Sentencia T-422 de abril 23 de 2001 

CORTE CONSTITUCIONAL

Sala Cuarta de Revisión

Ref.: Expediente 384419

Magistrado Ponente:

Dr. Jaime Córdoba Triviño

Reiteración de jurisprudencia

Acción de tutela incoada por Juan Carlos Rojas Tovar contra la junta directiva de la “pasteurizadora El Holandés S.A.”.

Bogotá, D.C., veintiséis de abril de dos mil uno.

EXTRACTOS: «IV. Consideraciones de la Corte Constitucional y fundamentos de la decisión

Reiteración de jurisprudencia en relación con la improcedencia de la acción de tutela cuando existe otro medio de defensa judicial.

La Corte(1) ha considerado que la naturaleza de la acción de tutela, de conformidad con los artículos 86 de la Carta Política y 6º numeral 1º del Decreto 2591 de 1991, es la de ser un medio de defensa judicial subsidiario y residual que sólo opera cuando no existe otro instrumento de protección judicial, o cuando a pesar de existir, se invoca como mecanismo transitorio para evitar un perjuicio irremediable, de manera que no puede utilizarse para remplazar los procesos judiciales o administrativos, pues su finalidad no es otra que brindar a las personas una protección efectiva, real y eficaz, para la garantía de sus derechos constitucionales fundamentales. En consecuencia, riñe con la idea de admitirla a procesos administrativos o judiciales en curso o ya terminados, en cuanto unos y otros tienen mecanismos judiciales ordinarios para la protección de derechos de naturaleza constitucional o legal, que por lo tanto la hacen improcedente».

(1) Cfr. Sentencia T-418 de 2000, M.P. Álvaro Tafur Galvis.

_____________________________