Sentencia TL14957-2016 de octubre 4 de 2016

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA DE CASACIÓN LABORAL

Magistrada Ponente:

Clara Cecilia Dueñas Quevedo

STL14957-2016

Rad.: 44806

Acta extraordinaria 99

Bogotá, D.C., cuatro (4) de octubre de dos mil dieciséis (2016).

Procede la Sala a pronunciarse, en primera instancia, respecto de la demanda de tutela presentada por MARIO SILVA ROLDÁN contra la SALA CIVIL - FAMILIA - LABORAL DEL TRIBUNAL SUPERIOR DEL DISTRITO JUDICIAL DE ANTIOQUIA, trámite al cual se vinculó a las partes e intervinientes en el proceso de fuero sindical génesis de la presente acción.

I. ANTECEDENTES

MARIO SILVA ROLDÁN, instaura acción de tutela con el propósito de obtener el amparo de sus derechos fundamentales al DEBIDO PROCESO, DEFENSA y ACCESO A LA ADMINISTRACIÓN DE JUSTICIA, presuntamente vulnerados por la autoridad accionada.

Refiere que la Sociedad Bebidas y Alimentos de Urabá presentó en su contra demanda especial de fuero sindical —permiso para despedir—, trámite que se adelantó ante el Juzgado Segundo Laboral del Circuito de Apartadó, autoridad que en sentencia de 12 de agosto de 2016 autorizó el levantamiento de la protección foral.

Relata que contra la anterior decisión no se interpuso recurso de apelación, razón por la cual el juzgado de conocimiento remitió las diligencias ante la Sala Laboral del Tribunal Superior de Antioquia para que se surtiera el grado jurisdiccional de consulta, dado que la providencia fue desfavorable a los «intereses» del trabajador.

Expone que el colegiado accionado, en auto de 31 de agosto de la presente anualidad, inadmitió la consulta del proveído de primera instancia al considerar que la misma procede en aquellos eventos en que el trabajador constituye el «extremo activo de la litis, situación que no se da en este caso, pues precisamente, el señor Mario de Jesús Silva Roldán, es la parte pasiva, contra quien van dirigidas las pretensiones de la empresa Bebidas y Alimentos de Urabá SAS (...). De otro lado, también es preciso recordar que el proceso de fuero sindical, por su carácter especialísimo no puede ser conocido en virtud del grado jurisdiccional de consulta, pues a través del artículo 117 del Código de Procedimiento Laboral, en el título II, capítulo XVI, que regula lo concerniente a este tema, se estableció en forma clara, la procedencia solo del recurso de apelación».

Cuestiona que el tribunal convocado incurrió en una vía de hecho y en un defecto procedimental, dado que aplicó una norma inexistente y actuó fuera del procedimiento establecido por la ley.

Acude entonces al presente mecanismo de amparo constitucional, para que se deje sin valor y efecto el auto de 31 de agosto de 2016 y, en consecuencia, se ordene la admisión del grado jurisdiccional de consulta del proveído de 12 de agosto de 2016 dictado por el Juzgado Segundo Laboral del Circuito de Apartadó.

Mediante auto proferido el 21 de septiembre de 2016, esta Sala de la Corte admitió la acción de tutela, ordenó notificar a la convocada y vincular a los demás intervinientes en el proceso de fuero sindical génesis de la presente acción, a fin de que ejercieran los derechos de defensa y contradicción a su favor.

Dentro del término de traslado, no hubo pronunciamiento alguno.

II. CONSIDERACIONES

La vía preferente de la tutela, establecida en el artículo 86 de la Constitución Política, permite a todo ciudadano acudir ante los jueces en busca de una protección inmediata de sus derechos constitucionales fundamentales, cuando quiera que estos resulten amenazados o vulnerados por la acción u omisión de cualquier autoridad pública.

Ha estimado la Corte que lo anterior sólo acontece en casos concretos y excepcionales, con las actuaciones u omisiones de los jueces que violenten en forma evidente y grosera derechos constitucionales fundamentales, lo cual, se ha dicho, debe ponderarse con otros principios del Estado social y democrático de derecho, especialmente, los concernientes a la cosa juzgada y la autonomía e independencia judicial.

Del examen y análisis del caso que ocupa la atención de esta Sala, se advierte que la inconformidad presentada por el accionante radica en la providencia dictada por la Sala Laboral del Tribunal Superior del Distrito Judicial de Antioquia, por medio de la cual inadmitió la consulta de la sentencia de 12 de agosto de 2016 proferida por el Juzgado Segundo Laboral del Circuito de Apartadó, colegiado que consideró que dicho proceso carecía de tal grado de jurisdicción por cuanto el trabajador no era extremo activo de la litis.

Pues bien, sea lo primero indicar que el grado jurisdiccional de consulta a favor del trabajador desarrolla el principio constitucional consagrado en el artículo 53 de la Constitución Política, según el cual deben protegerse los derechos mínimos, ciertos, indiscutibles e irrenunciables de estos. De ahí que su finalidad es proteger a la parte débil de la relación laboral, independientemente que actúe como demandante o demandado.

Asimismo, importa precisar que conforme a lo dispuesto en el artículo 69 del Código Procesal del Trabajo y de la Seguridad Social, el grado jurisdiccional de consulta debe surtirse cuando las sentencias de primera instancia, «fueren totalmente adversas a las pretensiones del trabajador, afiliado o beneficiario (...) si no fueren apeladas» y cuando «fueren adversas a la Nación, al departamento o al municipio o a aquellas entidades descentralizadas en las que la Nación sea garante».

Planteadas así las cosas, es preciso señalar que en el presente asunto, no es motivo de controversia que la sociedad Bebidas y Alimentos de Urabá SAS inició proceso especial de fuero sindical —permiso para despedir— contra el hoy accionante, cuyo trámite en primera instancia finalizó con sentencia de 12 de agosto de 2016, donde el Juzgado Segundo Laboral del Circuito de Apartadó accedió a las pretensiones de la demanda, decisión que no fue apelada por las partes.

Sin embargo, en lo tocante al grado jurisdiccional de consulta, se observa que la sentencia que profirió el a quo fue remitida al superior jerárquico con el fin que conociera en consulta, empero, el tribunal se abstuvo de darle el trámite correspondiente, tras considerar que el proceso especial de levamiento de fuero carecía de tal grado jurisdiccional al ser el trabajador quien tenía la calidad de demandado.

Entonces, como quiera que la sentencia de primer grado, fue adversa a las pretensiones del trabajador —independiente cual fuera su calidad de sujeto activo o pasivo en la demanda— y como no fue objeto de alzada por las partes, obligatoriamente el expediente debía ser enviado al superior jerárquico en grado jurisdiccional de consulta, para que este avocara conocimiento en protección a la parte débil de la relación laboral, máxime que —se itera— la finalidad de esta figura procesal se encuentra inmersa una garantía ius fundamental.

En casos similares al presente, esta Sala en proveídos CSJ STL 3604-2013 y CSJ STL1656-2016 consideró que por estarse frente a una decisión enteramente desfavorable al trabajador, independientemente de la calidad de demandado o demandante, y que aquella no fuese apelada, era procedente en el juicio especial de fuero sindical que se surtiera el grado jurisdiccional de consulta.

De lo anterior se colige, que la Sala Laboral del Tribunal Superior del Distrito Judicial de Antioquia al inadmitir el grado jurisdiccional de consulta de la sentencia dictada el 12 de agosto de 2016 por el Juzgado Segundo Laboral del Circuito de Apartadó, vulneró el derecho al debido proceso del accionante, pues según los presupuestos establecidos en el artículo 69 del Código Procesal del Trabajo y de la Seguridad Social, que regulan la materia, era procedente que se surtiera la consulta, y con su decisión de abstenerse de conocer impidió al hoy petente la posibilidad de que el superior jerárquico del juez de conocimiento revisara tal decisión.

En este orden de ideas, frente a la providencia dictada por la Sala Laboral del Tribunal Superior del Distrito Judicial de Antioquia, en aras de proteger el derecho al debido proceso es procedente acceder al amparo solicitado, para lo cual se ordenará a dicha autoridad que en el término de cuarenta y ocho (48) horas, contadas a partir de la notificación del presente fallo, rehaga la actuación y adelante los trámites necesarios para que se surta el grado jurisdiccional de consulta de la sentencia de primera instancia dictada dentro del proceso especial de fuero sindical —permiso para despedir—, que adelantó la sociedad Bebidas y Alimentos de Urabá SAS contra Mario Silva Roldán.

III. DECISIÓN

En mérito de lo expuesto, la Corte Suprema de Justicia, Sala de Casación Laboral, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley,

RESUELVE:

1. TUTELAR los derechos fundamentales al debido proceso, derecho de defesa y acceso efectivo a la administración de justicia del señor Mario Silva Roldán, para lo cual se ordena a la Sala Laboral del Tribunal Superior del Distrito Judicial de Antioquia, que en el término de cuarenta y ocho (48) horas, contadas a partir de la notificación del presente fallo, rehaga la actuación y adelante los trámites necesarios para que se surta el grado jurisdiccional de consulta de la sentencia de primera instancia dictada dentro del proceso especial de fuero sindical -permiso para despedir-, que adelantó la sociedad Bebidas y Alimentos de Urabá SAS contra Mario Silva Roldán, de conformidad a la parte motiva esta providencia.

2. NOTIFICAR a los interesados en la forma prevista en el artículo 30 del Decreto 2591 de 1991.

3. REMITIR el expediente a la Corte Constitucional para su eventual revisión, si esta decisión no fuere impugnada.

Notifíquese, publíquese y cúmplase.

Magistrados: Jorge Luis Quiroz Alemán, Presidente de la Sala—Gerardo Botero Zuluaga—Jorge Mauricio Burgos Ruiz—Fernando Castillo Cadena—Clara Cecilia Dueñas Quevedo—Rigoberto Echeverri Bueno—Luis Gabriel Miranda Buelvas.