Sentencia T-082 de marzo 16 de 1998 

CORTE CONSTITUCIONAL 

SALA SEXTA DE REVISIÓN

Ref.: Exp. T-153.294

Magistrado Ponente:

Dr. Hernando Herrera Vergara

Peticionario: Luis Emilio Becerra Rangel contra el alcalde del municipio de Sardinata.

Santafé de Bogotá, D.C., marzo 16 de 1998.

EXTRACTOS

"Conforme a lo expuesto, es clara la amenaza a los derechos fundamentales del accionante, como consecuencia de la omisión de las autoridades administrativas locales en adoptar las medidas que amparen sus derechos, y que a su vez garanticen el derecho a la recreación y al deporte de los usuarios de la cancha de fútbol. Por ello, la Sala confirmará el fallo materia de revisión, pues se hace necesario que las autoridades administrativas adopten, como efectivamente se demuestra según el oficio remitido a esta Sala que lo están haciendo, las medidas que garanticen la protección de los derechos del peticionario, de carácter fundamental, a la vida, a la integridad física, a la dignidad, a la propiedad y a la tranquilidad.

No obstante lo anterior, debe precisarse que el hecho de conceder la tutela no significa que la Corte desconozca la importancia y la necesidad de garantizar el derecho a la recreación y al deporte. Tan sólo equivale a que ante el enfrentamiento entre derechos de naturaleza fundamental, como la vida, la integridad física y la tranquilidad, y aquellos de carácter económico social y cultural, como el deporte y la recreación, prevalecen los primeros, a pesar de que los segundos puedan llegar a tener el carácter de fundamentales por conexidad con un derecho fundamental como el del libre desarrollo de la personalidad.

En efecto, existe en el presente asunto un conflicto entre dos derechos: de un lado, los de la recreación y el deporte en cabeza de la comunidad de Sardinata, quienes tienen el derecho a practicar el fútbol en la cancha del municipio, y del otro, los de la vida, dignidad, propiedad y tranquilidad del accionante, afectados por las actividades que allí se desarrollan, que atentan contra su integridad física. Pues bien, el conflicto entre estos derechos debe ser resuelto, en principio mediante alternativas concretas que permitan la coexistencia y efectividad de ambos derechos, y que en ningún caso atenten contra el núcleo esencial de los derechos y una de ellas, precisamente, fue la adoptada por el a-quo en el sentido de comprometer a las autoridades locales a permitir el ejercicio de actividades deportivas y recreativas en la cancha de fútbol, siempre y cuando ello no siga lesionando los derechos fundamentales del accionante, para lo cual se ordenó adoptar la medida correspondiente".

___________________________