Sentencia T-1181 de septiembre 7 de 2000 

CORTE CONSTITUCIONAL 

SALA QUINTA DE REVISIÓN

Sentencia Número T-1181 de 2000

Ref.: Exp.: T-264130

Magistrado Ponente:

Dr. José Gregorio Hernández Galindo

Acción de tutela incoada por Mónica Patricia Montero Castilla contra “gestión total limitada”.

EXTRACTOS: «Advierte la Corte que en el caso objeto de estudio el juez de instancia no ordenó la práctica de prueba alguna tendiente a verificar los hechos narrados por la demandante en su libelo y mucho menos para establecer, con criterio de certeza, la posible vulneración de derechos fundamentales de aquélla.

En múltiples oportunidades esta corporación ha señalado que el juez de instancia tiene el deber de analizar el caso concreto y establecer si se han desconocido derechos fundamentales, no sólo aquellos a los cuales el demandante hace alusión en su escrito. El examen judicial al respecto ha de cobijar todos los derechos básicos que consagra la Carta Política, para garantizar su concreta aplicación, en los términos de los artículos 1º, 2º, 5º y 86 de aquélla. Y es que el juzgador no puede limitarse a las narraciones o a los documentos que una de las partes haga o allegue. El principio de oficiosidad que rige la acción de tutela le impone el deber de buscar los elementos de juicio indispensables para adoptar una decisión justa».

________________________________