Sentencia SL8308-2017/76303 de junio 7 de 2017

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA DE CASACIÓN LABORAL

Rad. 76303

Magistrado Ponente:

Dr. Rigoberto Echeverri Bueno

Acta 20

Bogotá, D.C., siete de junio de dos mil diecisiete.

EXTRACTOS: «V. Consideraciones

De conformidad con lo previsto en el artículo 143 del C.P.T. y de la S.S., y como se resaltó en la Sentencia SL17703-2015, la función de esta corporación, en sede del recurso extraordinario de anulación, se restringe a i) verificar la regularidad del laudo arbitral, proferido con ocasión de un conflicto colectivo de intereses; ii) corroborar que el Tribunal de Arbitramento no haya extralimitado el objeto para el cual fue convocado; iii) examinar que la decisión no haya vulnerado derechos o facultades constitucionales, legales o convencionales consagrados a favor de cualquiera de las partes; iv) analizar que no contenga cláusulas abiertamente inequitativas para alguna de estas; v) devolver a los árbitros el expediente en el evento que no hayan decidido temas o aspectos sobre los cuales tienen competencia.

Por este camino, también se ha destacado que la Corte en ningún evento puede dictar una decisión de reemplazo para sustituir de fondo lo definido por los árbitros dentro de los conflictos colectivos, pues la legislación colombiana del trabajo ha previsto que éstos deben fallarse en equidad, criterio que resulta totalmente extraño y ajeno a las decisiones en derecho que emite esta corporación, por lo que, en consecuencia, en sede del recurso extraordinario de anulación, no pueden concederse o negarse de manera directa los aspectos propuestos en el pliego de peticiones, puesto que ello corresponde decidirlo a los árbitros como jueces naturales del conflicto.

Bajo estos presupuestos, la Corte se pronunciará sobre cada uno de los puntos objeto de inconformidad expuestos por la organización sindical recurrente, en los siguientes términos:

i) Falta de pronunciamiento de los árbitros sobre los puntos que no fueron objeto de acuerdo entre las partes en la etapa de arreglo directo.

Alega la organización sindical recurrente que los árbitros limitaron indebidamente su decisión a 7 puntos del pliego de peticiones, por cuanto las partes no llegaron a ningún acuerdo respecto de 33 puntos, por lo que, bajo este entendido, solicita se devuelva el expediente al tribunal a fin de que se pronuncie sobre los puntos no examinados, en los términos del artículo 458 del C.S.T.

Frente a este reproche, encuentra la Sala que, tal como lo puso de presente el Tribunal, luego de que el sindicato y la empresa llegaron a algunos acuerdos en las actas de 7 y 11 de septiembre de 2015, de cara al pliego de peticiones conformado por 56 puntos (fls.33 – 36, cdno. ppal.), manifestaron de común acuerdo en el acta 3 de 21 de septiembre de 2015, que habiendo logrado dichos consensos, solo quedaban pendientes de conversación o arreglo ciertos temas del conflicto colectivo. En efecto, las partes manifestaron expresamente lo siguiente:

Agenda a tratar: Las partes de común acuerdo manifiestan que habiendo llegado a los acuerdos arriba descritos, solo quedan pendientes de conversación o acuerdo los siguientes temas del pliego de peticiones:

1. Artículo 11. Bonificación por coordinación.

2. Artículo 12. Bonificación por revisión.

3. Artículo 15. Bonificación por firma de convención.

4. Artículo 18. Horas extras.

5. Artículo 25. Póliza de responsabilidad de servidores públicos.

6. Artículo 28. Indemnización por terminación unilateral del contrato sin justa causa.

7. Artículo 30. Estabilidad laboral en casos de reorganización institucional y modificación de planta de personal.

8. Artículo 33. Encargos o desempeño de funciones.

9. Artículo 35. Requisitos para ascensos.

10. Campo de aplicación de la convención colectiva de trabajo (aclaración al articulado propuesto por Colpensiones).

A estos temas se dedicarán en forma exclusiva las comisiones negociadoras durante el periodo restante de la etapa de arreglo directo”.

Esta manifestación de voluntad, suscrita por ambas partes, fue reiterada en el acta de prórroga de la etapa de arreglo directo, obrante a folios 40 y 41 del cuaderno 3, en la que, una vez fueron acordados los puntos relativos a campo de aplicación de la convención colectiva de trabajo y horas extras, se señaló:

Agenda a tratar: Las partes de común acuerdo manifiestan que habiendo llegado a los acuerdos arriba descritos, solo quedan pendientes de conversación o acuerdo los siguientes temas del pliego de peticiones:

1. Artículo 11. Bonificación por coordinación.

2. Artículo 15. Bonificación por firma de convención.

3. Artículo 25. Póliza de responsabilidad de servidores públicos.

4. Artículo 28. Indemnización por terminación unilateral del contrato sin justa causa.

5. Artículo 30. Estabilidad laboral en casos de reorganización institucional y modificación de planta de personal.

6. Artículo 33. Encargos o desempeño de funciones.

7. Artículo 35. Requisitos para ascensos.

A estos temas se dedicarán en forma exclusiva las comisiones negociadoras durante el periodo restante de la prórroga acordada”.

De conformidad con lo anterior, surge que, contrario a lo alegado por la organización sindical, las partes delimitaron la controversia colectiva del trabajo a los 7 puntos que fueron objeto de pronunciamiento en el laudo arbitral, pues así lo acreditan las dos actas que fueron firmadas tanto por la empresa como por el sindicato.

Sobre esta temática, cabe recordar que la legislación colectiva del trabajo ha establecido que las partes son las llamadas de manera prevalente a resolver el conflicto económico, por lo que los acuerdos que logren en la etapa de arreglo directo tienen fuerza vinculante y carácter definitivo, tal como lo dispone el inciso final del artículo 435 del C.S.T. y no pueden ser desconocidos posteriormente por los árbitros, al momento de proferir su decisión, pues el artículo 458 de la misma codificación establece que estos falladores deben decidir solamente sobre los puntos respecto de los cuales no se haya producido un acuerdo entre las partes en la etapa de arreglo directo.

En este orden de ideas, si la empresa y el sindicato establecieron de manera clara, expresa y unívoca que la controversia solamente se mantenía sobre los puntos relativos a bonificación por coordinación, bonificación por firma de convención, póliza de responsabilidad de servidores públicos, indemnización por terminación unilateral del contrato sin justa causa, estabilidad laboral, encargos o desempeño de funciones y requisitos para ascensos, dicha manifestación de voluntad tiene plena validez y efectos jurídicos, al tenor del inciso final del artículo 435 del C.S.T., por lo que no podían desconocer los árbitros dicho acuerdo plasmado en las actas 3 y de prórroga, bajo el argumento de que las partes no lograron firmar el acta final, tal como lo pretende la organización recurrente hoy en sede de anulación, pues, se itera, los acuerdos que se vayan logrando entre las partes, durante el trámite del arreglo directo, tienen carácter definitivo e inmutable.

En consecuencia, no es atendible el reproche planteado por la organización sindical.

ii) Bonificación por coordinación.

Cabe aclarar que la organización sindical solicitó en el pliego de peticiones una bonificación por coordinación para el trabajador oficial al que le fuera asignada la coordinación de un grupo interno de trabajo equivalente al 20% de la remuneración básica mensual del empleado oficial de más alto grado que ejerza las mismas funciones.

Contrario a lo reprochado por el sindicato recurrente, los árbitros no estaban obligados a conceder el mismo porcentaje solicitado en el pliego de peticiones para la bonificación por coordinación, pues, en el marco de sus facultades legales, podían disponer de uno inferior si así lo encontraban procedente a la luz del principio de equidad y según las circunstancias económicas y financieras particulares de la entidad empleadora.

Para la Sala, no merece reparo alguno la decisión del Tribunal de conceder en el laudo la bonificación por coordinación en el 10% de la remuneración básica mensual del cargo que desempeñara el trabajador oficial, en iguales términos a los establecidos en el Acuerdo 78 de 2014, dado que esta decisión se fundó en el criterio de equidad y de igualdad, que los árbitros entendieron debía aplicarse entre los trabajadores de la entidad a fin de permitir que los afiliados a Sintracolpen pudieran beneficiarse en igualdad de condiciones frente a esta bonificación contemplada en dicho Acuerdo. Además, no aparece demostrado ningún hecho que indique un trato inequitativo por la fijación del 10% aludido.

En consecuencia, no es atendible el reparo alegado por la recurrente.

iii) Bonificación por firma de convención colectiva de trabajo

Encuentra la Sala que la petición de los trabajadores sobre bonificación por firma de convención colectiva de trabajo no se encontraba fundada en el reconocimiento de retroactivos adeudados por la entidad empleadora desde su vinculación hasta el mes de noviembre de 2014, tal como lo alega la recurrente, pues dicha aspiración pretendía simplemente que Colpensiones pagara a cada uno de los trabajadores afiliados a Sintracolpen una bonificación por una sola vez no constitutiva de salario, de conformidad con la tabla de cargos allí prevista, en razón de la firma o suscripción de la convención colectiva de trabajo (fl. 11 y 12, cdno. 3), de manera que, por este solo motivo, lo alegado por la recurrente deviene infundado.

De todas formas, la decisión de los árbitros sobre este aspecto particular no merece objeción alguna, pues, tal como lo indicaron, la bonificación por firma de la convención colectiva de trabajo solo se torna viable en el evento en que las partes lleguen a un acuerdo directo y firmen el acuerdo convencional, mas no en el caso de que el conflicto colectivo de trabajo finalice mediante laudo arbitral, pues ambas formas de terminación de la controversia difieren sustancialmente, siendo que este tipo de beneficios se establece como un instrumento para incentivar la negociación directa entre las partes y la finalización del conflicto por ellas mismas.

Sobre este tipo de cláusulas, en la Sentencia SL12506-2016, se dijo:

“Tocante a cláusulas de similares características, esta corporación ha dicho que si de manera expresa en el pliego de peticiones se supeditó su reconocimiento a la firma de la convención, se entiende que tal beneficio sería otorgado solamente por el empleador en el evento en que las partes pusieran fin directamente al conflicto con la firma del acuerdo colectivo, condición que al no presentarse, en razón a que el diferendo fue solucionado mediante la constitución de un tribunal de arbitramento obligatorio, los árbitros no pueden concederlo (sentencias de anulación CSJ SL del 9 de sep. 2003, rad. 22322 y SL17654-2015 del 24 de nov. 2015, rad. 70598)”.

Por lo brevemente explicado, no le era dable jurídicamente al tribunal imponer esta carga al empleador.

En consecuencia, el alegato de la recurrente resulta infundado.

iv) Indemnización por despido sin justa causa y plazo presuntivo

Tal como lo indicó el Tribunal de Arbitramento, al resolver las partes en la etapa de arreglo directo la petición contenida en el artículo 27 del pliego, sobre no aplicación del plazo presuntivo, definieron simultáneamente lo concerniente a la tabla de indemnización por despido sin justa causa, lo cual era pretendido en el artículo 28 del mismo documento.

Según consta en el acta 3 del 21 de septiembre de 2015, obrante a folios 37-39 del cuaderno 3º, las partes acordaron lo siguiente:

‘ART. 27.—No aplicación Plazo Presuntivo en contratos a término indefinido: Colpensiones en su ánimo de continuar garantizando estabilidad laboral a sus trabajadores oficiales, mantiene su política de no aplicación de plazo presuntivo (establecido en el decreto 2127 de 1975 o las normas que lo modifiquen o adicionen) y en dicho sentido, a los trabajadores oficiales de la Planta Permanente con contrato a término indefinido, no les será aplicable el plazo presuntivo. En consecuencia, en caso de dar por terminado por parte de Colpensiones, sin justa causa, un contrato de trabajo pactado con esta modalidad, el trabajador despedido tendrá derecho al pago de la indemnización pactada para esta clase de contratos, en la tabla indemnizatoria contemplada en el respectivo contrato individual de trabajo, Reglamento Interno de Trabajo (RIT) o en la convención colectiva de trabajo.

En los casos de despido sin justa causa de trabajadores oficiales vinculados con contratos de trabajo a término fijo o por la duración de una obra o labor determinada, se pagarán las indemnizaciones previstas para estas modalidades contractuales en el Código Sustantivo del Trabajo y las leyes que lo reformen”.

De esta manera, como las partes acordaron de manera expresa dentro de la etapa de arreglo directo cuál sería la tabla indemnizatoria a aplicar en caso de despido sin justa causa por parte de Colpensiones, es por lo que los árbitros carecían de competencia para definir sobre la petición que en tal sentido habían elevado los trabajadores en el artículo 28 del pliego de peticiones, pues claramente ambas partes habían acordado que, en el caso de contratos a término indefinido, se aplicaría la tabla indemnizatoria contemplada en el respectivo contrato individual de trabajo, en el reglamento interno de trabajo o en la convención colectiva y, en el evento de los contratos a término fijo o a labor determinada, se cancelaría la indemnización prevista en el C.S.T. y las leyes que lo reformaran, de donde se imponía la imposibilidad de los árbitros de definir unas reglas indemnizatorias diferentes a las que ya habían sido pactadas directamente por las partes en la etapa de arreglo directo.

En consecuencia, no es atendible la objeción del sindicato recurrente.

En mérito de lo expuesto, la Corte Suprema de Justicia, Sala de Casación Laboral, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley,

RESUELVE

1. Negar la devolución del laudo.

2. No anular ninguna de las disposiciones del laudo arbitral impugnado por parte de la organización sindical recurrente.

Cópiese, notifíquese y envíese el expediente al Ministerio de Trabajo para lo de su competencia».