Sentencia SL10420-2017/50945 de julio 19 de 2017

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA DE CASACIÓN LABORAL

SALA DE DESCONGESTIÓN Nº 4

Rad.: 50945

Magistrado Ponente:

Dr. Omar De Jesús Restrepo Ochoa

Acta 2

Bogotá, D.C., diecinueve de julio de dos mil diecisiete.

Decide la sala el recurso de casación interpuesto por María Del Carmen Nieto Ramírez, contra la sentencia proferida por la Sala de Descongestión Laboral del Tribunal Superior del Distrito Judicial de Bogotá, el 12 de noviembre de 2010, en el proceso que instauró contra las empresas Confecciones Recat Ltda. y C y R Texco Ltda.

I. Antecedentes.

María del Carmen Nieto Ramírez, demandó a las sociedades Confecciones Recat Ltda. y C y R Texco Ltda., para que se declarara que entre ellas existieron varios contratos de trabajo a término fijo y en consecuencia fueran condenadas al pago de los aportes a la seguridad social en pensiones al ISS, los perjuicios por los daños materiales ocasionados por el no pago de aportes al ISS, a la devolución del valor de los aportes cancelados al Consorcio Prosperar, de la sanción moratoria del artículo 65 del CST, los perjuicios morales ocasionados por la omisión de cancelar los aportes parafiscales, la mesada pensional a la que tiene derecho por el régimen de transición, hasta tanto el ISS haya recibido los dineros adeudados y le brinde la cobertura directa de la mesada pensional, la indexación de cada una de las sumas objeto de condena.

Como fundamento de sus pretensiones, adujo que laboró para la empresa Confecciones Recat Ltda., desde abril de 1986 por espacio de 13 años, desempeñándose en el cargo denominado “Plancha”; que siempre devengó el salario mínimo legal mensual para cada anualidad, incluido el auxilio de transporte, y que a pesar de que se le efectuaron las deducciones para el pago de la seguridad social, estas no se ven reflejadas ante el ISS. Con la empresa C y R Texco Ltda., estuvo vinculada durante los años 2001 y 2004 a 2006, devengando el salario mínimo legal vigente para cada anualidad, sin que se le hubiera afiliado al sistema de seguridad social; relación que terminó sin justa causa, el 12 de marzo de 2007.

Las demandadas respondieron al libelo de manera extemporánea.

II. Sentencia de primera instancia.

Mediante sentencia del 28 de agosto de 2009, el Juzgado Diecisiete Laboral del Circuito de Bogotá, absolvió a las demandadas de todas las pretensiones incoadas en su contra por la señora María del Carmen Nieto Ramírez, a quien condenó en costas.

III. Sentencia de segunda instancia.

Al resolver la apelación propuesta por la parte actora, con decisión del 12 de noviembre de 2010, la Sala de Descongestión Laboral del Tribunal Superior del Distrito Judicial de Bogotá, confirmó la decisión.

En lo que interesa al recurso extraordinario, el tribunal planteó, como problema jurídico, determinar si se probó la existencia de una sola relación laboral entre la actora y “[…] Confecciones Recat, Rafael Treviño Rincón […]” y C y R Texco.

Advirtió, que del trámite del proceso se logra deducir que la señora Nieto celebró contratos con cada una de las demandadas, en épocas diferentes, unos de naturaleza civil y otros de índole laboral, sin lograr con ella demostrar la existencia de un solo contrato.

Al respecto, expresó el tribunal:

Es evidente en el presente caso que además, existen diversas modalidades contractuales de naturaleza laboral y civil, entre cada una de las personas demandadas y la accionante a través de sendos contratos, como fueron: de prestación de servicios con C y R Texco Ltda., como prensista (fl. 46 y 109), con Recat Ltda. Contratos a término fijo inferior a un año con Recat S. de H. (fls. 25, 26, 27); con Confecciones Recat Ltda. a término inferior a un año (fls. 21, 22, 23, 24, 25); a término fijo inferior a un año y por duración de la obra o labor contratada con Rafael Triviño (fls. 19 y 20).

Los anteriores contratos fueron terminados liquidados oportunamente y en el plenario no se surtió ninguna diferencia con relación a las secuelas de cada uno de ellos, sino que además lo que siempre buscó la demandante es la declaratoria de una sola vinculación laboral y a término indefinido.

Tampoco se demuestra lo contrario con la historia laboral del Instituto de Seguros Sociales, toda vez que dicha documental no es idónea ni conducente a probar la existencia de una sola vinculación laboral con los demandados, tal como se propone la recurrente.

Las certificaciones laboral (sic) dan cuenta, como los contratos laborales aportados de la vinculación de la demandada en esas condiciones, pero la réplica no precisa con cuál de esas certificaciones se puede colegir sin hesitación alguna los extremos de la vinculación laboral que son el soporte de sus pretensiones.

IV. Recurso de casación.

Interpuesto por la demandante, concedido por el tribunal y admitido por la Corte, se procede a resolver.

V. Alcance de la impugnación.

Pretende la recurrente, que la Corte case la sentencia atacada y que en sede de instancia “[…] proceda a revocar la sentencia de primer grado, emitida por el Juzgado 17 Laboral del Circuito de Bogotá con fecha agosto 28 de 2009, y en su lugar se acceda a las suplicas de la demanda”.

Con tal propósito formuló dos cargos, que fueron replicados y que serán analizados de manera conjunta, en razón a que atacan un mismo grupo normativo y persiguen un idéntico fin.

VI. Cargo primero.

Acusó la sentencia recurrida de violar la ley sustancial por la vía directa en la modalidad de infracción directa, de las siguientes disposiciones sustanciales “[...] los artículos 22, 23, 24, y 55 del CST; artículos 13, 15, 17 y 22 y 153 de la Ley 100 de 1993 y consecuente desconocimiento de lo preceptuado en el artículo 36 de esta misma ley, Dcto 758 de 1990 mediante el cual se aprueba el Acuerdo 49 de 1990, y de los artículos 1º, 48, 53 y 228 de la C.P.”.

Señaló que el tribunal, de una parte, declaró la inexistencia de extremos de la relación laboral que vinculen a la accionante, con cualquiera de las demandadas y, de otra, afirmó que se presentaron diversas modalidades de contratación laboral y civil, lo que encierra una contradicción que lo llevó a desconocer los derechos y obligaciones derivados de una relación laboral.

Según el recurrente, el tribunal erró cuando dijo que, los contratos fueron terminados y liquidados oportunamente sin hacer diferencia con relación a las consecuencias frente a cada uno de ellos; estimó que esa apreciación es desacertada, por cuanto fueron las secuelas del incumplimiento de las obligaciones generadas en dichos contratos por parte de las demandadas, frente a sus derechos, las que generaron la demanda.

Indicó, que las conclusiones del ad quem no se compadecen con el material probatorio arrimado al plenario ni con lo establecido en los artículos 22, 23 y 24 del Código Sustantivo de Trabajo, en cuanto a la definición de contrato de trabajo, a los elementos esenciales del mismo y a la presunción de que toda relación de trabajo está regida por un contrato de trabajo.

Continuó su análisis, indicando que en materia pensional, el tribunal no aplicó lo señalado en el literal a) del artículo 13, en el artículo 22 de la Ley 100 de 1993 y en el artículo 4º de la Ley 797 de 2003 que modificó el artículo 17 de la Ley 100 de 1993, en cuanto a la obligatoriedad de la afiliación al sistema general de seguridad social para todos los trabajadores dependientes o independientes, siendo responsabilidad del empleador pagar los aportes.

Finalmente recordó que, en materia de salud, el numeral 2º del artículo 153 de la Ley 100 de 1993 señala la obligatoriedad de la afiliación para todos los habitantes de Colombia.

VII. Cargo segundo.

Acusó la sentencia recurrida de violar, por la vía indirecta, por aplicación indebida, de las siguientes normas sustanciales: “[...] los artículos 22, 23, 24 y 25 del CST; artículos 13, 17, 22 y 153 de la Ley 100 de 1993 y consecuente desconocimiento de los (sic) preceptuado en el artículo 36 de esta misma ley, Dcto 758 de 1990 mediante el cual se aprueba el Acuerdo 49 de 1990, de los artículos 48, 53 y 228 de la C.N. y de los artículos 176 y 177 del CPC”.

Señaló que el tribunal había incurrido en tres errores de hecho evidentes que enunció así:

1. No dar por demostrado, estándolo, que la demandante tenía un (sic) vinculación laboral con la empresa Confecciones Recat Ltda., a la que le correspondía efectuar los aportes obrero patronales para pensión ante el ISS.

2. No dar por demostrado, estándolo, que la demanda (sic) tenía una vinculación laboral con la empresa C y R Texco Ltda., a la que le correspondería efectuar los aportes obrero patronales para pensión ante el ISS.

3. Por la errónea apreciación del petitum de la demanda y del escrito sustentatorio de la apelación desatendiendo los fundamentos fácticos de lo pedido.

Como pruebas no apreciadas indicó las siguientes:

• Errónea apreciación de los contratos de trabajo aportados a folio 19 a 20, falta de apreciación de las liquidaciones de los contratos de trabajo vistos a folios 18 a 45 con los cuales se desvirtúa negociación distinta a la laboral con la demandante, pues baste con mirar folio 30, para establecer que con la demandada C y R Texco Ltda., hubo relación laboral y no de naturaleza civil como lo afirma.

• Falta de apreciación de la respuesta de tutela dad (sic) por el ISS respecto de las semanas cotizadas para pensión obrantes a folio 58 a 74 que da cuenta del reporte de 442 semanas totales aproximadas cotizadas a nombre de la demandante y por los empleadores desde 1982 a agosto de 2007, hechos que corrobora el incumplimiento del pago de cotizaciones para pensión que correspondía realizar a las demandadas conforme lo establecido en los contratos de trabajo arrimados al paginario.

• Falta de apreciación de lo depuesto por el representante legal de C y R Texco Ltda., folios 171 a 174 que da cuenta del nexo familiar de los propietarios de las demandadas, de sus representantes, del desarrollo de labores en el mismo sitio, de las instrucciones impartidas a los empleados por parte de cualquiera de dichos miembros independientemente de la empresa, etc., hecho que demuestra el vinculo (sic) laboral existente entre las demandadas y la accionante

• Falta de apreciación de los depuesto por el representante legal de Confecciones Recat Ltda., folios 175 a 179 donde se reconoce la existencia del vínculo laboral con la demandante desde el año 1989 hasta 2003, donde afirma presentar deuda por cotizaciones a favor de la demandante en valores unos $ 220.000, donde afirma haber celebrado contratos de prestación de servicios con la accionante y sin embargo haberle dado dinero al mismo tiempo para que ella pagara salud y pensión, donde entra en contradicción con el representante legal de C y R Texto (nieto) respecto del manejo de las empresas frente a los empleados, de los nexos existentes entre los socios de ambas empresas y entre estos y los testigos aportados por las demandadas (Señora Gladys Encira Moreno de Pulido fls. 184 a 187), etc., prueba que nos aporta para establecer el incumplimiento de la obligación del pago de aportes para la seguridad social en pensión a favor de la accionante y de la ubicación comercial de las empresas

• El Tribunal se equivocó notoriamente cuando no consideró las certificaciones expedidas por las demandadas obrante a folio 46, 49 y 50 que dan cuenta de una misma vinculación laboral de la accionante con las demandadas para períodos iguales

Para la demostración del cargo dijo, que al no tener en cuenta la existencia de la relación laboral que existió entre ella y las empresas accionadas, no consideró la obligación legal, radicada en cabeza de las demandadas, de efectuar los aportes para pensión y demás parafiscales que le correspondía, situación que lo llevó al quebrantamiento de los artículos 15, 17 y 22 la Ley 100 de 1993, pues la condición de cotizante está dada fundamentalmente por la vigencia de la relación laboral, obligación no cumplida por las demandadas.

Señaló que el tribunal se equivocó al considerar que lo pedido en la demanda, la aclaración y la apelación era la declaración de la existencia de una sola relación laboral a término indefinido con las demandadas, pues si bien esto puede llegar a ser cierto, lo que realmente persigue la demandante es el pago de las cotizaciones a pensiones por parte de sus empleadores.

VIII. Réplica.

El opositor, presentó replica indicando que la decisión del tribunal estaba acorde a derecho.

IX. Consideraciones.

En el asunto que ocupa la atención de la sala, la decisión del tribunal estuvo soportada, básicamente, en que no se probó una única vinculación con las demandadas, porque existieron, según el ad quem, sendos contratos de diferente naturaleza y con diferentes empleadores.

Aunque se presentan errores en la técnica en la demanda de casación, estos son superables. Veamos: (i) en el cargo propuesto por la vía directa, se mezclan argumentos fácticos y jurídicos, (ii) al indicar el material probatorio sobre el que el tribunal incurrió en los presuntos errores, se encabeza como violados por falta de apreciación, pero al referirse a cada uno, se dice exactamente, que hubo falta de apreciación o apreciación errada. Estos errores son salvables en cuanto que, respecto del primero, también se propuso cargo similar por la vía indirecta. En relación con el segundo, existe claridad para la sala de cuáles son los dislates que se le adjudican a cada prueba enunciada en ese capítulo.

Esta sala encuentra que le asiste razón al recurrente cuando afirma que el ad quem incurrió en una contradicción y en errores ostensibles.

Efectivamente, en las pretensiones del libelo genitor solicitó la recurrente, la declaratoria de la existencia de varias relaciones laborales, con miras a obtener los pagos de las cotizaciones al sistema de seguridad social. Aclaró que todas ellas se habían realizado mediante contratos de trabajo, desde 1989 hasta 2006 y no mediante una única vinculación, tampoco solicito la declaratoria de la unidad de empresa, dos temas decididos por el sentenciador colegiado.

Es un hecho probado, que la demandante prestó sus servicios en el cargo denominado “plancha” para las sociedades accionadas, pues tal situación fáctica no fue objeto de reproche. A la sala le basta con remitirse a los contratos de trabajo, a las respectivas liquidaciones de cada uno de ellos y a las constancias emitidas por las empresas accionadas, para encontrar el grave error enrostrado al tribunal y casar la sentencia atacada.

De esos documentos, efectivamente, se deduce la existencia de varias relaciones laborales entre María del Carmen Nieto y las demandadas, que no una sola relación, regidas por contratos de trabajo escritos.

Y sobre el tema de la unidad de empresa, el error consiste en que, sin que la recurrente lo solicitara, el tribunal lo negó.

Sin costas en casación en vista de la prosperidad del recurso.

X. Sentencia de instancia.

A más de lo expuesto en sede de casación, con las pruebas de la prestación personal del servicio de la actora a favor de las demandadas ya mencionadas, consistentes en 18 contratos escritos, a término fijo inferiores a un año, celebrados entre las partes desde 1989 hasta 2006, todos remunerados, queda probada la existencia de los elementos esenciales del contrato de trabajo de que trata el artículo 23 del Código Sustantivo del Trabajo, esto es, la actividad personal del trabajador, la continuada subordinación o dependencia del mismo respecto del empleador y un salario como retribución del servicio.

Además, de los mencionados medios de prueba, y de otro también aportado al proceso, es decir, el interrogatorio que absolvieron los representantes legales de las demandadas, se confirma, sin asomo de duda, que la actora logró demostrar que prestó servicios en el cargo denominado “plancha” en los siguientes períodos:

InicioTerminaciónEmpleador
13 abril 198922 diciembre 1989Confecciones Recat
5 febrero 199023 diciembre 1990Confecciones Recat
4 febrero 199122 diciembre 1991Confecciones Recat
3 febrero 199223 diciembre 1992Confecciones Recat
8 febrero 199328 diciembre 1993Confecciones Recat
31 enero 199422 diciembre 1994Confecciones Recat
1º febrero 199522 diciembre 1995Confecciones Recat
9 enero 199622 diciembre 1996Confecciones Recat
10 febrero 199730 diciembre 1997Confecciones Recat
2 febrero 199830 diciembre 1998Confecciones Recat
1º marzo 199917 diciembre 1999Confecciones Recat
24 julio 200020 diciembre 2000Confecciones Recat
10 abril 200121 diciembre 2001C y R Texco
18 enero 200220 diciembre 2002Confecciones Recat
16 enero 200323 diciembre 2003Confecciones Recat
14 febrero 200420 diciembre 2004C y R Texco
1º febrero 200520 diciembre 2005C y R Texco
16 febrero 200615 diciembre 2006C y R Texco

Así las cosas, se revocará la decisión absolutoria de primer grado, y se examinarán las diversas pretensiones impetradas en la demanda, en orden a determinar su prosperidad, anotando que la demanda se dio por no contestada. Por lo tanto, se procederá con el estudio de las pretensiones económicas a fin de determinar su viabilidad:

Aportes seguridad social (pensión).

Es del caso indicar que el artículo 8º de la Ley 100 de 1993 señala que el sistema de seguridad social integral está conformado por los regímenes generales en pensiones, salud y riesgos laborales, siendo obligación del empleador afiliar a sus trabajadores conforme al artículo 17 “ibídem”.

Atendiendo a lo anterior, dentro del plenario se encuentra la afiliación a salud realizada el 13 de abril de 1989 obrando como empleador Confecciones Recat. Igualmente aparece la historia laboral en pensiones emitida por el hoy liquidado Instituto de Seguros Sociales, en donde constan algunos aportes realizados por la demandada Confecciones Recat, evidenciándose que faltan períodos por cotizar, conforme a la siguiente relación:

Empleador Confecciones Recat:

InicioTerminaciónCotizadoSin cotizar
13 abril 198922 diciembre 1989 abr (13 días), may, jun, jul, ago, sept, oct, nov, dic (22 días)
5 febrero 199023 diciembre 1990mar (28 días), abr, may, jun, jul, ago, sept, oct, nov, dic (12 días)marzo (3 días), dic (11 días)
4 febrero 199122 diciembre 1991may (10 días), jun, jul, ago, sept, oct, nov, dicFeb (24 días), mar, abr, may (20 días)
3 febrero 199223 diciembre 1992may (10 días), jun, jul, ago, sept, oct, nov, dicFeb (25 días), mar, abr, may (20 días)
8 febrero 199328 diciembre 1993Mar (28 días), abr, may, jun, jul, ago, sept, oct, nov, dic (14 días)Feb (20 días), mar (3 días), dic (14 días)
31 enero 199422 diciembre 1994Ene, Feb (11 días), mar, abr, may, jun, jul, ago, sept, oct, nov, dic (15 días)Feb (17 días), dic 7 días)
1º febrero 199522 diciembre 1995Abr (25 días), may, jun, jul, ago (29 días), sept, oct, nov, dic (29 días)Feb, mar, abr (5 días), ago (1 día)
9 enero 199622 diciembre 1996Ene, feb, mar, abr, may, jun, sept, octJul, ago, nov, dic (22 días)
10 febrero 199730 diciembre 1997Mar, ago, dicFeb (20 días), abr, may, jun, jul, sept, oct, nov
2 febrero 199830 diciembre 1998Feb Mar, abr, may, jun, jul, ago, sept, oct, nov, dic
1º marzo 199917 diciembre 1999Ago, novMar, abr, may, jun, jul, sept, oct, dic (17 días)
24 julio 200020 diciembre 2000 Jul (24 días), ago, sept, oct, nov, dic (20 días)
18 enero 200220 diciembre 2002 Ene (12 días), feb, mar, abr, may, jun, jul, ago, sept, oct, nov, dic (20 días)
16 enero 200323 diciembre 2003 Ene (14 días), feb, mar, abr, may, jun, jul, ago, sept, oct, nov, dic (23 días)

C Y R Texco

InicioTerminaciónCotizadoSin cotizar
10 abril 200121 diciembre 2001 Abr (20 días), may, jun, jul, ago, sept, oct, nov, dic (21 días)
14 febrero 200420 diciembre 2004 Feb (16 días), mar, abr, may, jun, jul, ago, sept, oct, nov, dic (20 días)
1º febrero 200520 diciembre 2005 Feb, mar, abr, may, jun, jul, ago, sept, oct, nov, dic (20 días)
16 febrero 200615 diciembre 2006 Feb (14 días), mar, abr, may, jun, jul, ago, sept, oct, nov, dic (15 días)

Por lo tanto, los períodos no cotizados por cada una de las demandadas, deberán ser cancelados con sus respectivos intereses moratorios, por el lapso que duró la relación laboral, para lo cual procederán ante la administradora de fondos de pensiones Colpensiones, por ser el fondo pensional al cual se encontraba vinculada la recurrente.

Así las cosas, esta pretensión prospera, es decir se reconocerán los aportes al sistema general de pensiones.

En cuanto a la devolución de los aportes realizados por la demandante a la seguridad social, no se accede a esta súplica, pues su no procedencia se finca en que son dineros que engrosan el sistema de la seguridad social, en orden a financiar las contingencias de los afiliados, por lo que no son sumas que pertenezcan al trabajador.

Ahora, si bien esta corporación en Sentencia CSJ SL, 12 mar. 2010, rad. 35795, reiterada en CSJ SL1715-2014 y CSJ SL14618-2014, adoctrinó sobre la posibilidad de reclamar la indemnización de perjuicios inmateriales en aquellos eventos en que se causen al trabajador, ello es a condición de que se encuentren debidamente acreditados.

Sobre la indemnización por los daños ocasionados por el hecho de no consignación de los aportes a la seguridad social y el no pago de las demás prestaciones indicadas, no se accederá a ello, pues no se encuentran probados perjuicios de orden inmaterial que deban ser resarcidos.

Las costas, en ambas instancias correrán a cargo de las sociedades demandadas y en favor de la actora por haber sido vencidas en juicio.

XI. Decisión.

En mérito de lo expuesto, la Corte Suprema de Justicia, Sala de Casación Laboral, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley, CASA la sentencia dictada el doce (12) de noviembre de dos mil diez (2010) por la Sala de Descongestión Laboral del Tribunal Superior del Distrito Judicial de Bogotá, dentro del proceso ordinario laboral seguido por María del Carmen Nieto Ramírez contra las sociedades Confecciones Recat Ltda y C y R Texco Ltda.

En sede instancia, REVOCA la sentencia dictada por el Juzgado Diecisiete Laboral del Circuito de Bogotá, el 28 de agosto de 2009, para en su lugar:

1. DECLARAR la existencia de 14 contratos de trabajo, entre María Del Carmen Nieto Ramírez y la sociedad Confecciones Recat Ltda., los cuales se dieron en los siguientes extremos temporales:

a) 13 de abril a 22 de diciembre de 1989.

b) 5 de febrero a 23 de diciembre de 1990.

c) 4 de febrero a 22 de diciembre 1991.

d) 3 de febrero a 23 de diciembre de 1992.

e) 8 de febrero a 28 de diciembre de 1993.

f) 31 de enero a 22 de diciembre1994.

g) 1º de febrero a 22 de diciembre de 1995.

h) 9 de enero a 22 de diciembre de 1996.

i) 10 de febrero a 30 de diciembre de 1997.

j) 2 de febrero a 30 de diciembre de 1998.

k) 1º de marzo a 17 de diciembre de 1999.

l) 24 de julio a 20 de diciembre de 2000.

m) 18 de enero a 20 de diciembre de 2002.

n) 16 de enero a 23 de diciembre de 2003.

2. DECLARAR la existencia de 4 contratos de trabajo, entre María Del Carmen Nieto Ramírez y la sociedad C y R Texco Ltda., los cuales se dieron en los siguientes extremos temporales:

a) 10 de abril a 21 de diciembre 2001.

b) 14 de febrero a 20 de diciembre de 2004.

c) 1 de febrero a 20 de diciembre de 2005.

d) 16 de febrero a 15 de diciembre 2006.

3. CONDENAR a la sociedad Confecciones Recat Ltda., al pago de aportes a pensión por los períodos de que trata el numeral primero de la decisión de instancia, literales a) a n), ante la administradora colombiana de pensiones Colpensiones, de acuerdo con la liquidación que realice esta entidad.

4. CONDENAR a la sociedad C y R Texco Ltda., al pago de aportes a pensión por los períodos de que trata el numeral segundo de la decisión de instancia, literales a) a d), ante la administradora colombiana de pensiones Colpensiones, de acuerdo con la liquidación que realice esta entidad.

5. NEGAR las demás pretensiones incoadas en la demanda.

Sin Costas en casación.

Notifíquese, publíquese, cúmplase y devuélvase el expediente al tribunal de origen.

Magistrados: Ana María Muñoz Segura—Omar De Jesús Restrepo Ochoa—Giovanni Francisco Rodríguez Jiménez.