•Sentencia T-37 de febrero 4 de 1999

CORTE CONSTITUCIONAL 

SALA PRIMERA DE REVISIÓN

SERVICIOS EDUCATIVOS

INCUMPLIMIENTO EN EL PAGO

EXTRACTOS: «Se reiterará la jurisprudencia de esta corporación, relacionada con la prevalencia del derecho a la educación sobre el derecho económico del establecimiento educativo, entendiendo que tal prevalencia se impone, según cada caso concreto. La Corte ha manifestado que, en términos generales, “prevalece el derecho educativo, sin perjuicio de que exista el del educador, y con ello los medios jurídicos de hacerlo valer” (Sent. T-612/92, M.P. Alejandro Martínez Caballero). Este es el núcleo del asunto, y el sentido de la numerosa jurisprudencia que la Corte ha proferido con posterioridad.

Así mismo, la Corte ha realizado las precisiones que cada caso concreto amerite. Es por ello que la corporación ha distinguido, en el caso de los establecimientos educativos privados, dos situaciones distintas sobre cuándo existe o no lesión del núcleo esencial del derecho: a) cuando el establecimiento educativo se niega a recibir para el año escolar del siguiente período, al menor cuyos padres, o familiares responsables, han incurrido en mora en el pago de pensiones, y b) cuando se interrumpe, durante el año lectivo, el acceso del estudiante al establecimiento, también por mora en el pago de pensiones.

En el primer caso, la negativa a recibir a un estudiante, cuando ha habido incumplimiento de las obligaciones, en este caso, las económicas, a que se han comprometido los padres, resulta una medida amparada en razones legales, que no vulnera el derecho a la educación, pues, el estudiante ha finalizado el año escolar respectivo, y los responsables de su educación deberán buscar otro establecimiento educativo, público o privado, según las condiciones económicas, para que continúe el desarrollo educativo del menor. Además, en la familia recae, en gran medida, la responsabilidad en la educación de los menores (art. 67, inc. 3º, de la Constitución). En el segundo caso, cuando ya se ha iniciado el período escolar y el estudiante sufre una interrupción en sus estudios, por estar de por medio una obligación económica de los padres con el centro educativo, sí se vulnera el núcleo esencial del derecho, pues, iniciado el año lectivo, resulta muy difícil obtener cupo en otro establecimiento educativo, a mitad del año, creándose un vacío en el desarrollo del proceso educativo del estudiante, que, aunque temporal, tiene repercusiones en el desarrollo futuro del proceso. Repercusiones que tendrán mayor o menor incidencia, según cada individuo».

(Sentencia T-037 de febrero 4 de 1999. Magistrado Ponente: Dr. Alfredo Beltrán Sierra).

________________________________