Sentencia SL6972-2015/4923 de marzo 25 de 2015

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA 

SALA DE CASACIÓN LABORAL

SL6972-2015

Radicación 49235

Acta 9

Magistrada Ponente:

Dra. Elsy Del Pilar Cuello Calderón

Bogotá, D.C., veinticinco de marzo de dos mil quince.

EXTRACTOS: «VIII. CONSIDERACIONES

El carácter voluntario de la pensión que la demandada le reconoció al accionante deriva del acta de conciliación que suscribieron las partes (fls. 18 a 20), en la que se convino que “La sociedad EXXONMOBIL S.A., reconoce al extrabajador voluntariamente la pensión de jubilación proporcional al tiempo de servicio, cuando acredite haber cumplido 50 años de edad (...)” (subraya la Sala).

No se discute que el demandante comenzó a prestar sus servicios a la demandada el 31 de octubre de 1977 y, dado que el llamado a inscripción por parte del ISS a los trabajadores del sector petrolero se produjo el 1º de octubre de 1993, mediante Resolución 4250 de 1993, es claro que la pensión de jubilación consagrada en el artículo 260 del Código Sustantivo del Trabajo se encontraba a cargo del empleador, y estaba llamada a ser compartida con la de vejez, toda vez que para el 1º de octubre de 1993, GONZÁLEZ RAMÍREZ contaba más de 10 años de servicio.

Tampoco está en discusión la calidad de beneficiario del actor del régimen de transición consagrado en el artículo 36 de la Ley 100 de 1993, puesto que al 1º de abril de 1994 contaba más de 15 años de servicio, de suerte que se suscita certeza absoluta de que al accionante le resulta aplicable al artículo 260 del Código Sustantivo del Trabajo que establecía una edad superior a la convenida por los contendientes para el comienzo del disfrute de la prestación, lo cual ratifica la naturaleza extralegal de la pensión de jubilación.

No obstante, observa la Sala que en el acuerdo logrado por las partes no se precisaron aspectos relevantes e imprescindibles a la hora de calcular el monto de la prestación, tales como el ingreso base de liquidación ni el tope máximo al que quedaría sometida, lo que no deja margen de duda de que su reconocimiento quedó diferido a los términos previstos en la Ley, tal cual como se estipuló en el contrato de transacción que sobre idéntico tema rubricaron empresa y trabajador el 30 de agosto de 2004 (fl. 60), que no fue apreciado por el Tribunal; según su numeral 6º “LA COMPAÑÍA reconoce anticipadamente la pensión de jubilación legal, de manera proporcional al tiempo de servicio con la compañía en forma inmediata, no obstante EL EMPLEADO tiene en la actualidad menos de cincuenta y cinco (55) años de edad y más de cincuenta (50) años”.

De lo que viene de exponerse, fluye claro que la falta de valoración del documento de folio 60, generó la comisión del primero de los yerros fácticos denunciados por la impugnante, que tiene la calidad de evidente, manifiesto y ostensible, en la medida en que de no haberse ignorado su existencia, la decisión que puso fin a la segunda instancia, hubiera sido diferente. En consecuencia, el cargo es fundado y próspero.

En un litigio con iguales contornos al presente, contra la misma demandada y por la misma causa e idéntico objeto, para complementar lo hasta ahora discurrido, la Sala en sentencia CSJ SL, 3 mayo 2011, rad. 42141, expuso:

Si bien es cierto que la referencia hecha por las partes a la ley en el reconocimiento de la pensión, conforme a la actual jurisprudencia de la Sala, no la convierte en legal, también lo es que su remisión a ella permite establecer las condiciones que las partes de manera voluntaria quisieron imponer al derecho en cuestión, específicamente, lo atinente a su monto, forma de liquidación y tope máximo, pues, en lo que tiene que ver con esto último, ninguna salvedad hicieron las partes y de manera general se refirieron a la pensión legal, lo que quiere decir que el derecho debía reconocerse como si lo fuera.

Es de reiterar, que el monto y límite máximo de la pensión no emerge de la ley en sí, sino de la propia voluntad de las partes que en su libre albedrío, no determinan ellas por sí mismas los alcances y límites de la prestación extralegal que acuerdan, sino que, como en este caso, se limitan a hacer una remisión a la ley respecto a esos términos, sin que ello implique un cambio en su naturaleza voluntaria y, por ende, en el tratamiento legal que de esa condición se derive.

(...).

Es claro que, aunque el Tribunal aceptó el monto de la pensión del 75% previsto en la ley, consideró que no era procedente el tope máximo de su valor inicial, porque las partes así no lo habían previsto, cuando éstas expresamente se remitieron a la pensión legal para establecer las condiciones en que se concedía, sin hacer ninguna salvedad al respecto diferente a la edad mínima en que se comenzaría a pagar.

Dado que probablemente para la fecha en que la demandada comenzó a pagar al accionante la pensión legal de jubilación, consagrada en el artículo 260 del Código Sustantivo del Trabajo, se encontraba vigente el artículo 5º de la Ley 797 de 2003, que aumentó el tope máximo pensional a 25 salarios mínimos legales mensuales, norma más favorable que la de la Ley 100 de 1993, se dispondrá oficiar a la demandada para que, en el término de 10 días hábiles contados desde la recepción del oficio, remita a este proceso, información precisa y detallada sobre los pagos mensuales realizados al actor desde la fecha en que completó 55 años de edad y/o le reconoció y empezó a pagarle la pensión.

Sin costas en casación, por la prosperidad del recurso extraordinario.

En mérito de lo expuesto, la Corte Suprema de Justicia, Sala de Casación Laboral, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley, CASA PARCIALMENTE la sentencia de 31 de agosto de 2010, por la Sala Laboral del Tribunal Superior del Distrito Judicial de Bogotá, en el proceso ordinario laboral promovido por ÁLVARO HUMBERTO GONZÁLEZ RAMÍREZ contra EXXONMOBIL DE COLOMBIA S.A., en cuanto confirmó la dictada el 5 de marzo de 2009, por el Juzgado Diecisiete Laboral del Circuito de Bogotá. Para mejor proveer, se ordena oficiar a la demandada, para que dentro del término fijado, remita la información requerida.

Costas, como se dijo en la parte motiva.

Cópiese, notifíquese, publíquese y devuélvase al Tribunal de origen».