Sentencia C-68 de febrero 3 de 2004 

CORTE CONSTITUCIONAL

SALA PLENA

OBJECIONES A PROYECTO DE LEY

TÉRMINO QUE TIENE EL CONGRESO PARA PRONUNCIARSE

EXTRACTOS: «De conformidad con la parte final del artículo 162 constitucional: “Ningún proyecto podrá ser considerado en más de dos legislaturas”.

Esta expresión del artículo 162 superior hay que entenderla en el sentido de que las dos legislaturas constituyen el plazo que tiene el Congreso para la formación de la ley, de suerte tal que todo proyecto de ley que surta los debates correspondientes dentro de dicho término, por este aspecto se ajusta al mandato constitucional. Siendo claro además que esas dos legislaturas no cobijan el término de que dispone el Presidente para formular sus objeciones, pues, de no ser así, el ejecutivo podría alterarle o suprimirle al Congreso la oportunidad que le asiste para pronunciarse sobre las objeciones. Recordando al efecto que en Colombia —contrario a lo que ocurre en los EEUU— no existe el veto de bolsillo.

Más aún, debe observarse que en la referida materia hay primacía del legislativo sobre el ejecutivo, particularmente cuando la objeción presidencial es por razones de inconveniencia, dado que en tal evento, si la mayoría especial del Congreso insiste en el proyecto objetado, prevalece la voluntad de este (C.P., art. 167).

Surge una pregunta entonces: ¿Cuál es el término con que cuenta el Congreso de la República para pronunciarse sobre las objeciones del Presidente de la República?

En ningún caso en un término superior al que existe para hacer la ley. Por tanto, de conformidad con el artículo 162 superior las objeciones presidenciales a un proyecto de ley deben estimarse o desestimarse por el Congreso dentro de dos legislaturas. Término que debe computarse en forma adicional al de las dos primeras legislaturas que tuvo el Congreso para expedir el texto que fue objetado por el Presidente. En síntesis, una interpretación extensiva del artículo 162 de la Constitución permite afirmar que el Congreso tiene máximo dos legislaturas para hacer una ley, y máximo dos legislaturas adicionales para pronunciarse sobre las objeciones que formule el Gobierno Nacional».

(Sentencia C-068 de 3 de febrero de 2004. Magistrado Ponente: Dr. Jaime Araújo Rentería).

________________________________