Sentencia T-256 de mayo 31 de 1994 

CORTE CONSTITUCIONAL 

SALA PRIMERA DE REVISIÓN

FALLOS DE TUTELA

CUMPLIMIENTO INMEDIATO

EXTRACTOS: «Los fallos de tutela son de cumplimiento inmediato, y no tienen efecto suspensivo, tal como se desprende de lo establecido en el artículo 31 del Decreto 2591 de 1991. Dice la norma:

“Artículo 31. Impugnación del fallo. Dentro de los tres días siguientes a su notificación el fallo podrá ser impugnado por el Defensor del Pueblo, el solicitante, la autoridad pública o el representante del órgano correspondiente, sin perjuicio de su cumplimiento inmediato” (se subraya).

Si desde la primera instancia, el cumplimiento de los fallos es inmediato, con mayor razón en la segunda instancia. Máxime que la remisión a la Corte Constitucional no puede considerarse como una instancia más, en el sentido de que si no se revisa el fallo y se devuelve, es porque está conforme a la jurisprudencia de la Corporación la decisión del juez de tutela.

Esta opinión no es válida, pues la Corte sólo ha alcanzado a revisar menos del 1.5% de las 38.000 acciones de tutela que han llegado a esta Corporación.

Por consiguiente, la Sala considera que el ad quem debió haber ordenado el cumplimiento de su sentencia en forma inmediata, y no con-dicionarla a que el expediente fuera devuelto por la Corte, bien porque no fue objeto de la re-visión eventual que realiza esta Corporación, o si, como ocurrió en este caso, después de que se produzca la correspondiente sentencia de la Corte».

(Sentencia T-256 de mayo 31 de 1994. Magistrado Ponente: Dr. Jorge Arango Mejía).

_______________________________