Sentencia T-026 de enero 27 de 1997 

CORTE CONSTITUCIONAL 

SALA PLENA DE REVISIÓN

LIBERTAD DEL PROCESADO

NO LA ORDENA EL JUEZ DE TUTELA

EXTRACTOS: «Por otra parte, no corresponde, en principio, al juez de tutela disponer sobre la libertad de un procesado o de un condenado.

La jurisprudencia de la Corte ha señalado que es el juez del conocimiento el que tiene la competencia para pronunciarse sobre este asunto, aún en los casos en que por una decisión de tutela, se determina que ha habido vulneración de derechos fundamentales.

En estos casos, lo procedente es remitir al juez competente para que adopte las medidas conducentes para enmendar las vulneraciones en que ha incurrido, de conformidad con lo que disponga el juez constitucional pues, en caso contrario, se estaría en presencia de una injerencia por parte del juez de tutela en asuntos que corresponden a la órbita del juez ordinario.

Y por esta misma razón, es que el procedimiento para invocar el hábeas corpus, cuando se considera que la persona está injustamente privada de la libertad, es diferente al procedimiento de tutela.

En relación con la jurisprudencia sobre este asunto, pueden consultarse las sentencias T-240 del 30 de mayo de 1996, M.P. doctor Vladimiro Naranjo Mesa, y T-576, del 30 de octubre de 1996, M.P. doctor Jorge Arango Mejía».

(Sentencia T-026 de enero 27 de 1997. Magistrado Ponente: Dr. Jorge Arango Mejía).

_______________________________