Sentencia C-599 de noviembre 20 de 1997 

CORTE CONSTITUCIONAL 

SALA PLENA

Ref.: Expediente D-1695

Demanda de inconstitucionalidad del artículo 269 (parcial) del Decreto 100 de 1980, Código Penal, tal como fue modificado por el artículo 2º de la Ley 40 de 1993.

Actor: Diego Fernando Martínez Flórez.Magistrado Ponente:

Dr. Jorge Arango Mejía

Sentencia aprobada en Santafé de Bogotá, D.C., según consta en acta número 54, a los veinte días del seis de noviembre de mil novecientos noventa y siete.

(...).

EXTRACTOS: La consagración de estas dos conductas delictivas, secuestro extorsivo y secuestro simple, está encaminada a proteger la libertad personal.

Por consiguiente, el elemento objetivo común que comparten las dos modalidades de secuestro, consiste en que el hecho punible radica en la privación de la libertad de una o de varias personas, utilizando, para ello, la violencia o el engaño, en una cualquiera de las formas que describen los artículos: arrebatar, sustraer, retener u ocultar.

Para la comisión del delito de secuestro, la forma como éste suceda es indiferente. En efecto, puede ser mediante amenazas, fraude o violencia; puede consistir en sujetar físicamente a la víctima, con esposas, mordazas, cadenas, etc. Lo que importa es el resultado, es decir, que la víctima pierda físicamente la capacidad de moverse de acuerdo con su voluntad. Este punto es importante para distinguir el secuestro de otros delitos contra la autonomía personal, consagrados en los artículos 276 y siguientes del Código Penal.

Segundo. ¿Cuál es la diferencia principal entre uno y otro delito?

La diferencia se encuentra en el elemento subjetivo, es decir, la finalidad del agente. En efecto, en el secuestro extorsivo, el sujeto activo tiene el propósito de exigir algo por la libertad de la víctima. En el secuestro simple, basta que se prive de la libertad a una persona para que se configure el delito. Y esta diferencia es la que ha hecho que el legislador imponga al delito de secuestro simple una pena sustancialmente menor que la señalada para el secuestro extorsivo.

(...).

RESUELVE:

Declárase exequible el inciso primero del artículo 269 del Código Penal, modificado por el artículo 2º de La ley 40 de 1993.

Cópiese, notifíquese, publíquese, cúmplase e insértese en la Gaceta de la Corte Constitucional.

___________________________________