Sentencia SL12376-2014 de abril 9 de 2014

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA 

SALA DE CASACIÓN LABORAL

SL12376-2014

Radicación 44434

Acta 12

Magistrado Ponente:

Dr. Carlos Ernesto Molina Monsalve

Bogotá, D.C., nueve de abril de dos mil catorce.

EXTRACTOS: «VIII. Se considera

Teniendo presente que los ataques se dirigen por el sendero de puro derecho, no existe discusión en torno a los siguientes supuestos fácticos: (i) que la señora María Oralia Bayer de Zapata falleció el 18 de abril de 2007; (ii) que cotizó al Instituto de Seguros Sociales, para el cubrimiento de las contingencias de invalidez, vejez y muerte 231 semanas, durante toda su vida laboral, de las cuales fueron en los tres (3) años anteriores a su deceso, según Resolución 3522 del 29 de abril de 2008; (iv) que no cumplió con el requisito de fidelidad al sistema consagrado en el artículo 12 de la Ley 797 de 2003; y (v) que el ISS le negó al accionante la pensión de sobrevivientes, precisamente por no reunir este último requisito de fidelidad al sistema.

Como se recuerda el descontento del recurrente con la sentencia fustigada estriba, en estrictez, en que la Sala sentenciadora incurrió en el desaguisado de exigir, en este asunto, el requisito de la fidelidad al sistema, por ser inconstitucional, y no observar el “principio de progresividad” en materia de seguridad social.

En relación con la inaplicación del requisito de “fidelidad” por virtud del denominado principio de progresividad y no regresividad, que se exige tanto para la pensión de sobrevivientes como para la de invalidez, la Sala en un caso en el que se debatía tal exigencia a la luz de la Ley 797/2003, artículo 12, mediante sentencia de la CSJ Laboral, 25 de julio de 2012, Rad. 42501, sostuvo, entre muchos aspectos, que el Juzgador debe abstenerse aplicar disposiciones legales regresivas aún frente a situaciones consolidadas antes de su declaratoria de inexequibilidad, en los eventos en que se constituyan en obstáculos para obtener un derecho pensional.

Conviene precisar, que acoger el principio de progresividad a efectos de no aplicar la fidelidad al sistema, no tiene que ver con darle efectos retroactivos a la decisión de inexequibilidad mencionada, sino que ello obedece a la patente contradicción de ese requisito con el citado principio constitucional.

En providencia CSJ SL del 10 de julio de 2012, Rad. 42423, esta Sala adoctrinó:

(...) en sentencia de 20 de junio de 2012 rad. 42540, frente a una prestación de sobrevivientes pero cuyos argumentos resultan aquí plenamente aplicables, varió su criterio en lo referente a los efectos que debe surtir la declaratoria de inexequibilidad de una determinada disposición en materia de seguridad social, que haya impuesto un requisito que el juez de la Carta encuentra contrario a preceptos superiores por ser abiertamente regresivo.

En esos eventos y ante la existencia de una previsión legal que desconoce el principio de progresividad el cual irradia las prestaciones de la seguridad social, el juzgador para lograr la efectividad de los postulados que rigen la materia y valores caros a un estado social de derecho consagrados en nuestra Constitución Política, especialmente en los artículos 48 y 53, y que encuentran sustento también en la regulación internacional como la Declaración Universal de los Derechos Humanos, y los tratados sobre el tema ratificados por el Estado Colombiano los cuales prevalecen sobre el orden interno, debe abstenerse de aplicar la disposición regresiva aún frente a situaciones consolidadas antes de la declaratoria de inexequibilidad, en las hipótesis en que ella se constituya en un obstáculo para la realización de la garantía pensional máxime en casos como la pensión de invalidez, en que se trata de proteger a una población en circunstancias de vulnerabilidad y que amerita especial protección. Lo anterior significa que no se está disponiendo su inaplicabilidad general, pues frente a quienes la norma no resulte regresiva y consoliden el derecho durante el tiempo que tuvo vigor debe surtir plenos efectos.

De manera que el actor tiene derecho a la pensión deprecada.

Puestas así las cosas hay que advertir que si bien la decisión del Tribunal estuvo a tono con la línea jurisprudencial vigente para la data del fallo, también lo es que esa postura fue rectificada por esta Sala con posterioridad, criterio que ahora impera para resolver este asunto, por lo que en cumplimiento del deber de la Corte de unificar la jurisprudencia nacional, la sentencia recurrida será casada.

IX. SENTENCIA DE INSTANCIA

Aunado a lo expuesto en la esfera casacional, hay que decir, en sede de instancia, que siendo un hecho indiscutido que la señora María Oralia Bayer de Zapata, cónyuge del actor, falleció el 18 de abril de 2007, para fijar el monto de la pensión de invalidez se ha de aplicar el artículo 48 de la Ley 100 de 1993, que consagra como porcentaje el “45 % del ingreso base de liquidación más 2 % de dicho ingreso por cada cincuenta (50) semanas adicionales de cotización a las primeras quinientas (500) semanas de cotización, sin que exceda el 75 % del ingreso base de liquidación”.

También es menester precisar que dado que el ingreso base de liquidación de tal prestación, según la Resolución 3522 del 29 de abril de 2008 del ISS, obrante a folios 6 y 7, asciende a la suma de $ 433.626, que valga decir, no fue materia de debate, la Corte lo tendrá en consideración para determinar la primigenia mesada pensional.

Así entonces, sobre dicho IBL se aplicará el porcentaje obtenido que para el asunto a juzgar será del 45%, por razón de que la causante, conforme a la mencionada resolución del ISS, cotizó un total de 231 semanas, cuyo resultado se traduce en el valor de la mesada pensional.

Hechas las operaciones del caso, y siguiendo los anteriores parámetros, el IBL de la pensión de sobrevivientes a favor del accionante, asciende a la cantidad de $ 433.626, que al aplicarle el 45% el monto de la prestación arroja el valor de $ 195.131,70. Sin embargo, al ser inferior al salario mínimo legal de la época, la cuantía de la pensión será equivalente a ese salario mínimo vigente para el año 2007, esto es la suma mensual de $ 433.700.

Por mesadas causadas con los respectivos incrementos legales y las mesadas adicionales, para el período comprendido entre el 18 de abril de 2007 y el 28 de febrero de 2014, hechas las operaciones del caso, el ISS debe cancelar al demandante la suma de $ 50.069.736,67, debiendo continuar cancelando la pensión de sobrevivientes con una mesada para el año 2014 de $ 616.000 mensuales. Lo anterior es posible condensarlo en el siguiente cuadro:

Ingreso base de liquidación$ 433.626,00
Fecha de pensión18/04/2007
Nº de semanas cotizadas231,00
Tasa de reemplazo45%
Valor primera mesada$ 195.131,70
SMLV año 2007$ 433.700,00
Valor mesadas adeudadas$ 50.069.736,67

Ahora bien, teniendo en consideración que la pensión, de sobrevivientes deprecadas se causó bajo la vigencia del Acto Legislativo 01 de 2005, al actor le corresponden 13 mesadas al año.

No se declarará probada la excepción de prescripción toda vez que si: (i) el derecho pensional se causó el 18 de abril de 2007; (ii) el actor elevó la reclamación administrativa el 19 de octubre de 2007; y (iii) presentó la demanda el 9 de julio de 2008; salta a la vista que ninguna mesada se encuentra afectada por tal fenómeno.

En lo que atañe a los intereses moratorios e indexación, baste decir que no fueron objeto de apelación, por lo que de acuerdo con el principio de la consonancia estatuido en el artículo 66 A del Código Procesal del Trabajo y de la Seguridad Social, la Sala, como juez de instancia, carece de competencia para pronunciarse al respecto.

Las demás excepciones propuestas por el ISS al dar respuesta al libelo demandatorio, por las resultas del proceso no pueden prosperar.

De tal manera que, se revocará la sentencia absolutoria de primer grado, para en su lugar impartir las condenas en la forma antes establecida.

Las costas de primera instancia serán a cargo del Instituto demandado; en la alzada no se causaron, y no hay lugar a ellas en el recurso extraordinario, por cuanto la acusación salió avante.

En mérito de lo expuesto la Corte Suprema de Justicia, Sala de Casación Laboral, administrando Justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, CASA la sentencia proferida el 18 de noviembre de 2009, por la Sala Laboral del Tribunal Superior del Distrito Judicial de Pereira, en el proceso ordinario que OVIDIO ANTONIO ZAPATA ZAPATA le adelanta al INSTITUTO DE SEGUROS SOCIALES.

En sede de instancia, se REVOCA el fallo de primer grado, para en su lugar CONDENAR al INSTITUTO DE SEGUROS SOCIALES a reconocer y pagar al demandante, la pensión de sobrevivientes, a partir del 18 de abril de 2007, en cuantía equivalente al salario mínimo legal y, en consecuencia se deberá cancelar la suma de CINCUENTA MILLONES SESENTA Y NUEVE MIL SETECIENTOS TREINTA Y SEIS PESOS CON SESENTA Y SIETE CENTAVOS ($ 50.069.736,67), por concepto de mesadas causadas con los respectivos incrementos legales y las mesadas adicionales, del período comprendido entre el 18 de abril de 2007 y el 28 de febrero de 2014, debiendo continuar cubriendo la pensión con una mesada mensual para el año 2014 por valor de SEISCIENTOS DIECISÉIS MIL PESOS ($ 616.000) MONEDA CORRIENTE. Se DECLARAN no probadas la excepciones propuestas por el Instituto demandado.

Costas como se indicó en la parte motiva de la sentencia».