Sentencia SL11457-2016/46685 de julio 27 de 2016

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA 

SALA DE CASACIÓN LABORAL

Rad.: 46685

Acta 27

Magistrado Ponente:

Dr. Jorge Luis Quiroz Alemán

Bogotá, D.C., veinte de julio de dos mil dieciséis

“EXTRACTOS: IV. Recurso de casación

Interpuesto por la demandada Dirección Territorial de Salud de Caldas, concedido por el Tribunal y admitido por la Corte, se procede a resolver.

(…).

XIII. Consideraciones

Para efectos del estudio de los cargos propuestos, se agruparán los tres primeros, en tanto que a pesar de estar dirigidos por vías y modalidades de violación diferente, coinciden en similar proposición jurídica y en plantear una misma problemática, como es el hecho de haber deducido la calidad de empleador del causante Neftalí Arboleda Castrillón a la Dirección Territorial de Salud de Caldas, no obstante que no es una institución hospitalaria y estar demostrado que para la época en que aquel prestó los servicios al Hospital San Cayetano, dicho centro hospitalario era una dependencia del Municipio de Marquetalia - Caldas.

Del examen que hace la Sala a los documentos denunciados por el recurrente, en especial los que militan a folios 10, 11, 37 a 40 y 63 a 78, claramente se observa, que en efecto el sentenciador de alzada sí incurrió en los dislates que le endilga la censura, en tanto dedujo que el verdadero empleador del señor Neftalí Arboleda Castrillón, fue la Dirección Territorial de Salud de Caldas, pues otra situación completamente distinta es la que arrojan las evidencias procesales.

En efecto, los distintos contratos de prestación de servicios que reposan a folios 63 a 78 del expediente, dan cuenta que el mencionado señor laboró al servicio del Hospital San Cayetano de Marquetalia, entre el 3 de agosto de 1994 y el 2 de mayo de 1996, desempeñando el cargo de “Celador Portero”.

Por su parte, según el certificado que milita a folios 10 y 11 del cuaderno del Tribunal, se demuestra que el Hospital San Cayetano de Marquetalia - Caldas, fue creado mediante el Acuerdo Municipal 002 del 18 de febrero de 1946, lo cual se corrobora con la copia del mencionado acto administrativo que obra a folio 40. Aquella documental, además, informa que mediante el Decreto 786 del 25 de mayo de 1966, se integró el referido hospital al Servicio de Salud de Caldas, donde estuvo adscrito como una IPS pública del orden departamental, con autonomía administrativa, financiera y presupuestal y con un Director como ordenador del gasto desde el 25 de mayo de 1966 hasta la expedición de la Ordenanza 02 de 1990.

De igual forma se indica en el aludido medio probatorio, que si bien es cierto el Hospital San Cayetano de Marquetalia, dependía jerárquicamente del Servicio Seccional de Salud de Caldas, hoy Dirección Territorial de Salud de Caldas, siempre aquella entidad hospitalaria mantuvo autonomía administrativa, presupuestal y financiera, representada por su Director, hasta cuando se transformó en una Empresa Social del Estado del orden municipal.

Conforme a lo que arrojan las anteriores evidencias, es claro y no se remite a duda alguna, que quien fungió como empleador del causante Neftalí Arboleda Castrillón durante el tiempo en que éste prestó los servicios a que alude el escrito de demanda, fue el “Hospital San Cayetano de Marquetalia” y no la “Dirección Territorial de Salud de Caldas”, pues no existe prueba alguna de donde pueda deducirse que sus actividades fueron ejecutadas para la última de las entidades citadas.

De igual forma, el hecho de que el “Hospital San Cayetano de Marquetalia”, haya estado “adscrito” a la “Dirección Territorial de Salud de Caldas, o que dependa jerárquicamente de esta entidad, esa sola circunstancia no conduce a derivar la pérdida de su autonomía administrativa, técnica y financiera, como tampoco el pretender inferir que el empleador de los trabajadores que contrate dicha entidad hospitalaria sean del organismo al cual se encuentra adscrito el hospital, pues la figura de la “adscripción” en materia de derecho administrativo, significa control o tutela de los órganos descentralizados, en donde la institución matriz u órgano central ejerce controles sobre la entidad adscrita.

En efecto, el hecho de que una entidad se encuentre adscrita a otro organismo del Estado, ello no significa que sea este a quien deban trasladársele todas las responsabilidades laborales de aquella con respecto de sus trabajadores, en la medida en que la única consecuencia de dicha adscripción, radica en que la entidad adscrita cumple sus funciones bajo la vigilancia y orientación de un organismo principal de la administración, sin que por esa circunstancia pueda asegurarse que deba asumir el reconocimiento y pago de las deudas generadas en el cumplimiento de su objeto social.

Por lo visto los cargos prosperan y por esta razón la Sala se abstendrá de estudiar los tres (3) restantes, por sustracción de materia.

Ningún estudio corresponde hacerse frente a las restantes acusaciones, por cuanto las mismas se plantearon con el carácter de subsidiarias de aquellas.

XIV. Sentencia de instancia

En sede de instancia, y con fundamento en las mismas consideraciones que se dejaron consignadas al despachar los cargos, se impone confirmar la decisión absolutoria que impartió el juez de primer grado con respecto a la codemandada Dirección Territorial de Salud de Caldas, en tanto que ninguna vinculación laboral existió con el causante Neftalí Arboleda Castrillón.

No hay lugar a emitir ningún pronunciamiento en esta oportunidad respecto de la otra entidad que fue codemandada, esto es, el Hospital San Cayetano de Marquetalia hoy Empresa Social del Estado ESE Hospital San Cayetano de Marquetalia, por cuanto en virtud de haberse declarado probada la excepción previa de falta de la reclamación administrativa, el proceso se dio por terminado en relación con dicha entidad, según el proveído del 9 de diciembre de 2008, visible a folio 7 a 15 del cuaderno número 1 del Tribunal.

Sin costas en el recurso extraordinario. Las de las instancias a cargo de la parte demandante.

XV. Decisión

En mérito de lo expuesto, la Corte Suprema de Justicia, Sala de Casación Laboral, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley, CASA la sentencia proferida el 9 de abril de 2010 por la Sala Laboral del Tribunal Superior del Distrito Judicial de Manizales, dentro del proceso ordinario laboral seguido por Rosmira Zuluaga Duque en contra de la Dirección Territorial de Salud de Caldas y el Hospital San Cayetano de Marquetalia Caldas. En sede de instancia, se confirma la decisión absolutoria que impartió el juez de primer grado respecto a la codemandada Dirección Territorial de Salud de Caldas.

Costas como se dejó dicho en la parte considerativa de este proveído.

Cópiese, notifíquese, cúmplase y devuélvase el expediente al tribunal de origen».