Tratamiento de los derivados financieros en Colombia

Revista Nº 110 Mar.-Abr. 2002

Los derivados son instrumentos financieros relativamente nuevos en Colombia, cuya principal finalidad es cubrir la incertidumbre y el riesgo que se origina de las posibles fluctuaciones futuras del valor de los activos financieros y reales 

William Clavijo León 

Gerente División Legal y Tributaria, Deloitte & Touche Consultores 

Sergio Viveros Rubiano 

Consultor División Legal y Tributaria Deloitte & Touche Consultores 

I. Aspectos legales

A. Marco general y normativo

El principal problema al que frecuentemente se enfrenta cualquier empresario es la incertidumbre sobre qué sucederá en el futuro, ante lo cual nace la necesidad de cobertura. Con este fin surgen los denominados derivados financieros y no financieros que tienen como objetivo primordial el cubrimiento de posibles riesgos producto de la volatilidad.

La historia de los derivados, como instrumento financiero, se remonta a la época de los fenicios, griegos y romanos; pero su aparición en Colombia es relativamente nueva. A partir de 1992(1) se han venido realizando operaciones con derivados financieros en Colombia, ya que la Resolución Externa 51 de la Junta Directiva del Banco de la República autorizó a las entidades financieras operar dentro del mercado forward peso dólar.

Hoy, la Resolución 8 del año 2000, expedida por el mismo organismo, en su capítulo VIII regula las operaciones con derivados en Colombia bajo los siguientes parámetros:

1. Derivados sobre productos básicos

Los residentes en el territorio colombiano, distintos a los intermediarios del mercado cambiario, están autorizados para celebrar operaciones con derivados sobre precios de productos con agentes del exterior que de manera profesional realicen este tipo de operaciones. Estos agentes deben reunir ciertas características y requerimientos que el mismo Banco de la República determina(2).

Existe una limitación en cuanto a la liquidación de los contratos con derivados debido a que esta se debe realizar en determinadas monedas, puesto que no todas están aceptadas para la liquidación de contratos de derivados de productos básicos(3).

2. Derivados financieros

Los intermediarios del mercado cambiario, y los demás residentes en el territorio colombiano podrán celebrar operaciones de derivados financieros sobre tasa de interés y tasa de cambio transados con los intermediarios del mercado cambiario, o con agentes del exterior que realicen este tipo de operaciones de manera profesional. Igualmente, sostiene la Resolución 8 que los intermediarios del mercado cambiario podrán celebrar operaciones de derivados financieros sobre tasas de cambio con no residentes que tengan inversión extranjera registrada ante el Banco de la República.

La liquidación de estos contratos se realizará en la divisa estipulada o en moneda legal colombiana, dependiendo de quiénes intervengan en la operación.

Así pues, entre las operaciones autorizadas en Colombia se encuentran los contratos de futuros, forwards, swaps, opciones y cualquier combinación de las anteriores así como los productos denominados caps, floors y collars.

Adicionalmente, en las operaciones de derivados de que trata la resolución en mención, la compra y venta de divisas totales de los sujetos autorizados no deben superar el monto de la operación original más el resultado neto de la operación con derivados.

B. Definición y objetivo

Para entender el mercado de derivados en Colombia es necesario conocer el significado de producto derivado, que para este efecto, es el conjunto de instrumentos financieros cuya principal característica es la vinculación o derivación de su precio, al precio de otro bien. Ese otro bien se denomina usualmente subyacente o de referencia. Son operaciones financieras que pueden ejercerse para comprar o vender activos en un futuro como divisas o títulos valores o futuros financieros sobre tasas de cambio, tasas de interés o índices bursátiles.

Los productos derivados se pueden clasificar como financieros (e.i. tasas de interés) y no-financieros (e.i. commodities). Su principal objetivo es cubrir y/o eliminar riesgos financieros y disminuir la incertidumbre o inseguridad económica que se vive en países cuya economía no es estable.

C. Clases

Dentro de las principales operaciones financieras que se pueden utilizar para comprar o vender activos en el futuro tales como divisas, títulos valores, tasas de interés, tasas de cambio o índices bursátiles en Colombia, encontramos las siguientes:

1. Forwards

Es un contrato entre dos partes por fuera de la bolsa, en virtud del cual se acepta o se realiza la entrega de una cantidad específica de un producto o bien subyacente con especificaciones definidas en cuanto al precio, fecha, lugar y forma de entrega. Existen forwards sobre tasas de interés, títulos de renta fija, divisas, entre otros.

2. Futuros

Es un contrato de entrega futura estandarizado en cuanto al plazo, monto, cantidad y calidad para comprar o vender un activo subyacente en una fecha futura a un precio cierto. En este caso la transacción no se hace directamente a través de los dos individuos sino a través de una bolsa de futuros.

3. Opciones

Es un contrato estandarizado por medio del cual el comprador a través del pago de una prima, adquiere del vendedor el derecho mas no la obligación de comprar (call) o vender (put) un activo subyacente a un precio pactado en una fecha futura. Por su parte, el vendedor se obliga a vender o comprar según corresponda, el activo subyacente al precio convenido.

Mediante esta modalidad de contratos, también se cubren riesgos por fluctuaciones o variaciones adversas en los indicadores financieros tales como: tasa de interés, de cambios e índices bursátiles

4. Operaciones carrusel

Es un acuerdo en el cual dos o más entidades se comprometen a turnarse la posesión de un título de renta fija en operaciones sucesivas de compra y venta a valores de transacción predeterminados.

5. Swaps o permuta financiera

Es un contrato en virtud del cual dos partes acuerdan intercambiar flujos de dinero en un tiempo futuro. Financieramente se asimila a una serie de contratos forward, cuyo objetivo es reducir los costos y riesgos en que se incurre con ocasión de las variaciones de las tasas de cambio, divisas o tasas de interés. A su vez, estas variaciones generan los tipos de swaps que actualmente existen y se manejan en el mercado colombiano.

a. Swaps de tasa de interés:

Es aquella operación que reestructura deuda al cambiar la naturaleza de los pagos por interés, por lo que se considera un intercambio de pagos a tasa fija por tasa flotante, en un período preestablecido por las partes contratantes. El objetivo de este tipo de swaps es eliminar el riesgo de tasas de interés de activos y pasivos.

b. Swaps de divisas o tasa de cambio:

Es una operación financiera en la cual se cambia una deuda de una determinada moneda a otro tipo de moneda por un período determinado.

D. Riesgos

Existe una serie de riesgos a los que se pueden enfrentar quienes desarrollan operaciones con derivados.

1. Riesgo de mercado

Este riesgo depende del comportamiento del activo subyacente. Productos derivados son semejantes a cualquier otro producto financiero como los bonos o las cuentas por cobrar denominadas en otras divisas cuyo valor depende de las tasas de interés y de cambio.

2. Riesgo de contraparte

A lo largo de la vigencia de un derivado su valor económico o de mercado cambia de acuerdo con las fluctuaciones del producto financiero negociado, generando ganancias a una de las partes del contrato y pérdida a la otra. Si por algún motivo, la parte no favorecida por la evolución del valor de mercado derivado no cumple sus obligaciones contractuales, ello generará una pérdida a la otra parte.

3. Riesgo operacional

Este tipo de riesgo se origina por las deficiencias que puedan surgir en la ejecución de los programas de derivados. Entre estas deficiencias se pueden encontrar fallas en controles gerenciales, en los sistemas de información, errores humanos, entre otros.

4. Riesgo jurídico

El entorno legal que envuelve las operaciones con derivados conlleva a las partes a estar expuestas a que en los contratos con derivados no se les reconozca su exigibilidad.

II. ASPECTOS CONTABLES

La Circular Externa 100 de 1995, Básica Contable y Financiera(4) regula en su capítulo XVII la valoración y contabilización de los derivados. Esta circular busca que las entidades que pretendan realizar operaciones con derivados establezcan con exactitud las obligaciones a las que se deben enfrentar con ocasión del desarrollo de tales operaciones.

En ese sentido, al tratar la contabilidad de dichas operaciones, la circular en mención(5) estipula que los registros contables se elaboran de acuerdo con el plan único de cuentas del sector financiero.

En términos generales, los acuerdos celebrados entre dos o más partes para comprar o vender activos en un futuro como divisas y títulos valores o futuros financieros sobre tasas de interés o índices bursátiles, definiendo de antemano la cantidad, el precio y la fecha de ejecución de la operación, con el fin de proveer y obtener cobertura, dan lugar a derechos y obligaciones recíprocos e incondicionales. Los aspectos contables varían dependiendo de la operación financiera a la que se esté refiriendo, así:

A. Forwards

En los contratos forwards el valor a precio de mercado se contabiliza en el activo utilizando derechos y obligaciones. La diferencia que se genere afectará el estado de resultados.

A modo de ejemplo, la contabilización inicial de un forward sobre divisas se hace de la siguiente manera:

CódigoNombre de la cuentaDebeHaber
1515Contratos forward  
151505Derechos de compra sobre divisasxxxx 
151525Obligaciones de compra sobre divisas xxxx
151506Derechos de venta sobre divisasxxxx 
151526Obligaciones de venta sobre divisas xxxx

Las contabilizaciones siguientes se deben efectuar así:

CódigoNombre de la cuentaDebeHaber
1515Contratos forwardxxxxxxxx
151505Derechos de compra sobre divisas  
151525Obligaciones de compra sobre divisas  
151506Derechos de venta sobre divisas  
151526Obligaciones de venta sobre divisas  
4129Utilidad en la valoración de derivados  
412905Contratos forward de compra de divisas xxxx
412906Contratos forward de venta de divisas xxxx
5129Pérdida en la valoración de derivados  
512905Contratos forward de compra de divisasxxxx 
512906Contratos forward de venta de divisasxxxx 

 

B. Futuros

En la contabilización inicial de los contratos de futuro, el valor del derecho y el de la obligación, se actualizará a valor de mercado. El monto del derecho será igual al monto de la obligación. Mientras que en las contabilizaciones siguientes, el valor del derecho y el de la obligación se actualizará a valor de mercado y las utilidades o pérdidas liquidadas diariamente por la cámara de compensación o por la bolsa de valores afectarán el estado de resultados.

Una vez se liquida el contrato, se cancelarán los saldos correspondientes; y cualquier diferencia que resulte entre el valor del derecho y el valor de la obligación, se imputará como utilidad o pérdida en la valoración de derivados.

La contabilización inicial de los contratos de futuros se debe hacer de la siguiente manera:

CódigoNombre de la cuentaDebeHaber
11Disponible xxxx
13Inversiones xxxx
1960Depósitosxxxx 
196015En contratos de futuros - efectivo  
196020En contratos de futuros - títulos  
1516Contratos de futuros  
151605Derecho de compra sobre divisasxxxx 
151625Obligaciones de compra sobre divisas xxxx

 

Las contabilizaciones siguientes de contratos de futuros se deben efectuar así:

CódigoNombre de la cuentaDebeHaber
1516Contratos de futuros  
151605Derecho de compra sobre divisasxxxx 
151625Obligaciones de compra sobre divisas xxxx
1960Depósitoxxxxxxxx
196015En contratos de futuros - efectivo  
196020En contratos de futuros - títulos  
4129Utilidad en la valoración de derivados xxxx
412925Contratos de futuros de compra de divisas  
5129Pérdida en la valoración de derivadosxxxx 
512925Contratos de futuros sobre divisas  

 

C. Opciones

El valor inicial por el cual se deben contabilizar estas operaciones será el acordado por las partes. En forma simultánea se debe valorar a precios de mercado tanto el derecho como la obligación.

En los casos en los cuales se vende una opción, la entidad debe registrar como pérdida la diferencia entre el valor del derecho y la obligación, siempre y cuando la obligación sea mayor. Es de anotar que en los casos que el comprador de la opción no la ejerza, y haya arrojado utilidad, dicha operación no se debe contabilizar. Cuando el resultado de la valoración a precios de mercado arroje utilidad y con anterioridad se hayan registrado pérdidas, éstas se podrán reversar hasta el monto registrado. El valor de la comisión recibida se amortizará en instalamentos mensuales o diarios según sea el caso.

Por otro lado, en los casos en que efectivamente se compra una opción, el comprador actualizará el valor del derecho y de la obligación a precios de mercado registrando la utilidad generada en la operación y amortizará el valor de la comisión en cuotas mensuales o diarias dependiendo del caso específico. Si por el contrario, la valoración arroja pérdida para el comprador, no se debe contabilizar puesto que este no ejercerá la opción. Si anteriormente se contabilizó alguna utilidad originada en la valoración, se deberá reversar.

En la fecha de cumplimiento del contrato se deben enfrentar los derechos y las obligaciones, y cualquier diferencia afectará el estado de pérdidas y ganancias.

La contabilización inicial de las operaciones con opciones se debe hacer de la siguiente manera:

CódigoNombre de la cuentaDebeHaber
11Disponiblexxxxxxxx
1920Cargos diferidos  
192075Comisiones pagadas por productos derivadosxxxx 
2715Ingresos anticipados  
271575Comisiones recibidas por productos derivados xxxx
6105Acreedores por el contrario (DB)xxxx 
6250Opciones emitidas  
625004Derechos calls sobre divisasxxxx 
625052Obligaciones calls sobre divisas xxxx
6450Opciones compradas  
645004Derechos calls sobre divisasxxxx 
645052Obligaciones calls sobre divisas xxxx
6305Deudoras por el contrario xxxx

 

Las contabilizaciones siguientes cuando la entidad emite una opción se deben efectuar así:

CódigoNombre de la cuentaDebeHaber
1518Utilidad o pérdida en la valoración de opciones xxxx
151805Calls sobre divisas  
2715Ingresos anticipadosxxxx 
271575Comisiones recibidas por productos derivados  
4115Comisiones y honorarios xxxx
411575Comisiones por productos derivados  
5129Pérdida en la valoración de derivadosxxxx 
512960Opciones calls  
6105Acreedores por contra (DB)xxxxxxxx
6250Opciones emitidasxxxxxxxx
625004Derechos calls sobre divisas  
625052Obligaciones calls sobre divisas  
6305Deudoras por el contrarioxxxxxxxx

 

D. Operaciones carrusel

Su contabilización varía dependiendo de la posición en el tramo del carrusel.

1. La entidad no ha entrado al tramo

En este estado, la institución no posee el título y se debe registrar el compromiso de compra para lo cual en su contabilización inicial se valora el derecho del compromiso de compra como el valor del título a precios de mercado. El derecho y la obligación se deben contabilizar por el mismo valor, y en las contabilizaciones siguientes sus efectos se registrarán en el estado de resultados. El valor del derecho será el de mercado, y el valor de la obligación será el valor presente estimado del monto de compra pactado en el carrusel.

Por su parte en la contabilización inicial del compromiso de venta se valora la obligación como el valor del título a precios de mercado y el derecho será igual a la obligación. En las contabilizaciones siguientes, el valor de la obligación será el valor del título a precios de mercado y el del derecho será el valor presente estimado del monto de venta pactado en el carrusel.

A manera de ejemplo, así se registra la contabilización inicial del compromiso de compra cuando la entidad no ha entrado al tramo:

CódigoNombre de la cuentaDebeHaber
1504Operaciones carrusel  
150420Derechos de compromisos de compraxxxx 
150430Obligaciones de compromisos de compra xxxx

 

Las contabilizaciones siguientes del compromiso de compra cuando la entidad no ha entrado al tramo se efectúan así:

CódigoNombre de la cuentaDebeHaber
1504Operaciones carruselxxxxxxxx
150420Derechos de compromisos de compra  
150430Obligaciones de compromisos de compra  
4112Utilidad en la valoración de carruseles xxxx
411205Por compromisos de compra  
5112Pérdida en la valoración de carruselesxxxx 
511205Por compromisos de compra  

 

2. La entidad se encuentra en el tramo

Se entiende que la entidad entra en el tramo cuando efectúa la compra del título sobre el cual está constituido el carrusel. En este momento se cancelan los saldos que corresponden al compromiso de compra y cualquier diferencia entre el valor de mercado y el precio de compra pactado, se debe entender como mayor o menor costo de la inversión. En esa misma fecha, se debe valorar el título a precios de mercado y, se genera un compromiso de venta posterior.

E. Swaps

La contabilización inicial del valor de la obligación y del derecho se debe efectuar a precios de mercado. El monto del derecho debe ser igual al monto de la obligación. En las contabilizaciones siguientes el valor que resulte de la diferencia entre uno y otro se debe contabilizar como utilidad o como pérdida en el estado de resultados. El contrato se liquidará en la fecha de cumplimiento del mismo y se cancelarán los saldos correspondientes.

La contabilización inicial de las operaciones con swaps se debe hacer de la siguiente manera:

CódigoNombre de la cuentaDebeHaber
1517Swaps  
151705Derechos sobre divisasxxxx 
151720Obligaciones sobre divisas xxxx

 

Las contabilizaciones siguientes se deben efectuar así:

CódigoNombre de la cuentaDebeHaber
1517Swapsxxxxxxxx
151705Derechos sobre divisas  
151720Obligaciones sobre divisas  
4129Utilidad en la valoración de derivados xxxx
412945Swaps sobre divisas  
5129Pérdida en la valoración de derivadosxxxx 
512945Swaps sobre divisas  

 

III. ASPECTOS TRIBUTARIOS

Mediante el Decreto 1514 del 4 de agosto de 1998 el Ministerio de Hacienda y Crédito Público, reglamentó el tratamiento fiscal de las operaciones con derivados.

A. Impuesto sobre la renta

En los contratos forward, opciones, futuros y de operaciones a plazo que se cumplan sin la entrega del activo subyacente, constituye un ingreso tributario la diferencia existente entre el valor del índice, tasa o precio definido en los respectivos contratos y el valor del mercado del correspondiente índice, tasa o precio en la fecha de liquidación del contrato(6).

Por otro lado, los ingresos provenientes de los contratos forward, opciones, futuros y operaciones a plazo de cumplimiento efectivo, que se dé mediante la entrega del activo subyacente, tendrán el tratamiento tributario que les corresponda según el concepto y características de la entrega del respectivo activo.

B. Retención en la fuente

De acuerdo con la ley, la retención en la fuente a título de impuesto de renta sobre los ingresos tributarios provenientes de contratos forward, futuros y operaciones a plazo de cumplimiento financiero, que se realicen sin la entrega del activo subyacente, deberá ser practicada por el beneficiario del activo subyacente y no por quien efectúa el pago o abono en cuenta, siempre y cuando dicho beneficiario tenga la calidad de agente autorretenedor(7).

Cuando el beneficiario de los ingresos tributarios no tenga tal calidad, la retención debe ser practicada por la bolsa de valores, por conducto de quien realice el contrato de futuro o la operación a plazo de cumplimiento financiero, o por la entidad que le corresponda efectuar el pago al beneficiario del contrato.

El artículo 12 del Decreto 1514 de 1998 regula la retención en la fuente sobre los pagos o abonos en cuenta que se realicen con ocasión de las liquidaciones parciales de los contratos de futuros. Dicha retención será practicada mensualmente sobre el saldo positivo que se presente a favor de quien resulte acreedor al finalizar el período mensual.

La retención deberá ser practicada por la bolsa o cámara de compensación, según el caso, y sus valores serán incluidos en las respectivas declaraciones y depositados dentro de los términos y condiciones previstos en las normas vigentes al respecto, de acuerdo con el siguiente procedimiento:

1. Cuando al final de un período mensual, en la liquidación parcial del contrato el saldo positivo presentado a favor de quien resulte acreedor se disminuya en relación con el presentado a su favor el último día del período mensual inmediatamente anterior, la retención se reajustará, de manera que corresponda a los pagos o abonos en cuenta realmente realizados.

2. Si al final de un período mensual la liquidación del contrato presenta un saldo a favor del contratante no sometido a retención en el período mensual anterior, la retención se reajustará para que estos solo correspondan a los pagos o abonos en cuenta realmente realizados a favor de este.

3. La retención ajustada a cargo de quien resulte acreedor de las liquidaciones parciales del contrato, será la correspondiente a los pagos o abonos en cuenta acumulados hasta el final del período mensual respectivo, menos las reducciones acumuladas hasta la misma fecha.

Es preciso indicar que son agentes autorretenedores por rendimientos financieros las entidades sometidas a vigilancia y control de la Superintendencia Bancaria o de Valores y aquellos calificados por la DIAN como grandes contribuyentes(8).

C. Impuesto de timbre

De acuerdo con el artículo 27 de la Ley 223 de 1995 que modificó el estatuto tributario(9), el endoso de títulos valores y los documentos que se otorguen con el único propósito de precisar las condiciones de la negociación, como aquellos que se efectúan en operaciones de venta de cartera, reporto carrusel, opciones y futuros, se encuentran exentos del impuesto de timbre.

D. Impuesto sobre las ventas, IVA

En las operaciones cambiarias derivadas de contratos forward y futuros, el impuesto se determina tomando la diferencia entre la tasa promedio de venta de las divisas a la fecha de la operación y la tasa promedio de compra de la respectiva entidad en la misma fecha, multiplicada por la tarifa del impuesto y por la cantidad de divisas enajenadas.

En el evento de no poder determinar la tasa promedio de las divisas que tenga la entidad al día del cumplimiento de la operación, el impuesto sobre las ventas se determina tomando la diferencia entre la tasa promedio de venta representativa del mercado y la tasa promedio de compra de la respectiva entidad en la misma fecha.

(1) Resolución Externa 51 de 1992 de la Junta Directiva del Banco de la República.

(2) Resolución 8 de 2000 de la Junta Directiva del Banco de la República, artículo 40.

(3) De acuerdo con la Resolución 8 de 2000 en sus artículos 41 y 72, las principales monedas aceptadas son el dólar de los Estados Unidos de América, el bolívar venezolano, la corona sueca, el dólar canadiense, el yen japonés, entre otros. Debido al reciente cambio de la moneda en los países de Europa, su nueva moneda, el euro, también se encuentra dentro del tipo de monedas aceptadas para liquidar contratos de derivados sobre productos básicos.

(4) Modificada por la Circular Externa 14 del 20 de febrero de 1998 de la Superintendencia Bancaria.

(5) Circular Externa 100 de 1995, Superintendencia Bancaria

(6) Decreto Reglamentario 1514 de 1998, artículo 11.

(7) Decreto Reglamentario 1737 de 1999, artículo 1º.

(8) Resolución 1460 DIAN, marzo 18 de 1997.

(9) Estatuto Tributario, artículo 530, numeral 9º.