Sentencia T-275 de junio 27 de 1995 

CORTE CONSTITUCIONAL 

SALA SEGUNDA DE REVISIÓN

DERECHO AL BUEN NOMBRE

NO SE RECONOCE A LAS PERSONAS JURÍDICAS

EXTRACTOS: «La Sala estima conveniente hacer las siguientes precisiones:

La jurisprudencia de la Corte ha sido constante en el sentido de que existen algunos derechos fundamentales que sólo se predican con respecto a las personas naturales, no de las personas jurídicas.

Los derechos a la intimidad personal y a la honra solamente se reconocen al ser humano, pues son atributos propios de éste, inherentes a su racionalidad, inalienables, imprescriptibles y connaturales con el reconocimiento de su dignidad; por consiguiente, las personas jurídicas, entes de gestión colectiva jurídica y económica, no pueden ser titulares de dichos derechos. A este tipo de personas se les han reconocido jurisprudencialmente, entre otros, los siguientes derechos constitucionales fundamentales: igualdad (art. 13), inviolabilidad de la correspondencia y demás formas de comunicación privada (art. 15), libre asociación (art. 38) y debido proceso (art. 29).

No tiene cabida en el presente caso, la consideración del derecho fundamental al buen nombre, pues tratándose de una sociedad anónima, como es la peticionaria, no podría pre-dicarse con respecto a ella un derecho de esta naturaleza, protegible a través de la tutela, pues lo que podría denominarse el derecho a su imagen o good will tiene sus propios y autónomos mecanismos de protección».

(Sentencia T-275 de junio 27 de 1995. Magistrado Ponente: Dr. Antonio Barrera Carbonell).

______________________________