hubiere sido aprobado en la plenaria de una cámara en forma diferente al de la otra. De manera que la comisión citada no puede entrar a modificar preceptos del proyecto de ley sobre los cuales no hubiera existido “discrepancia”.

La función de la comisión accidental a que alude el artículo 161 constitucional, es entonces, la de preparar el texto que habrá de remplazar a aquél sobre el cual surgieron discrepancias en las plenarias de las cámaras, como a bien tenga, siempre y cuando este corresponda al querer mayoritario del Congreso Nacional».

(Sentencia C-167 de abril 29 de 1993. Magistrado Ponente: Dr. Carlos Gaviria Díaz).

_______________________________