Servicio público de empleo

Revista Nº 185 Sep.-Oct. 2014

El servicio público de empleo propende porque el mercado laboral sea más eficiente y transparente, de manera que haya un encuentro entre la oferta y la demanda de trabajo.

José David Ochoa Sanabria 

Blanco Abogados Consultores 

El pasado 18 de junio de 2013 fue expedida la Ley 1636 del 2013, cuya finalidad es la creación y ejecución de una política pública dirigida a dos objetivos: por un lado, mitigar los efectos que sobre los trabajadores genera el desempleo y, por el otro, facilitar y promover la reinserción laboral. Para su logro, una de las medidas tomadas es la creación del servicio público de empleo, el cual propende porque el mercado laboral sea más eficiente y transparente, de manera que haya un encuentro entre la oferta y la demanda de trabajo, para, de esta forma, lograr que los trabajadores encuentren empleo y, a su vez, que los empleadores cuenten con trabajadores que cumplan con las características, competencias y capacidades necesarias para satisfacer sus necesidades.

En este sentido, lo primero que se debe poner de presente es que el artículo 31 de la Ley 1636 del 2013 dispone, en cabeza de los empleadores, la obligación de registrar en el servicio público de empleo aquellas vacantes con las que cuente. Sin embargo, también establece que para su aplicación es indispensable que el Gobierno lo reglamente previamente, lo que se hizo por medio del Decreto 2852 del 2013, que también reglamentó el régimen de prestaciones del mecanismo de protección al cesante. De igual manera, se conformó la red de operadores de este sistema y, por último, se reglamentó la actividad de intermediación laboral.

Teniendo en cuenta lo antes dicho, el artículo 13 del Decreto 2852 de 2013 dispone, en concordancia con el artículo 31 de la Ley 1636 del 2013, que los empleadores deberán realizar el registro de sus vacantes en el servicio público de empleo. Además, señala que la entrada en vigencia de dicha obligación será a partir del 1º de julio del 2014, de donde se concluye que la regla general a aplicar es que todo empleador debe cumplir con dicha obligación legal, exceptuándose de ello, por expresa disposición legal, a los empleadores sujetos al régimen del servicio civil.

En este asunto, es importante recalcar que no todas las plazas que se encuentren vacantes son objeto de esta obligación, pues según el parágrafo 3º del artículo 13 del Decreto 2852 del 2013, se encuentran excluidas las que cuenten con restricciones o reserva legal o reglamentaria. De igual manera, bien podrá el empleador solicitar que no se publiquen aquellas vacantes relacionadas con cargos estratégicos, proyectos especiales o posiciones directivas en mercados e industrias especializadas. De acuerdo con lo anterior, si bien no todas las vacantes deben ser registradas, se debe decir que cargos como los de secretario o mensajero, entre otros, al no estar contemplados en dicha excepción, sí tendrán que ser registrados al quedar vacantes esas plazas.

Ahora bien, esta normativa establece que el registro de vacantes se debe llevar a cabo por medio de los prestadores autorizados para tal fin(1). Esto es, según el artículo 16 del Decreto 2852 del 2013, (i) el SENA; (ii) las agencias privadas de gestión y colocación de empleo constituidas por las cajas de compensación familiar; (iii) las agencias públicas y privadas de gestión y colocación y (iv) las bolsas de empleo.

Sobre este punto se tiene que los servicios que ofrecen estos centros de empleo son: i) el registro de buscadores de empleo(2), empleadores y vacantes; ii) orientación a buscadores de empleo y empleadores; iii) preselección de candidatos para ocupar vacantes y para establecer si los candidatos cumplen con los requisitos solicitados por el empleador y iv) la remisión de los perfiles de los candidatos al empleador.

En este orden de ideas, si usted es un empleador y cuenta con una vacante, lo primero que debe hacer es registrarse en el sistema, para lo que deberá acceder a la página web del servicio público de empleo(3), en la cual ingresará por la opción “Regístrese como Empleador”; luego tendrá que indicar los datos solicitados. Después de realizar este procedimiento le será asignado su nombre de usuario y su contraseña para poder acceder a la plataforma. Una vez se haya efectuado el registro, el empleador registrará las vacantes con las que cuente en su empresa, para lo cual deberá iniciar sesión en el sistema, ingresar por la opción “Publicar Vacantes” y suministrar la información requerida. Con esta información, el sistema le informará un número de referencia con el cual podrá hacer seguimiento a la vacante(4).

En este punto es muy importante tener presente que la Ley 1636 del 2013 no solo establece la obligatoriedad de registrar las vacantes en el servicio público de empleo, sino que el parágrafo único del artículo 31 de esta norma establece la existencia de sanciones para aquellos empleadores que, teniendo la obligación de registrar sus vacantes no lo hicieren. No obstante, también se debe tener en cuenta que está disposición no establece cuáles son las sanciones a aplicar, sino que remite la competencia al Gobierno Nacional para que reglamente la materia. Es así como el Ministerio de Trabajo expidió la Resolución 2652 del 27 de junio del 2014, por medio de la cual, si bien no establece cuáles son las sanciones y/o multas a imponer, sí resuelve que el lapso comprendido entre el 1º de julio y el 1º de octubre de este año es un periodo pedagógico. En consecuencia, si bien es posible concluir que por el momento no existen sanciones aplicables para aquellos empleadores que pasen por alto esta obligación, es preciso señalar que la obligación de registrarse en el servicio público de empleo está vigente cuando se tienen vacantes.

(1) Se podrá establecer cuáles son los prestadores autorizados para el efecto en algunas ciudades del país a través de la siguiente página: http://buscadordeempleo.gov.co/Home/mapa

(2) Es fundamental tener en cuenta que el servició público de empleo, en lo que se refiere al trabajador, no está dirigido solo a las personas que se encuentren cesantes, sino que también es un mecanismo óptimo para aquellos trabajadores que estén interesados en cambiar de posición o conseguir un mejor trabajo.

(3) www.serviciodeempleo.gov.co.

(4) Empleo. Unidad del Servicio Público de Empleo. (10 de Agosto de 2014). Servicio Público de Empleo. Obtenido de: http://redempleo.gov.co/Documentos/ABECE_Servicio_de_Empleo_PDF.pdf